LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

La sesión en Europa ha estado totalmente condicionada por la espera al dato de creación de empleo de Estados Unidos del día de mañana. La sesión no ha tenido demasiado movimiento pero la parte final de la misma en el viejo continente, ya se ha notado que ha habido algunas recogidas de beneficio para quedarse a la espera.

Dichas recogidas de beneficio no se han notado tanto en los activos de riesgo, que sí lo han hecho, como en el mercado de divisas. Fíjense por ejemplo el comportamiento del euro dólar. A 60 minutos tenemos claramente dibujado un hombro cabeza hombro que se ha ejecutado a las mil maravillas hasta llegar a una zona de soporte. Todo ello alimentado por los últimos datos macroeconómicos en donde la inflación en Europa no alcanza el objetivo y los de Estados Unidos han ayudado a mejorar el optimismo económico, por lo que el euro se ha visto debilitado y fortalecido el dólar. Con el rebote que se ha generado la zona de soporte, Europa ha aprovechado para alejarse de máximos del día y quedar a la espera.

eurusd60min.gif

Hoy en los datos macro europeos hemos tenido unas ventas minoristas de Alemania peores de lo esperado, un IPC preliminar de Francia que mejora muy poco, el desempleo en Alemania sigue bajando aunque la tasa de desempleo se mantiene constante. El IPC en Italia mejora pero sigue muy lejos del objetivo del BCE y la inflación en la zona euro que sigue avanzando, pero también lejos del objetivo.

En Estados Unidos, el paro semanal sigue muy por debajo de los 300.000, los ingresos y gastos personales mantienen el crecimiento, pero los ingresos lo hace más de lo esperado y los gastos menos de lo esperado. El PMI del área de Chicago no empeora y se mantiene constante. En las ventas de viviendas pendientes de escriturar descienden más de lo esperado, algo que no sorprende a nadie por las últimas malas cifras del sector.

El sector energético también ha tenido mucho movimiento en el día de hoy debido a que han aparecido informaciones acerca de que la refinería más grande de Estados Unidos estará cerrada hasta dos semanas por los daños del huracán, lo que ha hecho que el precio de la gasolina se dispare más del 10%, al que ha seguido el precio del crudo.

Recuerden que tenemos varias líneas de preocupación en estos momentos en el mercado:

Frente geopolítico: la tensión con Corea del Norte sigue subiendo tras el lanzamiento de aquel misil que sobrevoló Japón, pero la reacción internacional se ha quedado en palabras y nadie ha entrado al trapo, aunque lo dicho cada vez va subiendo más el nivel y sólo son reacciones verbales. Si hay sanciones o cualquier otra situación, entonces la tensión volverá pendientes de la respuesta de Corea del Norte.

Trumpeconomics: ayer comenzó el tour por Estados Unidos para convencer a los ciudadanos de la necesidad de una reforma fiscal y además no empezamos con buen pie porque vuelve a decir que quiere una fiscalidad de las empresas del 15% cuando los de su partido ya le han dicho que eso dispararía el déficit y no puede ser. Por lo tanto, la publicidad de esa reforma fiscal vuelve otra vez a sembrar dudas acerca de que corra una suerte distinta a la de la reforma sanitaria.

Economía Estados Unidos: recuerden que por segunda vez casi consecutiva, el Dow Jones de industriales consiguió rebotar en la media de 50 sesiones otra vez animado por datos referentes al consumidor. Las ventas minoristas han quedado mejor de lo esperado, la confianza del consumidor también está mejorando, el dato de ADP adelanta una creación de empleo más creciente, la segunda lectura del producto interior bruto de Estados Unidos del segundo trimestre queda mejor de lo esperado y sigue aumentando el gasto del consumidor y la inversión de las empresas.

indicesws.gif

Factor negativo para la economía de Estados Unidos: primero de todo, Warren Buffet dijo ayer que esto no parecía una economía que creciese de forma anualizada el 3%, sino más bien el 2%. A esto, hay que sumar que todavía no se conocen los daños causados por el último huracán y ya hay voces que dicen que podría superar a los del Katrina, por lo que todo el mundo está atento a lo que pueda pasar en el tercer y cuarto trimestre por si la cuantificación de las cifras nos hiciese mucho daño en Estados Unidos, lo que hablaría de que sería algo más difícil poder subir los tipos de interés una última vez en 2017, e incluso no se sabe si cambiaría la visión de la Reserva Federal del momento en el que debe empezar a reducir su hoja de balance.

Economía Europa: la cuestión en este plano está totalmente centrada en ver si la inflación acaba de dar rienda suelta al BCE para hacer lo que tiene que hacer. Hoy hemos conocido la inflación de la zona euro en su lectura preliminar del mes de agosto y la mayoría de las inflaciones de los países principales de la zona euro, sigue por debajo del objetivo. La subyacente no cede demasiado y mantiene el nivel, aunque le cuesta alcanzar la zona de los máximos del año.

En este gráfico pueden observar la inflación general de la zona euro y la poca participación que tiene el precio del crudo, aunque la cierta remontada del precio desde los mínimos de 2016 sí que ha creado un cierto entorno favorable, pero no es un apoyo tan fuerte como en tiempos pasados.  Si tardase demasiado, muchos ya están empezando a pensar que la mayoría de bancos centrales deberían seguir la estrategia de Japón, cambiar el objetivo de inflación.


source: tradingeconomics.com

La temporada de resultados empresariales: hoy tenemos problemas en el sector de minoristas porque el gigante Carrefour dio ayer resultados con una muy mala noticia, rebajando sus perspectivas de beneficio para todo el año y además también rebajando su objetivo de ventas. Esto está creando una especie de terremoto porque se lleva por delante al sector de bebidas y alimentación junto con otros minoristas.

El punto flaco de la economía alemana: cada día que pasa hay cada vez más comentarios acerca del peligro que puede suponer una mala aproximación a los nuevos tiempos por parte de la industria automotriz de Alemania. Se refieren a aquello que comentó ya el Bundesbank en su informe mensual diciendo que la única incertidumbre seria para la economía alemana era cuál podía ser el destino final de las investigaciones por la manipulación de las emisiones. Hay muchísima prisa para cambiar hacia los coches eléctricos y de baja contaminación porque los consumidores están dejando de lado el diésel y algunos le dan a esta tecnología como mucho un máximo de 10 años. Además, empieza a existir presión para subir los impuestos a los carburantes más contaminantes y eso tiene como objetivo al diésel, así que la industria tiene que darse prisa o los consumidores cortarán antes de tiempo el consumo de este tipo de productos, lo que puede dañar seriamente a la economía alemana, y de paso al núcleo fuerte de la Unión Europea.

La evolución del euro. Durante las últimas semanas y meses hemos tenido un repunte especialmente fuerte del euro, primero porque el BCE no ha hecho pública preocupación por el alto nivel de la moneda, ya que en cierto sentido supone como pequeñas subidas de tipos de interés, algo que le ahorra cierto trabajo. El problema es que los datos en Estados Unidos, hasta hace pocos días, no han sido favorables para el billete verde, lo que ha dado una fuerza indirecta al euro que ha hecho daño a las exportadoras y favorecido a las materias primas. Sin embargo, con la última tanda de datos en Estados Unidos, y una inflación no tan fuerte como se desea, el euro ha encontrado una especie de cierto techo, que se ha potenciado por una información aparecida en la agencia Reuters diciendo que algunos miembros del BCE empiezan a estar preocupados por el alto nivel del euro, aunque nos podemos imaginar que son todos aquellos que dependen de las exportaciones. En cuanto se ha conocido esto, el dólar ha seguido ganando fuerza y dando extensión a la muestra de interés vendedor que conocimos hace un par de sesiones en el par, lo que es favorable para los activos europeos.

eurusd.gif

Se espera una apertura alcista en Estados Unidos tras nuevos datos macroeconómicos que alargan la racha de buenas cifras que impone optimismo de cara al dato de empleo de mañana.

Nos adentramos en la última sesión del mes en Estados Unidos, calentando motores de cara al dato de creación de empleo que conoceremos en el día de mañana.

Hay un cierto ambiente de calma tensa porque nos estamos dejando llevar, principalmente, por una tanda de datos macroeconómicos positivos que está dando algo más de potencia al dólar con la esperanza de que el dato de creación de empleo de mañana salga verdaderamente positivo y muy en el estilo del calculado por el ADP.

Los datos que hemos conocido hoy son un paro semanal que sigue muy lejos, por debajo, de los 300.000 y además unos ingresos y gastos personales que siguen aumentando, aunque un poco dispares en el sentido de que los gastos no aumentan tanto como se esperaba y los ingresos sí han quedado por encima de lo esperado.

Esto no ha acabado aquí, ya que 15 minutos después de la apertura tenemos el índice de directores de compra del área de Chicago en donde se espera un pequeño paso atrás, y 30 minutos después de la apertura, uno de los últimos datos referidos al sector inmobiliario que no es otro que la venta de viviendas pendientes de escriturar. Recuerden que tuvimos un aumento de la confianza de las constructoras pero las cifras de ventas están saliendo todo lo contrario, por lo que hay que estar atentos a estos últimos datos.

También, sin salir del área de la construcción, en estos momentos la rentabilidad de las notas a 10 años está muy cerca de lo que tuvimos antes de las elecciones en Estados Unidos, cosa que también están haciendo los tipos hipotecarios. Esto debería ser positivo para el sector porque combinado con un buen ambiente laboral, invita e incita a la compra de viviendas, aunque los niveles de las mismas están lejos de ser tan positivos. Esta discrepancia está siendo vigilada muy de cerca.

Ya saben que estamos muy pendientes de cualquier noticia que venga del desastre del último huracán, y es que el departamento de energía de Estados Unidos ha sacado medio millón de barriles de la reserva estratégica para poder eliminar cualquier estropicio que se haya podido hacer en la cadena de distribución. Esto debería reflejarse en las reservas semanales de crudo la semana que viene. De momento el precio del crudo se está viendo beneficiado por este sector y por lo tanto hay que tener en cuenta al sector de energía en el SP 500.

Y una información que nos afecta a todos los operadores. El NYSE está buscando la autorización para lanzar información relevante sobre compañías importantes tras el límite oficial de las cuatro de la tarde, hora de la costa este. La razón para buscar esto es que se generan distintos movimientos de precio antes de la subasta final. Así se buscaría homogeneizar la reacción en todas partes. Tampoco es que modifique mucho las cosas, porque su intención es la de retrasar las noticias hasta el cierre oficial de la cotización o bien cinco minutos después de las cuatro de la tarde, lo que nos dejaría a todos más o menos en las mismas condiciones para poder reaccionar a una determinada noticia.

En el plano técnico, seguimos muy atentos a la rotura al alza de la directriz bajista desde los máximos del año que está llevando a cabo el Nasdaq compuesto aprovechando el rebote del Dow Jones de industriales en la zona de la media de 50 sesiones. Como es el Nasdaq el primero, teniendo detrás al SP 500, los FAANG van a estar muy mirados por si dan más cuerda a esta subida.

indicesws.gif

Comenzamos la sesión que marca, en cierto modo, el final del verano. Es final de mes y hay que estar atentos por si tenemos la famosa pre pauta del primer día del mes que será mañana.

Los futuros europeos en el nocturno apuntan a una apertura alcista dando extensión a la muestra de interés comprador hace dos sesiones y que de momento nos mantiene ligeramente por encima de la media de 200 sesiones que está actuando como soporte.

indiceseu.gif

La cuestión es que los datos macroeconómicos en el día de ayer favorecen al riesgo en cierto modo, porque la inflación en Alemania se mantiene por debajo de la zona objetivo del BCE, lo que no es favorable para el euro, y además la confianza del consumidor es favorable, las ventas minoristas también, el ADP intenta adelantar un dato de creación de empleo no agrícola, que conoceremos mañana, más alto de lo esperado y además la segunda lectura del producto interior bruto del segundo trimestre sube más de lo esperado con un aumento del gasto del consumidor y de la inversión empresarial. Por lo tanto, todo esto en Estados Unidos es favorable para el dólar.

El resumen de todo lo anterior, el eurodólar inicia la sesión con descensos y eso es favorable para los activos europeos, incluida la economía y las exportadoras.

eurusd.gif

Sin embargo, hay factores en contra, como por ejemplo una producción industrial en su lectura preliminar del mes de agosto en Japón con un descenso superior a lo esperado y unos indicadores de directores de compra del mes de agosto en China donde nos deja en el sector de manufacturas un incremento superior a lo esperado pero con un paso atrás en el de no manufacturas, por lo que en cierto sentido la lectura queda neutral o más bien tirando a la baja.

Dentro de Europa, un punto a tener en cuenta son los resultados de Carrefour, en donde avisa de que el beneficio de 2017 podría estar por debajo de lo esperado y además ha rebajado su objetivo de ventas. Esto puede lastrar al índice francés en cierta manera y también a las minoristas.

Siguiendo con las malas noticias, han aparecido informaciones acerca de que un economista, que clavó el coste del huracán Katrina, dice que los daños ocasionados por Harvey podrían ser iguales o incluso superiores. Hay que tener en cuenta que aquel evento redujo el crecimiento de Estados Unidos a la mitad, así que debemos estar muy atentos a las lecturas del producto interior bruto del tercer y cuarto trimestre. Ayer Warren Buffet, en una entrevista en la CNBC, dijo que la economía de Estados Unidos no tenía pinta de ser una economía de un crecimiento anual del 3%, sino más bien del 2%, así que todo mundo está muy pendiente de dónde puede aparecer esa corrección.

Manteniéndonos en Estados Unidos, ayer se dio el pistoletazo al tour de Donald Trump para explicar la necesidad de una reforma fiscal y en Texas dice que se pone como objetivo una tasa impositiva a las empresas del 15%, un objetivo que ya ha sido puesto en entredicho incluso por sus propios compañeros de partido al advertir que eso dispararía el déficit.

En datos macroeconómicos hoy tenemos:

- Ventas minoristas de Alemania del mes de julio nos deja un desplome de -1,2% que casi se lleva por delante el incremento del 1,3% del mes anterior, una bajada muy superior al -0,4% esperado.

Sin embargo, en la interanual tenemos un crecimiento del 2,7% que es superior al 2,6% del mes anterior pero queda muy lejos del incremento del 3,5% esperado por el mercado.

- IPC en su lectura preliminar del mes de agosto en Francia nos dejó una variación mensual de 0,5%, lo esperado y dándose la vuelta desde el -0,3% anterior.

En la interanual tenemos un crecimiento del 0,9%, lo esperado y acelerando desde el 0,7% anterior. Todavía muy lejos de la tasa objetivo del BCE.

Otros datos hoy en Europa:

09h00: ventas minoristas de España del mes de julio.

09h55: datos de empleo de Alemania.

10h00: balanza por cuenta corriente de España

11h00: inflación en la zona euro.

11h00: tasa de desempleo en la zona euro

11h00: inflación en Italia

12h00: recinto de la economía de Portugal en su lectura final del segundo trimestre.

Europa ha tenido una buena sesión en el día de hoy, pero a decir verdad, si miramos los gráficos a 30 minutos, hemos vivido de la apertura, porque en el interior de la sesión prácticamente no nos hemos movido nada.

La cuestión es que nos hemos visto positivamente influenciados por el cierre de Estados Unidos del día de ayer y los futuros sobre índices principales en Europa cerraron la sesión del nocturno lejos de los mínimos de la sesión, dejando velas japonesas que invitaban a buscar un rebote en el día de hoy en zonas tan extremadamente complicadas como el soporte de la media de 200 sesiones.

indiceseu.gif

Nada más comenzar, los activos que ayer fueron perjudicados, hoy estaban de rebote, así que teníamos apetito por el riesgo, ventas en la deuda pública y además también ventas en los metales preciosos.

También nos hemos visto favorecidos porque en el día de ayer el eurodólar acabó cerrando muy lejos de máximos, lo que nos dejó una vela japonesa de vuelta a la baja que hoy nos dejaba la situación a tiro de piedra de tener más descensos en el euro, lo que suponía más apoyo para los activos europeos, si aparecían datos macroeconómicos que debilitarse al euro y además favoreciese en al dólar.

eurusd.gif

Por un lado, hemos tenido un cierto repunte de la inflación en España y la de Alemania ha quedado con las interanuales por debajo del 2%, el objetivo del BCE, así que el euro no se ha visto favorecido en ese sentido. Además, el mercado del crudo tampoco está ofreciendo lecturas suficientemente sólidas porque las reservas semanales han descendido mucho más de lo esperado y además las de gasolina han quedado más o menos planas o con una ligera subida. De momento el daño no se está apreciando de verdad y nadie se atreve a contabilizar las reservas como dato posible para la inflación precisamente porque estamos todavía en fase de contabilizar los daños generados por el último huracán.

Los datos macroeconómicos en Estados Unidos sí han tenido una repercusión más potente sobre el dólar, que lo han animado mucho. Por un lado hemos tenido que esa estimación del dato de creación de empleo no agrícola que tendremos el viernes, calculado hoy por la consultora ADP, nos da una lectura muy superior a lo esperado y además se revisa al alza la del mes anterior. Por otro lado, hemos tenido la segunda lectura del producto interior bruto del segundo trimestre en donde ha habido un mayor incremento del gasto del consumidor y además de la inversión empresarial, lo que le ha sentado bien al dólar. Sin embargo, Warren buffet en una entrevista con la CNBC ha dicho que esto no le parece una economía que crezca al 3% anual, sino más bien el 2%. Y es que precisamente la pelea ahora va a venir por ver cómo queda el producto interior bruto en el tercer y cuarto trimestre una vez se hayan contabilizado los destrozos por el último huracán, ya que la economía puede verse dañada igual que con el Katrina.

Se espera una apertura en Estados Unidos complicada, con mucha digestión, ya que los datos macroeconómicos de hoy hay que combinarlos con las preocupaciones actuales.

Primero de todo, hay que pensar que Donald Trump es consciente de la situación que creada ahora mismo en torno a su presidencia y comienza ya una serie de discursos a lo largo y ancho del país en donde quiere convencer a la ciudadanía de la necesidad de una reforma fiscal, así que la presión de ahora en adelante y las informaciones acerca del respecto, van a ser realmente abundantes en un momento en donde hay mucho pesimismo acerca de que sean capaces de sacarlo adelante.

Por otro lado, sigue la tensión geopolítica con Corea del Norte ya que han dicho que la prueba de misiles que sobrevoló Japón es una especie de entrenamiento para atacar Guam, por lo que los norcoreanos vuelven a apretar un poquito las tuercas a la comunidad internacional que a comienzos de esta semana fueron muy comedidos a la hora de condenar el lanzamiento del nuevo misil y nadie entró al trapo, cosa que fue agradecida por el mercado.

Hoy hemos conocido la estimación del dato de creación de empleo no agrícola que conoceremos el viernes por parte de la consultora ADP queda bastante mejor de lo esperado y es un buen dato. Además, hemos conocido la segunda lectura del producto interior bruto del segundo trimestre que también aumenta más de lo esperado con nuevos incrementos en el gasto del consumidor y la inversión empresarial.

El problema que tenemos en estos momentos es que las lecturas del producto interior bruto nos dicen dónde estuvimos pero no dónde estamos, ¿y dónde estamos? Pues esperando la valoración de los desastres del último huracán con miedo a que se repita la situación de Katrina, que redujo el crecimiento de Estados Unidos a la mitad. Por lo tanto, la alegría de estos datos podría quedar en nada dependiendo de los daños sufridos.

Evidentemente, tenemos un fortalecimiento del dólar en prácticamente todas partes y eso le está viniendo muy bien Europa.

Siguiendo con el hilo del huracán, hoy tendremos las cifras oficiales de reservas semanales de crudo que el Instituto API que han mostrado un incremento de la reservas de crudo y descenso de las de gasolina, un efecto normal si tenemos en cuenta que se ha reducido bastante la capacidad de refinado Estados Unidos por el huracán.

En el plano técnico, si se fijan en el gráfico adjunto de los principales índices de Estados Unidos, tenemos el rebote del Dow Jones de industriales en la media de 50 sesiones pero debemos estar atentos por si hay algún tipo de recogida de beneficios o dudas con respecto a la subida de ayer porque los cierres están muy cerca de las directrices bajistas desde los máximos del año, por lo que superar ese nivel necesita una convicción muy potente.

indicesws.gif

Se espera una apertura alcista en Europa siguiendo el buen comportamiento de Wall Street era el día de ayer.

Wall Street lo consigue hacer otra vez. En los últimos tiempos, dentro de ese movimiento bajista que nos está alejando de la zona de máximos anual, el Dow Jones de industriales es el que está marcando la pauta.

Si se fijan en el gráfico adjunto de los principales índices de Estados Unidos, verán que el Dow Jones de industriales está resistiendo de forma ejemplar tomando como soporte la media de 50 sesiones. Hace bien poco dejó una muestra de interés comprador en la zona marcando la importancia del nivel y ayer el mínimo de la sesión está justo en esa zona, volviendo otra vez a rebotar de forma potente y ayudar a que la mayoría de los índices acabasen en positivo.

indicesws.gif

Vean los sectores del SP 500:

Nombre Precio Variación %
The Industrial Select Sector SPDR Fund 67,95 0,73
Technology Select Sector SPDR Fund 58,06 0,43
Consumer Staples Select Sect. SPDR (ETF) 54,7 0,35
Health Care SPDR (ETF) 79,52 0,19
Real Estate Select Sector SPDR Fund (The) 32,61 -0,06
Consumer Discretionary SPDR (ETF) 88,6 -0,09
Energy Select Sector SPDR (ETF) 62,64 -0,13
Utilities SPDR (ETF) 55,12 -0,22
Financial Select Sector SPDR Fund 24,57 -0,32
Materials Select Sector SPDR 54,25 -0,48

 

La cuestión es que, otra vez, el consumidor ha ayudado a intentar disipar las dudas con respecto a la economía de Estados Unidos. En la primera ocasión, las ventas minoristas mejores de lo esperado, fueron subrayadas por una lectura mejor de lo esperado de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan. En el día de ayer, fue la confianza del consumidor creado por la Conference Board la que volvió a mostrar que el consumidor tiene buen tono y es el 70% de la economía de Estados Unidos, por lo que el consumo interno parece seguir siendo la punta de lanza.

Y son buenas noticias, ya que recuerden que estamos todavía pendientes de que lleguen las primeras valoraciones del desastre creado por el huracán Harvey y que el miedo está en el cuerpo por si tenemos una situación parecida a la del Katrina, que recortó el crecimiento de Estados Unidos a la mitad en ese momento. Por lo tanto, ver datos de consumo mejores de lo esperado, es algo que alivia bastante.

Por otro lado, fue el turno de los americanos sopesar la situación que ha creado Corea del Norte con ese misil lanzado sobre Japón y que consiguió sobrevolar su espacio aéreo y territorial. La cuestión es que ante semejante acción, todo el mundo estaba muy pendiente de la contestación internacional y parece que se ha valorado la cierta mesura y que nadie haya entrado al trapo con acciones más contundentes.

Dado el rebote en Estados Unidos, la sesión de hoy en Europa va a ser muy interesante para saber si reacciona a dicho rebote. Ayer hubo muchísimos nervios, hoy siguen estando presentes, porque en Europa estamos ya lidiando con la media de 200 sesiones en gráficos a días de los futuros sobre índices más importantes. Ayer avisamos de que era extremadamente importante que el DAX consiguiese cerrar lo más lejos posible de los mínimos del día porque abriría la puerta a una karakasa con repunte de volumen y en zona de soporte, así que se va a vigilar de forma muy importante el desarrollo de la sesión para ver si el dinero entra y busca un rebote.

indiceseu.gif

Sería importante también ver que el dinero sale de los activos de seguridad, dando una mayor sensación de búsqueda de riesgo, así que sería positivo ver pérdidas de precio en los futuros sobre deuda alemana y también en los precios de los metales preciosos.

Para intentar buscar más factores que apoyen al riesgo en Europa, necesitamos que el euro tenga más debilidad y el dólar gane algo más de fuerza. Esto último se está produciendo, ya que fíjense en el comportamiento del dólar yen. Ayer acabó al alza y hoy está rebotando en la zona de los mínimos del año:

usdjpy.gif

Por último, entramos de lleno en zonas de datos macroeconómicos muy importante, como por ejemplo las lecturas de IPC y además el producto interior bruto de Estados Unidos. Estos datos sí nos puede mover mucho porque se analizarán en clave de bancos centrales y recuerden el disgusto que se llevó el mercado con la falta de referencias a la política monetaria en el encuentro en Wyoming, más concretamente Jackson Hole.

En datos macroeconómicos, tenemos una sesión bastante poblada en el viejo continente:

09h00: lectura preliminar del IPC en España del mes de agosto.

10h00: confianza del consumidor del mes de agosto de España.

10h30: datos de préstamos de Reino Unido del mes de julio.

11h00: diversos datos de confianza de la zona euro.

14h00: lectura preliminar del mes de agosto de la inflación en Alemania.

Sesión negativa en Europa con descensos más pronunciados en el índice alemán. Debemos estar atentos al final de la sesión norteamericana porque no es la primera vez que en un determinado momento la situación se ve de color negro por parte de Europa pero al ver que Wall Street la ve de color gris, las cosas cambian.

Varios son los factores que nos han atacado, cada uno en un frente distinto y la unión de todos ellos nos ha hecho pasar una sesión muy mala en la primera parte en el viejo continente.

Por un lado, el factor más pesado y negativo que ha afectado globalmente a todos los mercados son las noticias de ese misil disparado por Corea del Norte que ha sobrevolado Japón y ha caído al otro lado, una especie de respuesta muy contundente por parte de Corea del Norte a las maniobras que han estado haciendo algunos países para mostrar su organización frente a la amenaza norcoreana.

Ahora todo el mundo está pendiente de la contestación internacional y ya sabemos que Donald Trump no se muerde la lengua precisamente en estos temas.

La geopolítica ha disparado la demanda de activos de seguridad incluido el oro, haciendo que la rentabilidad de la deuda a 10 años de Estados Unidos esté rondando ya los niveles previos a las elecciones del año pasado, lo que chocaba principalmente con la esperanza de la vuelta de la inflación y la influencia positiva de los proyectos de Donald Trump.

Ese movimiento de seguridad, y ver reducirse la rentabilidad de la deuda de Estados Unidos, está haciendo que el dólar tenga todavía más debilidad, lo que ha hecho que el euro haya superado el 1,2 de manera contundente, así que tenemos más presión negativa, igual que el día de ayer, para los activos denominados en euros y también para las exportadoras.

Uno de los sectores más dañados ha sido el de medios de comunicación que lleva incluido también las agencias de publicidad. Hace no demasiado, WPP tuvo muchísimos problemas en el propio sector cuando recortó las previsiones de ventas. Dado que es una de las agencias de publicidad más grandes que existe, los análisis dejaron claro que la situación con respecto al uso de las agencias de publicidad había cambiado y además hay una mayor dispersión de este uso. Precisamente, el peor valor del índice alemán con un descenso de -14% es Prosiebensat, un conglomerado de medios que también ha avisado de problemas en las ventas de publicidad, lo que se ha llevado por delante tanto a Mediaset como a Atresmedia. Con respecto a Mediaset, también termina su programa de recompra de acciones, por lo que se han dado muchas vueltas al hecho de que si en el futuro hay problemas de venta de publicidad, quizá no sea tan rentable comprar acciones propias, lo que al final acaba notándose en un menor apetito por sus acciones.

Ya con Estados Unidos abierto, también hemos tenido descensos, pero una vez más el Dow Jones de industriales ha vuelto a atacar el soporte de la media de 50 sesiones donde tuvo el último rebote. Con el giro alcista en esa zona, el mercado se ha visto con más fuerzas para alejarse de la zona de mínimos del día y además también apoyado, una vez más, por una buena noticia relacionada con el consumidor, ya que la confianza del consumidor creada por la Conference Board ha quedado mejor de lo esperado, lo que se une a la buena lectura del de la Universidad de Michigan y además por el último incremento de las ventas del consumidor.

Y aquí es donde entra el evento meteorológico que está en primera plana: el huracán Harvey. Las destrozas han sido gigantescas y se espera con mucho miedo las estimaciones de daños, ya que todo el mundo tiene en el recuerdo que el huracán Katrina fue capaz de reducir el crecimiento de Estados Unidos a la mitad. Pero al ver al consumidor con tan buen ánimo, las cosas se aplacan un poco porque se sigue confiando en el consumo interno.

Además, otra vez los famosos FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) encuentran demanda tras un golpe bajista y han ayudado a que el Nasdaq empiece a tirar del resto.

Total, Europa va a cerrar la sesión de una determinada manera pero debemos estar atentos al comportamiento final de Estados Unidos porque puede modelar el pesimismo europeo.

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos por la amenaza de Corea del Norte y además algunos movimientos en el mercado de deuda que no hablan precisamente bien de las perspectivas de la inflación y tampoco de la esperanza en Donald Trump.

Segunda sesión en el mercado norteamericano y parece que va a seguir un rumbo parecido a la apertura que nos encontramos en Europa.

En Estados Unidos nos encontramos con un problema añadido, y es que todavía siguen sin contabilizarse los daños creados por el huracán Harvey, así que todo el mundo contiene la respiración por si nos encontramos en una situación similar a la que dejó el Katrina y que consiguió reducir el crecimiento de Estados Unidos a la mitad.

Hablando de crecimiento, si la economía va bien, es hasta cierto punto poco ilógico ver que la rentabilidad de la deuda a 10 años en Estados Unidos esté en la zona que había antes de que Donald Trump se hiciese con la Casa Blanca, por lo que en cierto sentido hay algo que no acaba de cuajar porque esto hablaría de un nulo efecto de la esperanza que tiene el mercado con la reflación que traerían las políticas de inversión en infraestructuras y además la reforma fiscal. Por lo tanto, hay un cierto ambiente de desconfianza sobre la capacidad de la cúpula política de hacer realidad esas promesas.

Todo lo anterior hace que el dólar siga tenido problemas y la fortaleza del euro es uno de los quebraderos de cabeza a los que se enfrentan los activos en la Unión Europea. La debilidad del dólar y la situación general están haciendo que los activos que representan seguridad estén siendo muy demandados, lo que favorece la bajada de rentabilidades en el mercado secundario de deuda y además un aumento del precio del oro que está empezando a tentar mucho con romper la directriz bajista que viene desde los máximos posteriores a la crisis.

El punto central del día ha sido la contestación muy clara y concisa de Corea del Norte a los famosos ejercicios que están realizando algunos países cerca de su costa. El mercado se asustado muchísimo cuando han saltado las alarmas acerca de que un nuevo misil habría sido lanzado desde la costa y habría sido capaz de sobrevolar Japón, lo que ha sido calificado como un acto que sobrepasa todos los límites y ahora estamos todos pendientes de cuál es la respuesta internacional al evento porque se ha solicitado una nueva reunión de Naciones Unidas. Tanto Estados Unidos como Japón han acordado presionar a Corea del Norte y además intentar convencer al resto de países y la comunidad internacional de que hagan lo propio. La escalada de tensión es muy importante y el susto se ha metido en el cuerpo en los operadores porque Donald Trump no es precisamente alguien que se muerda la lengua.

En Europa a las bajadas son bastante potentes con un futuro del índice alemán que cae más del 2% colocándose ya por debajo de la media de 200 sesiones.

Si ahora miramos la situación de los índices principales en Estados Unidos, tenemos una apertura bajista en el día de hoy que nos colocaría en bastantes de ellos por debajo de la media de 50 sesiones que actuaría ya como resistencia, con el Dow Jones de transportes por debajo de la media de 200 sesiones y el Dow Jones de industriales buscando otra vez atacar el soporte de la de 50.

indicesws.gif

Hoy la apertura de la sesión europea va a estar condicionada y bajista por un factor que ha sorprendido a propios y extraños.

Recuerden que ayer decíamos que comenzábamos la semana con dos líneas de tensión, una alta provocada por los destrozos del huracán Harvey y otra mucho más baja pero que iría incrementándose según avanzaba la semana, formada por la cadena de datos macroeconómicos que culminará el viernes con el dato de creación de empleo de Estados Unidos.

Pues bien, otra línea de tensión que estaba muy aplacada en los últimos días ha despertado con fuerza y no es otra cosa que las amenazas geopolíticas. Corea del Norte ha tenido la genial idea de probar un nuevo misil y no se ha conformado con lanzarlo en dirección a Japón sino que ha sobrevolado el país. La alerta ha sido tan grande por un hecho sin precedentes que ha hecho que se pidió una reunión extraordinaria de Naciones Unidas.

El susto ha sido tan grande que los futuros están en negativo de forma bastante contundente.

Mercado nocturno:  
  Dif. % Último
E-MINI S&P CONTINUOUS      -0,44    2433,00
MINI DOW JONES CONTINUOUS      -0,30   21725,00
NASD E-MINI CONTINUOUS      -0,46    5817,75
     
Preapertura en Europa:    
  Dif. % Último
IBEX35 PLUS CONTINUOUS      -0,63      10228
DAX FUTURE CONTINUOUS      -0,59   12061,50
DJ EURO STOXX50 FUT. CONT.      -0,64    3400,00
CAC 40 FUTURE CONTINUOUS      -0,56     5050,5

 

Recuerden que uno de los motivos del retraso de la recuperación de la economía europea tras la crisis fue el aprovechamiento de la carta de oportunidad que hizo Vladimir Putin invadiendo el Este de Crimea buscando menos sanciones por parte europea sabiendo que dichas sanciones iban a hacer daño también a la economía de la zona euro y eso no se lo podían permitir. Afortunadamente, a nadie le tembló el pulso y se hizo lo que se tenía que hacer.

Ya saben que Donald Trump aparentemente es una persona de gatillo fácil, así que todo el mundo está muy pendiente de la respuesta que pueda haber.

Por otro lado, siguen las preocupaciones por el encarecimiento del euro que sigue subiendo sin parar, lo que representa un daño para los activos de la zona euro.

eurusd.gif

En cuanto a datos macroeconómicos en Europa:

 - Datos de Reino Unido. Índice de precios de la vivienda calculado por NationWide

 Indice de Precios de la vivienda en Reino Unido en el mes de agosto calculados por NationWide dar un paso atrás y se colocan en negativo -0,1%, eliminando parte del crecimiento del 0,2% del mes anterior, un movimiento que es bastante peor de lo esperado que era crecer el 0,1%.

 El empeoramiento tamil se notan las cifras interanuales pues pasamos de crecer casi el 3% hasta dejarlo ligeramente por encima del 2%, peor de lo esperado que era quitarse a mitad, en el 2,5%.

 - Datos de Alemania. Confianza del consumidor calculado por Gfk

 Confianza del consumidor creado por GfK del mes de septiembre en Alemania da una sorpresa pues en vez de mantenerse en 10,8 aumenta hasta 10,9, acercándose a un nivel máximo de nada menos que de 16 años. Esto es algo muy positivo para la economía.

- Datos de Francia. Gastos de los hogares del mes de julio

 Gastos de los hogares en Francia del mes de julio nos da una alegría porque tienen un crecimiento del 0,7%, lo que supone eliminar la bajada de -0,7% del mes anterior y encima es 0,1% superior a lo esperado.

 - Datos de Francia. Segunda lectura preliminar del producto interior bruto del segundo trimestre

 La segunda lectura del producto interior bruto del segundo trimestre de Francia se mantiene en el 0,5%, sin cambios y lo esperado.

Sesión negativa en Europa en donde nos hemos focalizado en dos puntos principalmente:

Primero de todo, las consecuencias de que el viernes ni la Reserva Federal ni el BCE dijesen nada de lo que quería oír el mercado acerca de la política monetaria. Se toma como cierta base que la Reserva Federal va a tener problemas para poder subir una vez más los tipos de interés en lo que queda el año, recordemos que los futuros sobre fondos federales no lo están viendo de esta manera. Por lo tanto, ya hay una debilidad subyacente del billete verde.

Si ahora vemos que el BCE tampoco dijo nada y además tampoco ve con preocupación la subida del euro, la moneda única ha seguido su camino, por lo que esta tarde ha llegado a tocar máximos de más allá de dos años y medio. Como podemos imaginarnos, una moneda tan alta está ofreciendo problemas para que desde otras monedas se puedan comprar activos europeos. Además, cuanto más cara esté la moneda, las exportadoras sufrirán más y de ahí que el futuro del índice alemán sea el más vigilado por ser el que más cerca está del soporte importante de la media de 200 sesiones. Otros futuros sobre índices importantes también están muy cerca, pero como Alemania es muy exportadora, perder un nivel técnico tan importante sería una señal muy perjudicial para el resto.

Por otro lado, en Estados Unidos se ha estado muy pendiente, y de rebote también en Europa y con respecto a la inflación exactamente lo mismo, de los acontecimientos del desastre que está dejando a su paso el huracán a Harvey, ya transformado en tormenta tropical. La cuestión es que se ha llevado por delante a Houston, ha provocado el cierre del 15% de las refinerías y también la producción se ha visto afectada.

Con lo anterior, como en otras ocasiones, el precio del crudo debería haberse disparado, pero tenemos que se está desplomando -2,5% mientras el futuro de la gasolina está subiendo el 2,5%, llegando a estar por encima del 4% de incremento en algunos puntos de la sesión europea. El comportamiento ha dejado muchas dudas y dificultades en su interpretación. Por un lado, es normal que el precio de la gasolina aumente si las refinerías no pueden producir y además están cerradas. Sin embargo, el precio del crudo también debería aumentar, pero el departamento de energía ya ha dicho que está preparado para atacar cualquier problema de suministro que exista y además se demuestra que la reciente rebaja fuerte de reservas semanales de crudo venía dirigida exclusivamente por el consumo de las refinerías para poder satisfacer la demanda de gasolina. Al cerrar las refinerías, su demanda se tiene que tranquilizar y eso afecta a la demanda de crudo, bajando el precio.

Por otro lado, nadie se fía del comportamiento de los precios en el mercado del crudo en estos momentos porque el desastre todavía no se ha cuantificado, nadie sabe cuánto va a durar, y tampoco nadie sabe cuándo podrán restablecerse las producciones, así que hay mucha operación de corto plazo con miedo a perder el poco beneficio que se haya podido generar, por lo que el mercado tiene mucha cara de póquer en estos momentos.

Siguiendo con el huracán, el Dow Jones se ha visto afectado por fuertes descensos en las aseguradoras, ya que todavía no hay estimaciones de daños a cubrir.

Una de las pocas alegrías que hemos tenido ha sido el inicial comportamiento de las tecnológicas, sobre todo de los FAANG pues ha aparecido la noticia de que el 12 de septiembre hay un evento de Apple en donde se espera que aparezca el famoso iPhone 10º aniversario junto con otros productos, así que todos estos valores han tirado del resto al alza, incluido del Dow Jones.

Para acabar con el huracán, hay mucho miedo a que el destrozo que ha dejado en Estados Unidos sea equiparable al lamentablemente famoso huracán Katrina, ya que consiguió eliminar el crecimiento del país a la mitad en esa fecha. Si pasase algo parecido, evidentemente la Reserva Federal tendría un poquito más de freno a la hora de subir los tipos de interés, lo que también se ha reflejado de refilón en el sector bancario.

Últimos videos (interior)