Martes, 18 Diciembre 2018

Apertura de Wall Street. Primer posible tanto importante para Donald Trump

Se espera una apertura alcista en Wall Street al no tener ojos para otra cosa que no sea la aprobación de la reforma fiscal el viernes pasado.

Por fin llega algo de apoyo moral y efectivo a la presidencia de Donald Trump, ya que parece que poco a poco se está desvaneciendo la posibilidad de que la reforma fiscal no salga adelante. Recuerden que hubo instalado en el mercado un miedo muy importante al ver que la reforma sanitaria no salió adelante. Además, también recuerden que los republicanos de la Cámara de Representantes aprobaron un texto de la reforma fiscal que difería de la presentada por los republicanos del Senado. Al final, el viernes trabajaron muy conjuntamente las dos partes para votar la del Senado, pero será un comité entre las dos partes la que acabará de dar la forma final a lo que debe firmar Donald Trump.

Por lo tanto, parece que sí vamos a tener la reforma fiscal en acción en el primer trimestre de 2018 y eso se acerca la hipótesis de Goldman Sachs que dice que nos daría unos tres años de bonanzas en el mercado, pero tampoco debemos olvidar los comentarios de otros bancos de inversión que dicen que nadie sabe cuánto de ese crecimiento que va a dar la reforma fiscal está ya descontada en el mercado.

Lo que sí se sabe es que la reforma fiscal no será buena para el déficit y que para que se pague a sí misma al crecimiento debe estar por encima del 2,9%, pero de momento el déficit  extra que provoque tendrá que ser sufragado con nuevas emisiones de deuda, a lo que si unimos más crecimiento y más presión alcista de la inflación como efecto secundario, tenemos malas noticias para los precios de la deuda pública de Estados Unidos, ya que se acumulan presiones bajistas para los mismos debido a la necesidad de subir los tipos de interés.

De rebote Europa se ve favorecida de todo lo anterior, porque el último párrafo nos dice que el dólar va a verse apoyado porque, también de rebote, la Reserva Federal se verá aliviada para poder seguir su plan de subidas de tipos de interés y así también justificarlas de los próximos años. Por lo tanto, si el dólar se fortalece, el resto de monedas se debilitan, así que Europa y las exportadoras pueden respirar un poco más tranquilas porque el efecto divisas negativo se va a reducir.

También, como es lógico, aumentos de tipos de interés, más actividad económica, bajada de impuestos, el sector bancario lo tiene todo, y recuerden que se sigue diciendo que se mantiene la sensación de que hay rotación de activos que salen de las tecnológicas para meterse en otros sitios. Fíjense al cierre del viernes de la semana pasada que la fuerza comparada entre el sector tecnológico y el financiero se está acercando a perder una directriz alcista desde una zona de mínimos de los últimos dos años, por lo que perforar a la baja sería un empuje importante para los bancos pero también una muestra negativa muy seria sobre el rendimiento futuro de las tecnológicas.

tecnobanks.gif

Pasando al plano macroeconómico, 15 minutos después de la apertura tendremos el ISM de Nueva York y 30 minutos después de la apertura tendremos los pedidos a fábrica, por lo que podemos encontrarnos con un par de puntos de alta volatilidad, pero la atención hoy es otra, así que pueden pasar de puntillas.

En el aspecto técnico, fíjense que el viernes tuvimos muchísima volatilidad pero acabamos muy lejos de la zona de mínimos del día gracias a que se aprobó la reforma fiscal y se consiguió tapar las noticias acerca de que había testimonio directo de que la apertura de contactos con Rusia fue ordenada por el propio Donald Trump. Hoy los futuros en el nocturno apuntan a una apertura alcista cercana al 1% dando extensión a ese rebote desde los mínimos del viernes pasado.

ieu.gif

En valores concretos tenemos:

UPS tiene una buena noticia con una recomendación de compra de Deutsche Bank con una subida de precio objetivo.

Luis Javier Diez.