Lunes, 10 Diciembre 2018

Apertura de Wall Street. La política nos mueve hoy dentro y fuera

Recuerden que en Estados Unidos tenemos de fondo la preocupación por ver si al final la reforma fiscal puede llevarse a cabo o no. El rendimiento político de Donald Trump es más que discutible y recuerden que la reforma fiscal se aprobó en la Cámara de Representantes pero falta que se haga lo mismo en el Senado, donde los republicanos tienen una visión completamente distinta de lo que debe ser. Precisamente, esa división es lo que siembra dudas de que al final salga adelante, aunque muchas voces siguen diciendo que esperan que el texto esté delante de Donald Trump para ser firmado más o menos para Navidades.

El susto político en Europa nos lo ha dado Alemania, ya que ha habido problemas para poder sacar adelante una coalición de gobierno y hoy mismo el presidente del país está pidiendo que todos los políticos asuman sus responsabilidades para formar coalición y evitar unas nuevas elecciones. El euro ha tenido problemas y hemos tenido una apertura bajista en Europa, pero parece que no todo el mundo tiene en cuenta dicho miedo y se apuesta bastante por la estabilidad del país, así que las pérdidas se han recuperado muy fuertemente ayudados por un sector de automoción y recambios que tiene el apoyo de un euro que no acaba de romper al alza, y conseguir atacar la zona de máximos, junto con una fuerte mejora de las perspectivas de ventas del grupo Volkswagen de cara a 2020 con un incremento del 25% nada menos gracias al apoyo en los países emergentes, así que los dos factores le vienen de cara al índice, compensando ese miedo político.

Esta semana tenemos la lectura de las actas de la Reserva Federal, por lo que será un punto importante para ver qué grado de temperatura tenemos de cara a la reunión del mes de diciembre, donde se espera que tengamos una subida de tipos de interés, la última de 2017. Recuerden que sigue habiendo cierta división con respecto a la interpretación que se hace de la inflación y que la presidenta ya ha dicho que hay muchas voces hablando y eso perjudica al mensaje que se quiere trasmitir al mercado. También están intentando ir un paso más allá empezando a discutir sobre qué herramientas se deberían poder utilizar y crear para combatir la siguiente crisis, de aparición incierta.

Hoy no tenemos datos macroeconómicos de importancia y además los nombres principales en la temporada de resultados darán cifras después del cierre, por lo que tendremos una mezcla de todo y además el punto principal estará en el apartado técnico. Si se fijan en el gráfico adjunto a días, tenemos que los puntos interesantes están situados en el rebote del NYSE pero sobre todo el tope del Nasdaq compuesto la zona de los 6000 puntos, donde va a negociar un posible doble techo muy importante y que puede realmente condicionar en el comportamiento del resto. Por lo demás, el Dow Jones de industriales está dibujando lo que parece ser un hombro cabeza hombro que llega bastante tarde si lo comparamos con el que acabó desarrollando el Dow Jones de transportes. El cierre bajista del viernes pasado nos deja el intento de cerrar el hombro derecho, así que hay que estar muy atento a lo que pueda pasar en las próximas sesiones.

iws.gif

En valores concretos tenemos:

Walmart tiene malas noticias al recibir una rebaja de recomendación por parte de Goldman Sachs de comprar a neutral.

El sector de automoción puede estar algo revuelto, no sólo por el aumento de las perspectivas de ventas de Volkswagen hasta 2020, sino porque Volvo ya ha confirmado que va a proveer a Uber con cerca de 24.000 coches autónomos.

General Motors tiene una mejora de recomendación a comprar desde neutral intentan adelantarse la presentación de toda su tecnología de coches autónomos.

Verizon tiene una mejora de recomendación desde Wells Fargo al pensar que las malas noticias se han dejado ya todas atrás.

Luis Javier Diez.