Sábado, 15 Diciembre 2018

Apertura en Wall Street. Acción de Gracias a la vista pero la opinión de Goldman busca presionar al alza

Se espera una apertura un poco complicada porque mañana es el día de Acción de Gracias y algunos índices están atacando la zona de máximos anuales, por lo que el comportamiento puede ser raro durante todo este periodo festivo hasta la semana que viene. Sin embargo, la visión positiva de los mercados en los próximos tres años de Goldman Sachs intenta darnos una apertura ligeramente alcista.

Nos adentramos en una de las sesiones más especiales del año, la previa al día de Acción de Gracias, fecha que todos los pavos temen y que da pie a un largo fin de semana, por lo que el día de hoy puede ser muy raro, y lo que queda de semana también.

Lo anterior es sólo un punto, el día de mañana, pero recuerden que el viernes es el famoso viernes negro y que el lunes es el lunes cibernético, por lo que la atención pasa ahora a estar en las cifras que vayan apareciendo poco a poco durante las próximas sesiones acerca de las ventas realizadas en este mágico fin de semana.

Recuerden que de fondo seguimos teniendo las dudas sobre la rentabilidad política de Donald Trump y el pase de la reforma fiscal. Hoy Goldman ha hablado acerca de su optimismo en los próximos años para los mercados financieros y en este artículo hemos explicado algunas de las razones que tienen para pensar de esta manera:

https://www.serenitymarkets.com/index.php/secciones/intrad%C3%ADa/10230-veamos-las-razones-de-goldman-sachs-para-pensar-de-forma-muy-positiva-en-los-pr%C3%B3ximos-a%C3%B1os-en-los-mercados.html 

Lo anterior es un punto muy importante, porque es una información que ha aparecido justo cuando estamos ya en la recta final hacia fin de año, así que es un momento propicio para que se vayan buscando excusas y tener esa especie de tirón final de cara al cierre de libros.

En el plano macroeconómico, antes del apertura del mercado hemos conocido el paro semanal que baja más de lo esperado y sigue estando en unos niveles ridículos, muy lejos de los 300.000, así que todo sigue positivo tanto para el mercado como para la economía y para la idea de la Reserva Federal de subir los tipos el mes que viene.

La mala noticia en el aspecto macro nos la han dado los pedidos de bienes duraderos, ya que en el mes de octubre tenemos un descenso superior a lo esperado, una bajada de -1,2% cuando se esperaba un incremento del 0,3%, pero aplacado un poco por el dato sin transportes, ya que en vez de subir el 0,5% sube 0,4%, sigue siendo peor de lo esperado, pero se mantiene el crecimiento en esta partida importante.

30 minutos después de la apertura tendremos la lectura preliminar de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan en donde necesitamos que esté lo más alta posible, y una hora después de la apertura a los datos oficiales de la reservas semanales de crudo, que ya veremos si acierta ahora el Instituto API porque la semana pasada esperaban un crecimiento de 6 millones de barriles, acabó siendo un incremento muy inferior, y esta semana esperan un descenso de -6.000.000, así que el sector de energía será uno de los que hay que vigilar porque en el informe anterior de Goldman asumía que el precio de la energía se iba a encarecer y recuerden la percepción de la Agencia Internacional de la Energía que decía que en los próximos años Estados Unidos sería el líder de la producción gracias a la extracción por medios no convencionales, lo que deja una sombra sobre la potencia alcista del rebote del precio del crudo y compensación al acuerdo de reducción de la producción por parte de la OPEP.

Otro punto importante de la sesión tendrá lugar a las ocho de la tarde, hora española, con la presentación de la lectura de las actas del última reunión de la Reserva Federal, en donde no hay mucho donde mirar porque se está descontando ya por encima del 90% que vamos a tener una subida de tipos el mes que viene, como mucho el atractivo puede estar en la percepción de la economía y si hay una referencia al efecto de la aprobación de la reforma fiscal o la no aprobación de la misma.

La temporada de resultados sigue su curso y el sector tecnológico es uno de los protagonistas por la presentación de resultados de las dos empresas vinculadas a Hewlett Packard, con retirada del CEO:

- HP presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios por acción de 0,39 $, subiendo fuertemente desde los 0,28 $ del año pasado. Ajustados son 0,44 $, subiendo desde los 0,36 $ del año pasado, justo lo esperado.

Las ventas ascienden el 11% está los 13.900 millones de dólares, 500 millones por encima de lo esperado.

Para las previsiones, los beneficios por acción ajustados se mueven entre 0,4 $ y 0,43 $, subiendo para su año fiscal 2018 dichas estimaciones hasta un rango que va desde 1,75 dólares a 1,85 dólares, lo esperado.

- Hewlett Packard Enterprise presentó ayer tras el cierre resultados con unos beneficios por acción de 0,23 $. Ajustados son 0,31 $ bajando desde los 0,61 $ del año pasado y mejores de lo esperado que eran 0,28 $.

Con respecto a las ventas, tenemos 7660 millones de dólares, subiendo 340 millones con respecto al año pasado, aunque la cifra es peor de lo esperado.

Con respecto a las previsiones, los beneficios ajustados están en una horquilla que va de 0,2 $ a 0,24 $, 0,03 $ por debajo de lo esperado.

Por lo tanto, malas noticias que se añaden a la salida del CEO actual.

- Deere presenta resultados con unos beneficios de 1,57 dólares, subiendo fuertemente desde los 0,9 $ del año pasado. Mucho mejor de lo esperado que eran 1,41 $.

Las ventas alcanzan los 8020 millones de dólares, un incremento del 23%, muy por encima de lo esperado que era ronda los 7900.

Con respecto a las previsiones, para su primer trimestre fiscal esperan que las ventas en equipamiento crezcan el 38% con respecto al año anterior y para todo el año una subida del 22%.

Todas las cifras están siendo muy bien recibida por el mercado con incrementos en el fuera de horas superior al 2%.

En valores concretos tenemos:

Sigue el movimiento en cuanto a fusiones y adquisiciones se refiere porque Rockwell Automation ha vuelto a rechazar una oferta por parte de Emerson Electric por seguir siendo demasiado baja.

Bitcoin sigue levantando pasiones y ahora es JP Morgan la que está examinando si se sube a la rueda permitiendo a los clientes acceder a los famosos futuros que el CME quiere implantar este trimestre. Recuerden que el presidente del banco dijo que era un fraude.

Microsoft puede tener movimiento porque Skype ha sido retirado de las tiendas de aplicaciones tanto de Android como de Apple en China por violación de leyes.

Intel también tiene problemas porque el gobierno ha avisado que algunos de sus productos pueden tener vulnerabilidades. Recuerden que en el informe Goldman Sachs avisaba que las tecnológicas eran susceptibles de tener un aumento de regulación y eso limitar su potencial de crecimiento, y evidentemente los riesgos tecnológicos de las vulnerabilidades también pueden poner coto al mismo.

En el apartado técnico, con el movimiento de ayer, el hombro cabeza hombro del Dow Jones de industriales sigue estando presente, pero debemos estar atentos a lo que pase en la zona de máximos anuales, porque no hemos cerrado el hombro derecho pero de momento la figura más o menos se mantiene.

En el NYSE hemos recuperado la peligrosa zona de la media de 50 sesiones y el Nasdaq compuesto ha eliminado la posibilidad de tener un doble techo, lo que tiró del resto de índices al alza y uno de los puntos a vigilar es lo que pueda pasar en el Dow Jones de transportes ante una doble resistencia, pero como las perspectivas del viernes negro son positivas, las empresas de transporte pueden verse favorecidas, lo que ayude a buscar otra vez como resistencia la media de 50 sesiones.

iws.gif

Luis Javier Diez.