Domingo, 16 Diciembre 2018

Se espera una apertura a la baja en Europa. 

1- La semana estacionalmente hay que recordar que es negativa como ya comentamos el lunes. Solo 4 de los últimos 27 años han dado bolsas positivas en esta semana, por el importante efecto depresor que tiene ser la semana siguiente al vencimiento de derivados del segundo trimestre, y teniendo en cuenta que en el tercero como hay muchas vacaciones muchas manos fuertes liquidan y se van. 

2- El petróleo sigue siendo la gran clave bajista del día. La OPEP ha fracasado en su intento de controlar el precio del petróleo, y se le ha ido de las manos. Está perdiendo cuota de mercado a diario. Porque EEUU y muchos otros países con menos producción no OPEP están aprovechando para subir producción. Y dentro de la OPEP los exentos del acuerdo, están subiendo mucho como Libia o Nigeria. Total que o el acuerdo es global, lo que parece poco probable, o el acuerdo actual ha dejado de tener influencia alcista en el precio. Es más como les dé por anularlo, las bajadas aún podrían ser peores. 

Las derivadas que tiene esta bajada endémica del petróleo (ya es superior al 20% con lo cual se considera "oficialmente" mercado bajista, son muy grandes. Perjudica a las acciones de energía, convierte en utópicos los objetivos de inflación de los bancos centrales, con lo cual se esperan menos subidas de tipos, lo cual perjudica a los bancos. Y provoca muchas dudas macro, como muestran en EEUU, los bonos, con las curvas de tipos en la situación más plana desde 2007. Esos aplanamientos no son apuestas por el crecimiento precisamente, no suelen ser un buen asunto. 

3- China sí ha subido celebrando que se van a admitir sus acciones en el índice MSCI. 

4- Ayer tras el cierre dieron resultados en EEUU dos compañías importantes, como: 

Fedex, que sube 2% en el fuera de horas, 

Adobe que sube 4% tras dar también buenos resultados. 

5- Desde el punto de vista técnico a destacar el fracaso del eurostoxx en la directriz bajista del triángulo en el que está atrapado. 

Día negativo en el mercado europeo de la mano de las materias primas y los bancos que tienen un hilo en común: la debilidad del precio del crudo. No hay manera de que cambie el paso y se ponga alcista, lo que está reduciendo las perspectivas de incremento de la inflación prácticamente en todas partes y eso daña directamente al sector bancario, con lo que el Ibex 35 ha sido uno de los peores en el día de hoy. Todo esto dentro de una semana que es históricamente débil por ser la posterior al vencimiento trimestral de derivados.

 

 

Sesión negativa en los mercados europeos que le ha dado la vuelta a una apertura claramente alcista de la mano de todo lo relacionado con las materias primas.

Nada más comenzar, la mayoría de los sectores europeos estaban en positivo pero el de recursos básicos ya estaba avisando de que sería la piedra en el zapato de los alcistas. Poco a poco se fue recrudeciendo la situación y el sector de petroleras acabó siguiendo el camino bajista de recursos básicos y también se unió a la fiesta bajista el sector bancario.

Todo ha girado en torno a las perspectivas de inflación que hay en prácticamente todas partes con un crudo que no termina de conseguir paso  alcista. La OPEP intenta decir por activa y por pasiva que se están cumpliendo los objetivos de reducción de la producción, pero estamos viendo que Estados Unidos lo está compensando todo perfectamente. Además, hay desconfianza de la situación entre los países del Golfo Pérsico y su implicación en la posibilidad de alcanzar acuerdos amplios para estabilizar al mercado del crudo. Total, el precio de referencia en Estados Unidos se mete en territorio bajista al descender ya un -20% desde el máximo reciente más relevante. Esto ha reducido las perspectivas de inflación prácticamente en todas partes y así se ha referido varias voces dentro de la Reserva Federal, lo que ha dañado a los bancos precisamente por ponerles un poco más lejos ese entorno soñado de aumento de tipos que genere un aumento de márgenes.

Simplemente con leer la parte final del párrafo anterior, sabemos que el Ibex 35 ha sido uno de los más dañados.

El supersector de recursos básicos desciende -3%, petroleras -2,1% y los bancos -1%, librándose de la quema bebidas y alimentación con un incremento de 0,55% y cuidados de la salud con 0,1%.

Ver los que quedan en positivo nos dice claramente que muchos están esperando que haya un movimiento similar tanto en Reino Unido como en Europa de lo que vimos en Estados Unidos con esa compra de Amazon de un supermercado de alimentación.

Por otro lado, los efectos de esa reducción de perspectivas de inflación están teniendo una amplia repercusión, ya que la parte alta de la curva de tipos en Estados Unidos se ha aplanado a niveles no vistos desde comienzos de la crisis financiera así que la búsqueda de un aplanamiento de la curva de tipos, más amplia, hace que muchos ojos estén buscando figuras en los futuros sobre deuda en diferentes plazos.

Los movimientos anteriores también se han visto reflejados en la deuda alemana, ya que el futuro a dos años de Alemania está ligeramente en negativo pero el resto de la curva está subiendo en precio, así que las rentabilidades buscan el movimiento contrario, lo que nos da un aplanamiento de la curva.

Hay que circunscribir todo lo que ha pasado el día de hoy en la circunstancia más importante que tenemos entre manos, que es la semana posterior al vencimiento trimestral de derivados y suele ser históricamente muy débil. Nos hemos alejado de los máximos anteriores, pero tampoco ha llegado la sangre al río, lo que nos obliga a seguir al mercado día a día para saber hasta dónde nos puede llevar la debilidad estacional.

Veamos la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba nueva apertura alcista en Europa. 

1- Quien nos sigue dando gasolina es el Nasdaq. Todos los ojos están puestos en él. Este índice fue quien nos hizo corregir en Europa, y su fuerte rebote de ayer nos llevó a todos en volandas de nuevo. Hoy el futuro en el nocturno sigue subiendo 0,20%. 

2- El Dax ha abierto en zona de máximos históricos y el futuro del eurostoxx ataca al alza el triángulo en el que está atrapado desde mayo, aún es pronto para darlo por roto. También S&P 500 en zona de máximos históricos, confirmando esas entradas de dinero de manos fuertes que comentamos desde hace días en el comentario diario de mundo hedge fund. Las tendencias por tanto son claras, y a dejarlas correr. 

3- El Nikkei también ha cerrado bien con una subida del 0,81%. 

4- El sectorial bancario está contribuyendo bastante en estos días a la reactivación de la tendencia alcista. 

5- Seguimos en una zona de tiempo, donde en los próximos días, no hay calendario de grandes citas macro, lo cual puede ser favorable para las bolsas, siempre, claro está que las tecnológicas (Apple) no decidan volver a caer, ahora mismo, es la obsesión fetiche de los operadores. Ya saben que dentro de unos días ni nos acordaremos, pero esto funciona así. 

6- A las 10h30 hará declaraciones el Banco de Inglaterra, así que cuidado con la volatilidad a esas horas si opera en Forex. 

7- Igualmente cuidado con las declaraciones durante el día a las declaraciones de varios miembros de la FED como por ejemplo, las del presidente de la FED de Boston, Rosengren, y las del presidente de la FED de Dallas, Kaplan. Ayer unas declaraciones de Dudley hicieron subir al dólar. Esta noche Evans se ha mostrado muy prudente, y ha pedido una subida muy gradual, o sea lenta, de los tipos ya que en su opinión, la inflación va demasiado despacio y por tanto no hay presión alguna. 

8- El petróleo sigue vegetando por la parte baja de su canal bajista, con un mercado totalmente escéptico sobre la efectividad de las medidas de la OPEP para reducir realmente los inventarios. 

Valores y noticias a destacar en la apertura española

Amadeus. Credit Suisse sube precio objetivo de 43,30 a 45,86

Repsol. Un consorcio en el que participa gana primera licitación de una importante zona en el Golfo de México

Telefónica tendrá 11,1% de cualquier indemnización de Vivendi a Mediaset por premium

Tubacex. Fidentis coloca 7% de la compañía a 3,25 euros por acción con un descuento de 2,98% sobre cierre. 

El BCE está investigando las salidas de depósitos del Popular. 

Hoy hay subasta de letras a 3 y 9 meses en España

Hoy paga dividendo Mapfre de 0,08 brutos por acción. También paga Faes Farma de 0,018 euros brutos por acción. 

Hoy tienen juntas, Gamesa, Miquel y Costas, Axiare Patrimonio y Amper. 

Europa sigue navegando en esta semana que históricamente suele ser débil, al ser la posterior al recibido trimestral de derivados. Más adelante trataremos a fondo el tema, pero por lo que respecta a la actualidad, tenemos mezcla de movimientos en Europa, ya que el futuro sobre el índice español está deteniendo -0,5% mientras el alemán esta subiendo sólo 0,15%. La cuestión es que creamos un nuevo máximo anual en Alemania, pero nos está costando mantener niveles.

Si miramos al mercado por dentro nos encontramos que tenemos a la mayoría de supersectores en positivo con el de bebidas y alimentación como el mejor con una subida de 0,85%, arrastrando ese terremoto en el sector que vino de Estados Unidos con la compra por parte de Amazon de todo un supermercado en el sector de la alimentación.

Lo más interesante está en los que bajan, porque tenemos al de recursos básicos cayendo -1,39%, las petroleras -1,26% y los bancos con -0,41%. Simplemente viendo que el supersector bancario esta en negativo, encontramos la explicación de que el Ibex lo esté haciendo tan mal.

Los bancos centrales son un punto de discusión en lo que llevamos de mañana porque han aparecido referencias a varios de ellos. Por un lado, el de Suiza considera que va a atravesar una época difícil en cuanto empiece a quitar los tipos negativos, recordemos que están en el -0,75%. El Instituto alemán IFO piensa que se va a empezar a reducir el programa de compra de deuda por parte del BCE el año que viene y además el Banco de Inglaterra no tiene intenciones de subir los tipos de interés en el corto plazo, aguantando como puede el aumento de inflación que tiene en estos momentos porque existe demasiada incertidumbre acerca de si se va a llegar a un acuerdo con la Unión Europea para salida de Reino Unido o no.

La cuestión es que volvemos a tener problemas en la parte corta de la curva de tipos en Alemania porque el futuro a dos años está ligeramente en negativo mientras la parte alta está subiendo, lo que significa un aplanamiento de la misma. Esto traducido a los bancos centrales, es que la situación va pidiendo cierta normalidad, aunque desde luego la inflación no está ayudando a que vayamos buscando esa zona.

En el mercado de divisas, la libra tiene problemas precisamente por esa negación del BoE de subir los tipos en el corto plazo. El punto en general, el del Banco de Inglaterra, es muy importante porque es precisamente el que está ayudando a que la parte corta de la curva de tipos esté intentando subir y además es una presión bajista para el sector bancario porque no acabamos de entrar en esa zona soñada de tipos altos que permita aumento de márgenes.

Ayer  hablábamos de la estacionalidad negativa de esta semana después del vencimiento de derivados. Pero Junio, no es demasiado buen mes, tampoco. Y lo que pasa habitualmente esta semana, complica mucho el mes y si no vean este gráfico:

Es de Ryan Detrick. Como ven, esa semana mala se mantiene hasta casi a finales de mes, donde viene un repunte, puede que este año no se cumpla, tras la fortaleza alcista, que vimos ayer, pero viene bien guardarlo para años posteriores.

Volvamos al consabido tema de la sobrecompra de Wall Street que está haciendo correr ríos de tinta, aunque hay que manejar el tema con cuidado, la tendencia es la tendencia, y no hay que ponerse contra ella de ninguna manera. Vean este indicador.

Fuente: https://twitter.com/TN

Este indicador de Bank of America corría ayer por twitter por todos lados. El mercado se acerca a la extrema sobrecompra, aunque aún le queda un tramo, más o menos es lo mismo que decíamos ayer.

Y esto otro corrió más aún, vean, es muy curioso.

En cualquier caso es importante que tengamos en cuenta que la contribución de los 20 primeros que más aportan al S&P 500 va bajando con el paso de los años, lo digo, por lo que subyace aquí de que son pocos valores los que hacen subir:

Pero todo esto está muy bien, pero de momento el mercado es alcista, y es imposible saber cuánto más puede subir.

La baja volatilidad, es otro paradigma de esta extraña situación, todos los productos igual, vean por ejemplo el euro:

Fuente: https://twitter.com/AndrewThrasher

Ayer mismo el Wall Street Journal publicaba un artículo en su sección de pago con este título:

Market Volatility Has Vanished Around the World

Hasta el Russell que suele ser movidito, miren cómo tiene la volatilidad:

Y más 

Es lo que hay, no sabemos lo que puede durar todo esto, puede que mucho.  La verdad es que no nos acordamos, pero el mercado tiene muchas más fases raras de lo que queremos recordar, y si no vean esta curiosidad, es del Wall Street Journal pero de noviembre de 1907 nada menos. Muy interesante:

Fuente: https://twitter.com/Jesse_Livermore

Sigamos hablando de pautas estacionales como ya hemos hecho más arriba.

Ya hemos hablado largo y tendido, durante años, de la pauta estacional que yo llamo magia de los 6 meses, y que también se conoce entre los operadores por el efecto Halloween, según el cual hay un período de 6 meses del año mejor que el otro. En resumen podríamos decir que el mejor período para las bolsas es el invierno y el peor es el verano. 

Los profesores Ben Jacobsen de la Massey University y Nuttawat Visaltanachoti también de la Massey Universit han publicado un interesante trabajo al respecto titulado: The Halloween effect in US sectors. 

Se lo pueden descargar (en inglés) en este enlace:

http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=901088 

Lo que hacen en esencia es comprobar si el efecto funciona desde 1926 a 2006, y por supuesto lo hace, eso ya lo sabíamos, pero entonces empiezan a profundizar sector por sector. 

Se dan cuenta al hacer eso y lo demuestran matemáticamente que hay algunos sectores, por ejemplo utilities, que son inmunes al efecto, y que sin embargo otros, principalmente industriales que sí lo sufren muy acusadamente. 

Esta es una observación importante, pues entonces deducen que sería una muy buena estrategia, estar en el período malo veraniego en los valores inmunes y en el invierno en los sectores más favorecidos por el efecto con lo cual se conseguirá una rentabilidad mayor para un seguidor de la pauta, que estando fuera en el período malo y en los índices generales en el período bueno. 

El estudio es muy bueno y lo demuestra claramente. 

Un éxito la estrategia que han desarrollado los profesores probada en 80 años desde 1926 a 2006, estando largos en 5 sectores concretos que se detallan en el período malo y en otros 5 sectores diferentes en el período bueno. 

Los datos son claros. 

La estrategia gana desde 1926 a 2006, 1,08% anualizado, frente al 0,81% y al 0,30% de la deuda sin riesgo. 

Si miramos desde 1990 a 2006, gana 1,63% anualizado, frente al 0,86% del mercado y al 0,34% de la deuda libre de riesgo. Gana de media 1,06% anualizado en el período malo y un 2,20% en el período bueno. 

Creo que es un estudio muy interesante y a tener en cuenta.

Bank of America advierte que los Hedge Fund están comprando tecnológicas aprovechando la bajada

Ya hemos comentado en otras ocasiones que las publicaciones que hace este banco de lo que hacen sus clientes son una excelente guía de cómo está el mundo de las manos fuertes.

Comentan en el informe que durante varias semanas los Hedge Fund que son clientes de ellos, estuvieron vendiendo tecnológicas pero que repentinamente tras las fuertes caídas han vuelto a comprar.

No obstante, las cosas no están claras del todo porque sus otros clientes institucionales, es decir, los que no son Hedge Fund, siguen vendiendo.

En cuanto al conjunto de sus clientes, comentan que se detectan compras de ETFs sobre índices pero que estas compras quedan compensadas con ventas de valores individuales. En suma, que en esta ocasión tenemos una lectura algo confusa y que muestra a las manos fuertes algo divididas.

Esta lectura no es incompatible con la que tenemos nosotros por otros medios en nuestro Mundo Hedge Fund, ya que a nosotros nos sale desde hace días un ligero saldo comprador que sigue sin aumentar. En suma, mucho movimiento con las manos fuertes, las cosas no están claras del todo y es importantísimo esperar un poco hasta que se haga la digestión del vencimiento de derivados que sin ninguna duda ha tenido mucho que ver con este fuerte incremento de la actividad.

Estados Unidos tiene una sesión de problemas en donde los principales índices están en negativo y además tenemos un ligero incremento de la volatilidad.

Básicamente, la atención está completa y absolutamente centrada en el desplome del -2% que está teniendo el sector energético en el SP 500 y que está haciendo que en Europa el peor del día sea el de recursos básicos con -2,92%, las petroleras -2,23% y además los bancos -0,97%. El sector financiero en Estados Unidos también cae -0,45%.

No hay confianza en el mercado de que el precio del crudo consiga estabilizarse y además tener un apoyo serio de los productores para conseguir incrementar dicho precio, cosa que de rebote ayudaría a que la cifra general de la inflación aumentase. Redundando en lo anterior, varias voces de dentro de la Reserva Federal dicen que la inflación no está respondiendo como debiera y por eso no hay prisa en subir los tipos de interés. Aunque otras voces dicen que se corren riesgos serios si los tipos de interés están muy bajos, el cómputo total de todas las declaraciones avisa de que seguimos en un ciclo de subidas de tipos de interés, pero no hay razón para acelerarlas demasiado. Con esto, se aleja un poco más esa zona de aumento de márgenes en el sector bancario, por lo que al mismo ritmo que baja el precio del crudo, se ve presionado a la baja también el sector financiero. Para intentar evitar toda esta situación, desde la Casa Blanca ya se han vertido intervenciones verbales en el mercado acerca de que los proyectos principales de la presidencia están al caer, cosa que de momento no está funcionando.

La mayoría de sectores en Estados Unidos está en negativo y ahora mismo es el de cuidados de la salud el mejor del día con 0,63% y arrebatado el trono al sector inmobiliario que se ha metido en negativo -0,06%, ya que el principio de la sesión era el mejor gracias a los resultados del Lennar.

El sector tecnológico sigue representando la contrapartida al sector energético que intenta sostener a los índices arriba, aunque el sector esté descendiendo -0,16% y además el Nasdaq también está en negativo -0,14%. La cuestión es que hay fuertes subidas en valores muy particulares que han recibido mejoras de recomendación como por ejemplo AMD. Con el alto valor que ha adquirido Bitcoin, muchas personas han descubierto la minería de la criptomoneda, por lo que muchos se están acercando al hardware que tiene esta compañía, lo que le abre otro abanico de demanda.

En general, tras el repunte de ayer, hoy tenemos una cierta relajación que entra dentro de una semana que es históricamente débil para el mercado a la que todavía le falta mucho por recorrer para desmentir a la historia.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo ligeramente comprador y la actividad ha vuelto a aumentar otra vez, como una especie de estela que viene del incremento visto el viernes por el vencimiento trimestral de derivados.

Fischer, de la FED, habla con preocupación del sector inmobiliario

Que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, todos lo tenemos claro, pero esto aplicado a la historia económica reciente, significa que si ya subimos y vivimos problemas en el sector inmobiliario, el peligro puede venir otra vez por el mismo sitio.

En demasiadas partes del mundo hemos vivido una época en donde el crédito sea expansión algo demasiado para poder sacarnos adelante de los problemas de la última crisis, pero esto, combinado con la apertura económica de nuevas partes del mundo, significa que lo primero que piensa todo el dinero son en aquellas zonas donde se puede ganar dinero de forma rápida, y vista la historia reciente, el sector inmobiliario es uno de los primeros sitios a donde va.

Precisamente, el vicepresidente de la Reserva Federal dice que está preocupado porque quizá a los operadores mundiales actuales se les está olvidando las consecuencias y dolores causados por la crisis inmobiliaria, lo que hace que los precios de las viviendas estén altos y alcanzando niveles poco saludables en muchos países. Evidentemente, hace referencia a la época de bajos tipos de interés, algo que ya vivimos como consecuencia de aquel período creado por Alan Greenspan.

Considera que el papel tanto de Fanny Mae como de Freddy Mac vuelve a ser vital de la financiación hipotecaria y que se debe tomar muy en serio la capacidad de aguante de toda esta estructura, de forma que no volvamos a meternos en una situación como la que vivimos durante la crisis.

Rosengren, de la FED, habla sobre los bajos tipos de interés

Evidentemente, esto lo más interesante de todo lo que ha dicho en su opinión sobre la situación de los tipos de interés, y dice que mantenerlos bajos si que suponen un riesgo que debe ser tomado de forma muy seria. Avisa de que los tipos bajos podrían ser una característica permanente en el escenario económico porque reflejan tendencias populares muy amplias, así que se refiere directamente a las aseguradoras diciendo que deben contabilizar como un factor la posibilidad de que los tipos bajos sean muy populares en épocas de problemas y además con unas curvas de tipos más planas.

Evans, de la FED, preocupado por la debilidad de la inflación

Considera que los fundamentales de la economía de Estados Unidos son buenos y es probable que veamos más presiones inflacionistas pero se considera nervioso al ver una información tan suave últimamente y que además pone en riesgo llegar a ese 2% de objetivo que tienen. Quizá haya algo más poniendo trabas a que suba la inflación no sólo causas puntuales. Si el entorno global es uno de esos factores que impiden la subida de la inflación, entonces deberíamos necesitar un camino más estrecho de subidas de tipos, vamos, que podría no haber tantas.

Acaba diciendo que estamos muy cerca del punto en donde la Reserva Federal empezará reducir su hoja de balance, lo que abre la posibilidad de que el aumento de los tipos de interés no venga tanto por un aumento efectivo, sino por el efecto secundario de deshacerse de su hoja de balance.

Carney, del BoE, comentarios que han dañado a la GBP

Dice que un crecimiento global más alto necesita una nueva aproximación a las políticas de comercio, y para ello la salida de la Unión Europea será una prueba clave.

Tal como comentamos antes, dice que no es el momento apropiado para subir los tipos de interés, porque hay un crecimiento de los salarios anémico y señales confusas tanto del gasto del consumidor como de la inversión empresarial.

También advierte de que la política monetaria no puede prevenir que haya un crecimiento de los ingresos más débiles y además piensa que es algo que va a ocurrir a lo largo de toda la transición de salida de la Unión Europea.

Reconoce que se ven obligados a equilibrar en unas circunstancias muy excepcionales bajar la inflación y además apoyar el crecimiento.

Anuncia lo que todos ya sabemos desde hace tiempo, que las empresas dentro de poco van a necesitar activar sus planes de contingencia con respecto al Brexit pero todo dependiendo de que se alcance y cuándo se alcance un acuerdo de transición. Dentro de poco averiguaremos si la salida es un paseo gentil a lo largo de un camino suave hacia una tierra de pasteles y consumo. Éstos más bien una frase de ellos para decir que comprobaremos si vamos a tener una transición y negociaciones tranquilas y lo que se consiga al final sea algo como se prometió en un principio.

Supersector de recursos básicos en Europa, vigilando su situación

Acabamos de ver que las manos fuertes en Europa han puesto sus ojos en este supersector, así que debemos vigilar su situación en el medio plazo.

Dando un vistazo al gráfico a semanas, podemos ver que hemos perdido varias directrices alcistas en lo que va de año, apoyado por también un cambio de dirección en el RSI. Sin embargo, semanas atrás creamos un nuevo mínimo anual pero cerramos muy lejos de esa zona, lo que nos dejó una vela alcista karkasa de venta que no sirvió para poner una zona de soporte. Dicho área parece que esta aguantando pues paró los descensos de la semana pasada y hemos comenzado la actual con buen pie.

Ahora pasamos la atención al RSI, pues tenemos una directriz bajista perfecta desde que salimos de la sobrecompra a comienzos de este año, así que si el apoyo de las manos fuertes se mantiene, debemos estar atentos a lo que pueda pasar con esa directriz bajista, ya que una superación, combinado con mantener la zona de mínimos de la vela comentada anterior, nos puede dar una oportunidad, aunque para que el rebote sea consistente debe haber un apoyo más fundamental de forma evidente, y de momento los descensos de los precios de producción industrial no son un apoyo demasiado fuerte.

Subasta de España de corto plazo, resultados

El tesoro español coloca deuda a tres meses por un valor de 580 millones de euros con una rentabilidad media de -0,425%, más baja que el -0,417% anterior. La demanda aumenta del 3,1 al 3,5, probablemente pensando en que la inflación va a seguir baja y el valor de esta deuda está en venderla con un precio un poco más alto.

A nueve meses se colocan 2890 millones de euros con una rentabilidad media que queda prácticamente estable, pues pasa de -0,384% a -0,385%. La demanda se desploma desde el 4,1 hasta el 1,9.

Los resultados empresariales destacados hoy en EEUU:

- Lennar ha presentado beneficios del trimestre de 0,91 $, bajando desde los 0,95 $ del año pasado pero por encima de los 0,78 $ esperados.

Las ventas pasan de 2750 millones de dólares a 3260, muy por encima de lo esperado que era estar muy ligeramente por encima de los 2800.

Las entregas aumentaron el 15% y las ventas han subido en todos los segmentos. Los nuevos pedidos alcanzan los 8898, muy por encima de los 8739 esperados.

El valor de los pedidos también tiene un repunte muy significativo, nada menos que del 17% hasta alcanzar los 3400 millones de dólares, 100 millones más de lo esperado.

Es de esperar que tengamos apoyo por parte del sector inmobiliario tras estos resultados.

Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

Precios de producción industrial de Alemania del mes de mayo nos deja una mala noticia pues pasamos de un crecimiento del 0,4% a uno negativo de -0,2%, el doble de negativo de lo esperado.

En términos interanuales siga pareciendo una desaceleración importante pues pasamos de un crecimiento del 3,4% a otro del 2,8%, por debajo del 2,9% esperado.

Si miran el gráfico adjunto en la interanual, podemos ver que los últimos meses hemos tenido un disparo realmente importante cambiar la tendencia desde la zona de 2011.

Pero la cuestión es que hemos seguido de forma perfecta los precios de producción industrial de China. Fueron ellos los que primero se movieron y son los que primero están retrocediendo, así que parece que todo el mundo está siguiendo los mismos pasos. Hay que recordar que todavía no se ha puesto encima de la mesa ese grandísimo proyecto de inversión en infraestructuras del que tanto alardeaba Donald Trump en la campaña electoral, por lo que es un factor a tener en cuenta de desaceleración.

Eurozona:

Balance por cuenta corriente de la zona euro del mes de abril se mantiene en superávit pero no tan alto como se esperaba, pues pasamos de 35.700 millones de euros a 22.000, muy por debajo de los 31.300 esperados.

Los datos de EEUU de hoy:

Déficit por cuenta corriente del primer trimestre de Estados Unidos aumenta de -114.000 millones de dólares a -116.800, pero muy lejos del aumento hasta los -123.800 esperados.

En general, equivale al 2,5% del producto interior bruto, aumentando desde el 2,4% del trimestre anterior.

Resumiendo la sesión: día negativo en el mercado europeo de la mano de las materias primas y los bancos que tienen un hilo en común: la debilidad del precio del crudo. No hay manera de que cambie el paso y se ponga alcista, lo que está reduciendo las perspectivas de incremento de la inflación prácticamente en todas partes y eso daña directamente al sector bancario, con lo que el Ibex 35 ha sido uno de los peores en el día de hoy. Todo esto dentro de una semana que es históricamente débil por ser la posterior al vencimiento trimestral de derivados.

Se espera una apertura en Wall Street confusa porque hay un enfrentamiento directo entre el apoyo de las tecnológicas y las ventas en el sector energético en una semana negativa históricamente hablando.

Nos adentramos en la segunda sesión de la semana norteamericana en donde vamos a tener una verdadera lucha entre sectores: el repunte de las tecnológicas contra los problemas del sector energético.

Todo lo anterior bajo un fondo negativo para el mercado pues esta semana es históricamente mala por ser la posterior al vencimiento trimestral de derivados, por lo que el esfuerzo realizado en dicho vencimiento suele acabar pasando factura.

En el cuadrilátero del mercado que representa la sesión actual, en una esquina tenemos al sector tecnológico que sigue atrayendo dinero y miradas aprovechando el desplome reciente y habiendo despertado “conciencias” sobre su proyección en el futuro en el momento en que Amazon se hizo con esa cadena de supermercados dando el paso definitivo a una presencia física desde el mundo virtual.

En el otro lado, tenemos un desplome del precio del crudo de referencia en Estados Unidos que se acerca ya al -2,4% y colocando su precio en los 43,39 $. No hay un motivo puntual, sino que es general. Ayer vimos cómo el recuento de las instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes sigue subiendo, la producción en Estados Unidos sigue aumentando, la OPEP sigue diciendo que el acuerdo de reducción de la producción está funcionando, que estamos llegando al equilibrio, pero el mercado simple y llanamente no se lo cree. Estados Unidos es el principal factor que inunda de crudo todo el planeta y se esperaba que la OPEP fuese más contundente a la hora de atacar este factor con, por ejemplo, no sólo extender el tiempo el acuerdo de reducción de la producción sino también aumentar la cuantía. Como no ha pasado absolutamente nada, y encima hay un incremento de tensión con Qatar, el mercado está descontando mayores problemas para tomar decisiones al unísono, y más con Estados Unidos metiendo cizaña porque ha vendido material militar a los dos principales contendientes, tanto a Arabia Saudita como a Qatar.

Mirando al sector tecnológico y la relación con las minoristas, fíjense en el cuadro adjunto donde comparamos el comportamiento del ETF de Amplify correspondiente a los minoristas online y justo debajo el sector del SP 500 correspondiente al consumo discrecional. Justo debajo tiene la fuerza comparada entre ambos.

Si se dan cuenta, el de minoristas online ha conseguido crear un nuevo máximo y la fuerza comparada acelera la tendencia alcista, por lo que el mercado está empezando a ver claramente que el mundo online empieza a ganar al mundo físico.

Con respecto sector de la energía, No hay manera de que el aspecto técnico mejore. La bajada deja directrices bajistas muy claras y como mucho algunos soportes de Fibonacci nos han dado algo de respiro. Recuerden lo que vimos ayer de la producción y las instalaciones en activo. De momento apoyan más bajadas de precio.

Siguiendo con el crudo, las repercusiones son muchas, ya que es el principal factor que intenta subir la cifra general de la inflación, y de hecho, algunas voces dentro de la Reserva Federal piensan que no debemos tener prisa en subir los tipos de interés precisamente porque la inflación no está muy apoyada. Por otro lado, otros, también de la Reserva Federal, dicen que hay riesgos evidentes de tener los tipos bajos, aunque dada la situación económica global, debemos tener en cuenta que puede ser algo muy generalizado en épocas de tormentas financieras, teniendo repercusión a largo plazo de unas curvas de tipos en las áreas económicas más planas de lo habitual.

Precisamente, cuando el crudo ha acelerado su descenso, la parte alta de la curva de tipos en Estados Unidos, la que va de 5 años a 30 años, ha tenido la diferencia más baja desde diciembre de 2007. El aplanamiento de las curvas es algo que hay que vigilar muy de cerca porque si no hay una compensación en beneficio de dejar el dinero aparcado en una inversión durante más tiempo, lo normal en los inversores es querer recuperar el dinero cuanto antes, así que puede no haber tanto dinero disponible para proyectos de crecimiento de largo plazo y buscar zonas más de corto plazo, que no tienen demasiado beneficio económico para cualquier país.

En el aspecto técnico, fijémonos en el gráfico donde tenemos aglutinados a los principales índices de Estados Unidos. Justo por el fuerte rebote del Nasdaq del día de ayer, el S P.D. Acabo cerrando en nuevos máximos como misma historia para el Dow Jones de industriales y para el NYSE. Sin embargo, para el Dow Jones de transportes la situación fue bien distinta, conseguimos atacar la envolvente bajista, pero no hemos conseguido modernos, así que debemos estar atentos a la repercusión del precio del crudo sobre este índice en particular, ya que suele avisar bien de algún movimiento contraproducente dentro del Dow Jones de industriales.

indicesws.gif

En otro plano, hoy hemos conocido los resultados de la constructora Lennar que ha ofrecido unas cifras muy positivas, pero no tanto las generales. De momento, en preapertura esta teniendo apoyo del mercado y debería ayudar al sector constructor a tener algo de apoyo.

- Lennar ha presentado beneficios del trimestre de 0,91 $, bajando desde los 0,95 $ del año pasado pero por encima de los 0,78 $ esperados.

Las ventas pasan de 2750 millones de dólares a 3260, muy por encima de lo esperado que era estar muy ligeramente por encima de los 2800.

Las entregas aumentaron el 15% y las ventas han subido en todos los segmentos. Los nuevos pedidos alcanzan los 8898, muy por encima de los 8739 esperados.

El valor de los pedidos también tiene un repunte muy significativo, nada menos que del 17% hasta alcanzar los 3400 millones de dólares, 100 millones más de lo esperado.

Es de esperar que tengamos apoyo por parte del sector inmobiliario tras estos resultados.

En noticias de valores concretos tenemos:

NVIDIA tiene una mejora de recomendación a neutral desde infraponderar de Pacific Crest.

McDonald’s tiene una subida de recomendación de neutral hasta sobreponderar por Cowen.

Goodyear tiene mejora de recomendación a comprar por parte de Jefferies.

El más importante de todos es tesla de que hay informaciones por parte de Bloomberg diciendo que podría estar cerca de conseguir un acuerdo para poner una fábrica en China, así que amenaza el precio de la acción con acelerar su tendencia alcista.

Luis Javier Diez.

 

Evidentemente, lo más interesante de todo lo que ha dicho es su opinión sobre la situación de los tipos de interés, y dice que mantenerlos bajos si que suponen un riesgo que debe ser tomado de forma muy seria. Avisa que los tipos bajos podrían ser una característica permanente en el escenario económico porque reflejan tendencias populares muy amplias, así que se refiere directamente a las aseguradoras diciendo que deben contabilizar como un factor la posibilidad de que los tipos bajos sean muy populares en épocas de problemas y además con unas curvas de tipos más planas.

Ronda ya un descenso del -2%, casi a 43,53$. Punto negativo para el sector de energía del SP que debemos vigilar porque vean cómo está.

No hay manera de que el aspecto técnico mejore. La bajada deja directrices bajistas muy claras y como mucho algunos soportes de Fibonacci nos han dado algo de respiro. Recuerden lo que vimos ayer de la producción y las instalaciones en activo. De momento apoyan más bajadas de precio.

xle.gif

- Lennar ha presentado beneficios del trimestre de 0,91 $, bajando desde los 0,95 $ del año pasado pero por encima de los 0,78 $ esperados.

Las ventas pasan de 2750 millones de dólares a 3260, muy por encima de lo esperado que era estar muy ligeramente por encima de los 2800.

Las entregas aumentaron el 15% y las ventas han subido en todos los segmentos. Los nuevos pedidos alcanzan los 8898, muy por encima de los 8739 esperados.

El valor de los pedidos también tienen un repunte muy significativo, nada menos que del 17% hasta alcanzar los 3400 millones de dólares, 100 millones más de lo esperado.

Es de esperar que tengamos apoyo por parte del sector inmobiliario tras estos resultados.