Sábado, 20 Octubre 2018

Al cierre. El mercado de deuda genera incertidumbre en multitud de factores

Sesión negativa en Europa con un aumento de fortaleza del euro que viene de rebote por debilidad del dólar desde Asia por movimientos alcistas en los tipos en el mercado secundario.

Si estábamos tan tranquilos esperando al comienzo de la temporada de resultados a finales de esta semana con las cifras que deben ofrecer los bancos, con especial atención a cuáles son las consecuencias en cuanto a provisiones de pérdidas por el impacto inicial de la reforma fiscal, se nos cruza otro evento de mucho más calado en nuestro camino.

Se trata del mercado de deuda y de unas implicaciones políticas y geoestratégicas que van a tener muchísima repercusión de ahora en adelante, ya que estamos en un momento en donde todo mundo está esperando más subidas de tipos de interés con la finalización de los programas cuantitativos en Europa, por ejemplo.

El primero en levantar la liebre ha sido el Banco de Japón en donde dice que va a, o está pensando, en reducir la compra de deuda. Cuando un banco central habla de hacer eso significa que se retira parte de una gran mano compradora que tiene bajo control los tipos de interés en el mercado secundario. Con esto, los bonos han empezado a descender descontando esa falta de fuerza compradora, lo que significa una disminución de los precios que lleva consigo asociada una subida de los tipos de interés. Al encarecerse el mercado de deuda de un país, su moneda aumenta de precio, lo que en el mercado de divisas está generando descensos en el dólar.

Como consecuencia de lo anterior, el euro se está revalorizando a buena velocidad, lo que implica presión bajista para las exportadoras y, en cierto sentido, presión general para todo el mundo porque los servicios europeos comprados desde el exterior, incluidos los bienes, se encarecen, por lo que es negativo para prácticamente todo el mundo.

Lo peligroso ahora viene en el comentario de China. Ya saben que Donald Trump tiene una especial guerra abierta con todo el mundo y con China no lo es menos, a los que acusa de manipular la moneda para facilitar tratos económicos con ellos, como si no hubiese sido precisamente ése el resultado de los programas cuantitativos de la Reserva Federal. Pues bien, los chinos, al ser conscientes de esa pelea en cuanto a tratados de comercio, relaciones comerciales, protestas a la Organización Mundial de Comercio, etcétera, dicen que van a replantearse la compra de deuda norteamericana poniendo como excusa los niveles de reservas de divisas o la existencia de mejores activos más seguros o rentables.

Aquí es donde hay que hacer un alto para explicar esta situación que hace que todos los países en realidad estén interconectados, estén peleados o no. Recordemos que China y Japón son países con superávit comercial. Estados Unidos tiene déficit comercial, lo que significa que Estados Unidos compran más de lo que vende al exterior y los otros dos países son justo lo contrario. Si nosotros somos una tienda que vende productos de China y de Japón dentro de Estados Unidos, estamos en la obligación de vender nuestros dólares para comprar productos en China y Japón, lo que significa comprar yuanes y yenes. Si todas las tiendas del mundo hacen exactamente lo mismo, tenemos una situación generalizada en donde se vende moneda local para comprar yuanes y yenes. Esto significa que tanto China como Japón tienen una presión alcista sobre su moneda que puede dañar las exportaciones si exceden niveles adecuados. Para ello, tanto el Gobierno como los bancos centrales, lo que intentan es controlar el precio de la moneda vendiendo a su vez moneda local y comprando la moneda de donde vienen esas peticiones de bienes, comprando dólares o cualquier otra moneda. La cuestión es que una vez que tienes las reservas de divisas más o menos a un nivel alto, lo que buscas es seguir comprando activos en esas monedas extranjeras pero con cierta garantía de que se puede recuperar, y si se saca algo de rentabilidad, pues mejor. Estos activos necesarios en moneda extranjera suelen ser deuda del país, por lo que las relaciones comerciales con países con superávit suelen acabar haciendo que sean los que financien la deuda pública del país donde se compra el producto. La cuestión es que ahora mismo tenemos una reforma fiscal en Estados Unidos que genera un aumento de déficit que se quiere cubrir con nuevo aumento de deuda. Si China quiere reducir la compra de deuda, debemos contar con una mano compradora más débil a la hora de colocar ese nuevo endeudamiento, lo que está generando una disminución de los precios en Estados Unidos y subida de tipos de interés, aparte de poner encima de la mesa que no puedes crearte enemigos que puedan poner en peligro el endeudamiento de tu país. Este efecto y duda económica es el que no hace que el Dólar se refuerce por la subida de tipos en el secundario.

Si a lo anterior le unimos ese comentario de presidentes de la Reserva Federal regionales donde esperaba cuatro subidas de tipos de interés en 2018, una más de lo que el mercado tiene asumido y además oficialmente comunicado por la Reserva Federal, estamos hablando de que existe la posibilidad de ver subidas de tipos por encima de lo esperado, lo que supone principalmente el mayor enemigo que tenemos en 2018.

Hoy en el plano económico no tenemos demasiado, una producción industrial de Francia del mes de noviembre que baja más de lo esperado, lo que ha ofrecido algo más de resistencia para que el CAC 40 pudiese superar los máximos del año pasado, y la producción industrial en Reino Unido que mejora lo esperado pero en términos interanuales frena hasta un crecimiento del 2,5% desde estar por encima del 4%. También el Reino Unido, la balanza comercial mantiene el déficit y además acelera.

En EEUU unos precios de exportación del mes de diciembre que descienden -0,1%, mucho peor de lo esperado que era un incremento del 0,3%, pero en términos anuales en 2017 hemos crecido el 3%, lo que supone un aumento realmente importante no vistos seis años.

Dentro del mercado, en Europa la mayoría de supersectores están en negativo pero los mejores de la sesión, al igual que en Estados Unidos, han sido los bancos con un incremento superior al 2% y las aseguradoras, con las petroleras y los recursos básicos también en positivo tras una nueva reducción de las reservas semanales de crudo.

Descripción Último Dif. %
STXE 600 BANKS PR.EUR 193,01 2,08
STXE 600 INSURANCE PR.EUR 298,21 0,78
STXE 600 BASIC RES.PR.EUR 494,3 0,17
STXE 600 FIN.SER.PR EUR 501,27 0,14
STXE 600 OIL+GAS PR.EUR 329,1 0,1
STXE 600 IND. G+S PR.EUR 552,42 -0,43
STXE 600 RETAIL PR.EUR 307,89 -0,45
STXE 600 CONSTR.+M.PR.EUR 477,18 -0,59
STXE 600 TR.+LS.GRE.EUR 236,34 -0,61
STXE 600 AUT+PRT PR.EUR 657 -0,83
STXE 600 TECH PR EUR 450,7 -1,07
STXE 600 HEALTH C.PR.EUR 736,85 -1,14
STXE 600 MEDIA PR.EUR 277,67 -1,17
STXE 600 P.H.GD. PR.EUR 839 -1,2
STXE 600 CHEMICALS PR.EUR 976,32 -1,22
STXE 600 FOOD+BEV.PR.EUR 669,2 -1,24
STXE 600 UTILITIES PR.EUR 291,86 -1,32
STXE 600 TELECOM.PR.EUR 283,92 -1,76
STXE 600 R. EST.CA PR.EUR 177,04 -1,86

 

Por otro lado, el mercado de deuda ha tenido descensos de precios prácticamente en todas partes además con una subasta a 10 años en Alemania con subida de tipos que se coloca por encima del 0,5%.

Descripción Dif. % Último
E-MINI S&P CONTINUOUS -0,13 2,748
MINI DOW JONES CONTINUOUS -0,08 25,353
NASD E-MINI CONTINUOUS -0,39 6,661
     
IBEX35 PLUS CONTINUOUS 0,09 10,415
DAX FUTURE CONTINUOUS -0,83 13,272
DJ EURO STOXX50 FUTURE CONTINUOUS -0,44 3,596
CAC 40 FUTURE CONTINUOUS -0,56 5,501
     
EURO SCHATZ FUTURE CONTINUOUS 0 111,965
EURO BOBL FUTURE CONTINUOUS -0,03 131,57
EURO BUND FUTURE CONTINUOUS -0,11 161,12
EURO-BUXL-FUTURE CONTINUOUS -0,06 162,28
     
EURO BONO FUTURE CONTINUOUS -0,37 144,32
LONG-TERM EURO-BTP FUTURE CONTINUOUS -0,03 135,66
EURO-OAT FUTURE CONTINUOUS -0,03 154,93
     
EUR/USD 0,21 1,19608
EUR/JPY -0,8 133,342
EUR/CHF -0,28 1,17022
EUR/GBP 0,42 0,88507
     
GBP/USD -0,2 1,35134
USD/JPY -1,01 111,483
     
MINI-SIZED GOLD CONTINUOUS 0,18 1,316
MINI-SIZED SILVER CONTINUOUS -0,14 16,987
PLATINUM FUTURES CONTINUOUS 0,52 977,4
CRUDE OIL CONTINUOUS 0,54 63,3