Viernes, 17 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Resultados empresariales pero se cuela la Reserva Federal

Se espera una apertura alcista en Wall Street contenta con más datos macro positivos pero el Nasdaq está tocado por una bajada en Facebook importante tras decir que va a dar más importancia a las noticias de famlia y amigos que a los anuncios, así que los inversores están descontando menos ingresos.

Hoy comienza la temporada de resultados con las primeras empresas poniendo cifras encima de la mesa que corresponden a los bancos más importantes. Vamos a echar un vistazo a ellos pero la mayoría de ellos muestran lo que se esperaba, impactos negativos del ajuste necesario por la aplicación de la reforma fiscal en el primer trimestre de este año.

- JP Morgan presenta resultados de +1,07$, bajando desde los 1,71$ del año pasado. Ajustados son 1,76$, mejores que los 1,69$ esperados.

Las ventas aumentan desde los 24.330 millones de dólares hasta los 25.450, mejores de lo esperado.

Recuerden que se espera con cierta inquietud los resultados de los bancos por ese reconocimiento del impacto negativo de la reforma fiscal y que en el caso que nos ocupa es de -2.400 millones de dólares.

Las ventas aumentan de 24.330 millones de dólares hasta los 25.450, por encima de lo esperado.

Con las subidas de tipos, los ingresos por intereses netos suben +11% hasta los 13.400 millones de dólares, mejor de lo esperado.

Con el aumento de los tipos, suben las provisiones para créditos en problemas más de lo esperado.

Los ingresos desde el mercado de renta fija bajan -34%, banca de consumo y empresarial +16%, servicios de inversión caen -22%.

- BlackRock presenta resultados del último trimestre de 14,07 $, subiendo potentemente desde los 5,13 $ del año pasado. Ajustados ya son bastante menos, sube de 5,14 $ a 6,24 $, mejor de lo esperado que eran 6,08.

Las ventas aumentan desde los 2890 millones de dólares hasta los 3470, mejores de lo esperado. y los activos bajo gestión también aumentan desde los 5150 millones de dólares hasta los 6290.

- Wells Fargo presenta resultados de 1.16$, por encima de los 1.04$ esperados. Ajustados son +0,97$, mejor por +0,01$ nada más. Como cuenta de manera distinta algunos impuestos, en vez de ser perjudicado por la reforma fiscal, sale beneficiado, cosa rara en el sector.

Lo anterior ha sido durante toda la semana el objetivo principal de la atención de los inversores, pero ya hemos visto cómo desde el fin de semana pasado, donde entrevistas a dos presidentes regionales de la Reserva Federal avanzaron no sólo tres subidas de tipos de interés, lo que se espera que sea oficial, sino una más, lo que representa una aceleración de ese camino que había descontado y asimilado como hipótesis de trabajo todo el mercado, se ha puesto como preocupación principal.

Sin contar con el susto que nos dio China, con aquellas informaciones desmentidas acerca de que se planteaba parar de comprar deuda norteamericana, hoy hemos tenido nuevos datos que hacen que de reojo miremos otra vez a la Reserva Federal, como unas ventas minoristas que aumentan, pero sobretodo una inflación que sube lo esperado pero la subyacente se acerca al 2%, por lo que no sólo se soporta la idea de tres subidas de tipos de interés sino que abre la puerta a tener algunas más precisamente porque el crudo sigue estando en zonas muy altas.

Como los efectos de la Reserva Federal están por venir, comenzamos ya en unas cotas realmente importantes de situación económica y mucho ojo con el desarrollo de los acontecimientos porque desde la Reserva Federal, en concreto Dudley, están empezando a notar que nos hemos metido en una situación realmente complicada porque las subidas de tipos de interés no están recibiendo la atención necesaria por parte de los participantes del mercado. La cuestión es obvia, al subir los tipos de interés, la financiación se encarece, la viabilidad de las empresas cambia y se debería notar en algún momento algún ajuste a esa realidad de todos los activos disponibles. El mayor problema es que si no se hace ese ajuste de forma gradual, en algún momento se tiene que hacer, y el temor es que todo ese ajuste se realice en el mismo momento, por lo que tendríamos movimientos muy fuertes en todos los activos, lo que podría generar un movimiento demasiado fuerte en los mercados financieros que altere las previsiones económicas mundiales.

Con respecto al punto anterior, recuerden el movimiento alcista que se generó ayer en el euro, que todavía perdura, tras esas actas del BCE en donde se reconoce que están dispuestos a cambiar su perspectiva de tipos según nos vayamos acercando al final del programa cuantitativo porque hay convencimiento en que la inflación converge hacia el objetivo del Consejo de Gobierno y la recuperación económica cada vez es más amplia y sostenible.

30 minutos después tenemos el dato de inventarios empresariales del mes de noviembre, así que puede haber algo de movimiento en ese momento.

En el apartado técnico, simplemente vean cómo se está desarrollando el comienzo de 2018, es normal que la Reserva Federal, metida en un ciclo de subida de tipos de interés en donde puede haber más de lo planeado a finales del año pasado, se ponga nerviosa por el comportamiento de los inversores desoyendo lo que quieren decir con esta subida de tipos.

iws.gif

Luis Javier Diez