Viernes, 17 Agosto 2018

Apertura en Wall Street. Amazon entra en los cuidados de la salud y el sector tiembla de miedo

Se espera una apertura bajista en Wall Street no solo por la espera a la FED y al dato de empleo del viernes, sino porque Amazon sigue ampliando su cartera de influencia y pone de los nervios a todo el mundo.

Hoy la sesión en Wall Street puede ser de todo menos tranquila, porque no sólo seguimos dentro de la temporada de resultados, con algunos nombres muy importantes dentro del Dow Jones, sino que el epicentro de todo el movimiento va a estar en las operaciones corporativas.

Mientras toda la atención esta mañana estaba situada en el comienzo de la reunión de la Reserva Federal que terminará mañana, también en la aproximación a los datos de creación de empleo del mes de enero que conoceremos el viernes, se nos ha colado un movimiento corporativo que casi es equiparable a un terremoto, otra vez de la mano de Amazon.

Recuerden que esta compañía ya puso patas arriba el sector de consumo de artículos básicos al comprar la cadena de supermercados de alimentación Whole Foods, lo que hizo que todo el mundo esperase una guerra de precios sin cuartel para poder deshacerse de la competencia.

Pues bien, hace escasas horas ha aparecido la noticia de que Warren Buffet se alía con JP Morgan y con Amazon para crear una compañía de cuidados de la salud que mejore la situación de los empleados en general. Siguiendo comportamiento que tuvieron los competidores en el sector de artículos básicos de consumo, hoy la atención está centrada en el sector de cuidados de la salud. Todo lo relacionado está descendiendo, incluidas las farmacias, las farmacéuticas y las biotecnológicas. El elefante Amazon lo destruye todo a su paso, y además, fíjense en el gráfico del sector porque ayer dejamos una muestra de interés vendedor en un máximo, por lo que las ventas hoy tienen también componente técnico. De hecho, UnitedHealth está restando 100 puntos al Dow Jones de industriales.

xlv.gif

 

Por otro lado, la tensión entre Estados Unidos y Rusia sigue aumentando de grado, aunque Rusia no acaba de picar el anzuelo, lo que da una mala sensación en general porque recuerden que Donald Trump está contra las cuerdas por esa relación especial entre su candidatura a la Casa Blanca y el país de Vladimir Putin. La contestación de Rusia tiene palabras muy graves ante la publicación de una lista de personas, digamos non gratas, por parte del Tesoro de Estados Unidos, pero reniegan de actitudes recíprocas, por lo que dejan que se vayan desarrollando los acontecimientos, lo que suena a: “sé que lo haces para tapar las acusaciones de amistad con Rusia, vamos a ver qué pasa”.

Sin salir de la Casa Blanca, ya tenemos encima de la mesa la reforma fiscal, todas las empresas empiezan a dibujar sus acciones de futuro y los resultados empresariales empiezan también a reflejar el daño o ventaja de dicho movimiento, y hoy desde el entorno del presidente Trump se ha dicho que hoy mismo ya se van todos los esfuerzos a centrar en el plan de inversiones en infraestructuras por valor de 1,5 billones de dólares. Recuerden que era el otro punto importante que ayudó a que subieran los precios de las materias primas porque corresponde a una nueva urbanización de Estados Unidos, por lo que los sectores relacionados pueden verse favorecidos.

El mercado de divisas también va a tener su cuota de protagonismo por el movimiento en el euro. Por un lado el dólar tiene apoyo al ver que la inflación en Alemania no acelera sino que desacelera un poco, aunque todo está compensado por una información del propio gobierno diciendo que esperan un nuevo superávit correspondiente al 1% del producto interior bruto en 2018, volviendo a pedir otra vez que hay que empezar a normalizar los tipos de interés, así que una cosa compensa la otra y el dólar se ve algo perjudicado.

En el apartado macroeconómico, 30 minutos después de la apertura tendremos la confianza del consumidor de la Conference Board, que necesitamos que esté lo más alto posible para que tenga correlación con ese aumento de los gastos del consumidor que conocimos en el día de ayer junto con un descenso en la tasa de ahorro.

Lo que sí hemos conocido es el índice de precios de las viviendas en 20 zonas metropolitanas de Estados Unidos en el mes de noviembre en donde se mantienen los crecimientos de forma estable, pero como es de noviembre, no nos vale porque la percepción de los tipos de interés ha cambiado, así que simple y llanamente no se mira y se esperará a ver el dato de enero, que conoceremos entro de unos cuantos meses.

Vamos con los resultados empresariales del día de hoy:

- Pfizer presenta resultados del último trimestre con unos beneficios netos de 2,02 $, subiendo fuertemente desde los 0,13 $ del año pasado. Ajustados son 0,62 $, subiendo desde los 0,47 dólares del año pasado y mejores de lo esperado que eran 0,56 $.

Las ventas suben ligeramente desde los 13.630 millones de dólares hasta los 13.700, por encima de lo esperado.

Para 2018 espera que los beneficios ajustados por acción se muevan en una horquilla de entre 2,9 $ y 3 dólares, por encima de lo esperado. Para las ventas la horquilla se mueve entre 53.500 millones de dólares y los 55.500, más o menos a lo esperado.

De momento el mercado se toma bien las cifras y sube casi el 2% de mejora en preapertura.

- Aetna presenta resultados de 0,74 $, subiendo desde los 0,39 dólares del año pasado. Ajustados suben de 1,17 dólares hasta 1,25 dólares, por encima de los 1,18 $ esperados.

Es positiva con respecto a la influencia de la reforma fiscal porque cree que va a tener una inyección de 800 millones de dólares en los beneficios ajustados en 2018.

Las ventas descienden hasta los 14.800 millones de dólares, una bajada de -6%, pero por encima de lo esperado.

Ha cortado el programa de recompra de acciones hasta que se cierre la compra de la compañía CVS.

- Harley-Davidson presenta unos resultados de beneficios por acción del último trimestre de 0,05 $, bajando fuertemente desde los0,27 $ del año pasado.

La reforma fiscal que ha penalizado con una pérdida de 53,1 millones de dólares y también tiene una carga para consolidar centros de ensamblaje de productos que oscilará entre los 170 millones y los 200.

Las ventas aumentan desde los 1110 millones de dólares hasta los 1230 millones, por encima de lo esperado que era una reducción. El problema es que las ventas de motocicletas han caído casi el 10%, por lo que el mercado se está llevando un susto importante ya que en preapertura desciende -7%.

- McDonald’s presenta beneficios de 0,87 $, bajando desde los 1,44 dólares del año pasado. Ajustados son 1,71 $, mejores de lo esperado que eran 1,59$.

Las ventas descienden desde los 6030 millones de dólares hasta los 5340, pero por encima de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año de forma global aumentan el 5,5%, por encima de lo esperado. Dentro de Estados Unidos estas ventas mejoran el 4,5%.

También tiene planes de abril cerca de un millar de nuevos centros.

En el aspecto técnico, a destacar la bajada del día de ayer en donde tenemos otro movimiento importante similar a la parada que tuvimos hace bien poco en forma de muestras de interés vendedor. Ayer cerramos por debajo de mínimos en el NYSE y dejamos una karakasa invertida en el Dow Jones de transportes, que es el que está mostrando una divergencia bajista con el resto que debemos tener muy en cuenta.

iws.gif

Luis Javier Diez.