Martes, 23 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Más buenos datos macro que impulsan el optimismo y el riesgo

Se espera una apertura al alza en Estados Unidos tras nuevos buenos datos macroeconómicos que dan más cuerda al mercado descontando más crecimiento en el país.

Comenzamos la sesión en Estados Unidos con los ojos puestos en los datos macroeconómicos porque hoy hemos tenido los aperitivos acostumbrados de cara al dato de creación de empleo del mes de diciembre que conoceremos mañana. Como el lunes fue fiesta, lo que solemos tener los miércoles se ha aplazado un día, exactamente lo mismo que va a pasar con las reservas semanales de crudo.

Los datos macroeconómicos en Europa siguen siendo positivos con unos índices de directores de compra del mes de diciembre en su lectura final que quedan mejor de lo esperado tanto en la zona euro como en Alemania, aunque en Francia tenemos un ligero paso atrás. El euro se ha visto con más fuerza y eso ha sido un lastre para los índices europeos que no han conseguido subir tanto como debieran. Además, apoyando el optimismo económico, los mismos indicadores de China calculados de forma privada también quedan mejor de lo esperado en el sector servicios y en el compuesto.

Ya dentro de Estados Unidos, tenemos que el informe sobre creación de empleo de la consultora ADP sube mucho más de lo esperado y toca nada menos que el nivel de los 250.000, así que visto este optimismo, han aumentado las probabilidades de ver nuevas subidas de tipos de interés en Estados Unidos y además los futuros sobre tipos de interés a muy corto plazo vuelven a los descensos, lo que significa que suben los tipos de interés.

15 minutos tras la apertura conoceremos los PMI de servicios y compuesto  de EEUU, así que podemos tener movimiento a esa hora.

Otro punto importante a tener en cuenta, que la estimación de la reservas semanales de crudo calculadas por el Instituto API nos ofrecen otra reducción superior a los -5.000.000 de barriles, por lo que el crudo sigue estando apoyado y eso hace que tanto la energía como las expectativas de inflación siguen creciendo, de rebote apoyando sector bancario.

También rondando la economía, hoy estamos teniendo las cifras de ventas de algunas minoristas importantes en donde tenemos un poco de todo:

JC Penney dice que las ventas en centros con más de un año en las nueve semanas que terminan a finales de año suben el 3,4%.

Macy’s dice que la temporada navideña nos deja un incremento de las ventas en centros con más de un año que ronda el 1%, bastante mejor de lo esperado que era estar en negativo.

Hablando de resultados, la temporada continua y estos son los que hemos conocido hoy:

- Monsanto presentó resultados de beneficios por acción en su primer trimestre fiscal de 0,38 $, subiendo desde los 0,07 $ del año pasado. Ajustados son 0,41 $ y se sitúan por encima de los 0,38 $ esperados.

Las ventas también pasan de 2650 millones de dólares a 2660, por debajo de lo esperado.

- Walgreens presenta resultados con unos beneficios por acción del primer trimestre fiscal de 0,81 $, bajando desde los 0,97 $ del año pasado. Ajustados son 1,28 $, por encima de los 1,27 dólares esperados.

Para las ventas, sube casi el 8% hasta los 30.700 millones de dólares y además su perspectiva de beneficios para su año fiscal 2018 pasa a ser de 5,45 $ la parte baja y de 5,7 $ la parte alta, habiendo subido la parte baja desde 5,4 $.

En el aspecto técnico, no hay cambios de ningún tipo y la atención la acapara el Dow Jones que tiene a tiro la cota de los 25.000 puntos nada menos:

iws.gif

En valores concretos tenemos bastante movimiento:

Intel va a ser uno de los puntos de atención del día porque han aparecido informaciones acerca de que el presidente de la compañía vendió acciones poco después de conocerse el fallo de diseño que tenían los microprocesadores de la última década. Se ha dicho que esas ventas corresponden a un movimiento que suele hacerse con mucha antelación para disipar las dudas de que las cúpulas directivas de las empresas estén jugando con información privilegiada, pero el problema es que dicho movimiento fue hecho demasiado pronto, y lo que más sospechas levanta es que según parece la compañía tuvo conocimiento del problema el 1 de junio, por lo que hubo tiempo suficiente para deshacerse de esas acciones antes de que se hiciera público.

Otro valor tecnológico que tiene problemas es Tesla, pues sigue mostrando incapacidad de producción en masa y la entrega de su modelo 3 sigue estando por debajo de lo esperado, lo que despierta la idea de que los clientes se harten de esperar y se vayan a la competencia, pues marcas de mucha más potencia industrial están pisándole los talones.

MasterCard puede animar a Visa, pues tiene una recomendación de compra desde neutral por parte de Mizuho hablando de un incremento de la actividad en cuanto a las transacciones, lo que de forma indirecta también apoya sector bancario.

Luis Javier Diez.