Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Intento de recuperación del disgusto con la FED

Se espera una apertura alcista en Estados Unidos dando forma a un rebote tras el fuerte desplome que tuvimos en el día de ayer una vez alcanzada la sobrecompra en el corto plazo y además nos llevamos un disgusto con la lectura de las actas del última reunión de la Reserva Federal, donde se ve que la economía sigue acelerando, se mantiene la subida de tipos de interés pero tal como lo dicen, no se descarta una aceleración en el número de las mismas.

Como podemos imaginarnos, el desplome fue considerable, no tanto por la cifra final, sino por el movimiento que tuvimos desde los máximos del día. La cuestión es que tenemos en el corto plazo, en gráficos de 30 minutos, tanto la media de 50 como la de 200 en cruce bajista, así que necesitamos subir cuanto antes para intentar cancelar este movimiento de descenso que lo que ha hecho es dar extensión a las muestras de interés vendedor que dejamos en los máximos del rebote, tal como se puede observar el gráfico adjunto, marcando bien la resistencia en la media de 50 sesiones.

ieu.gif

Hablando de la inflación, la buena marcha de la economía, hoy hemos conocido las nuevas cifras del paro semanal que vuelven a caer otra vez a la zona de los mínimos de hace 45 años. Evidentemente, el mercado laboral no está dando ningún problema y está apoyando bien las tesis de la Reserva Federal. Sin embargo, en el ambiente sigue habiendo un problema muy claro, la actividad del mercado inmobiliario. Ayer, uno de los peores sectores del SP 500 fue precisamente el de constructoras, porque cada vez que se habla de nuevas subidas de tipos de interés, se tiene miedo al efecto que tengan en el mercado hipotecario ese encarecimiento de la financiación. Recordemos que en las cifras semanales del mercado hipotecario estamos viendo cómo los indicadores de hipotecas para comprar y refinanciaciones siguen cayendo sin parar al mismo ritmo que suben los tipos de interés de las hipotecas a 30 años. Con esto, hay que seguir vigilando comportamiento de la venta de viviendas nuevas y también de las de segunda mano, que últimamente están de capa caída. Como es normal, llega un momento en donde debería verse una repercusión porque para las capas más bajas de la sociedad norteamericana será cada vez más inalcanzable la adquisición de una vivienda y eso empezaría a marcar un cierto deterioro que no hay que perder de vista.

En otro orden de cosas, punto interesante también ver las cifras semanales de la reservas semanales de crudo porque recuerden que la producción sigue aumentando pero puede verse compensado por un mayor potencial del dólar, porque precisamente los recursos básicos están tocados en Europa y las materias primas cotizan en negativo por este factor.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy tenemos una referencia el mercado del crudo:

- Chesapeake presenta unos resultados de 0,33 $, dándose la vuelta desde las pérdidas de -0,83 $ del año pasado. Ajustados son 0,3 $, subiendo 0,06 $ con respecto al año pasado y mejores de lo esperado porque se esperaban 0,25 $.

Con respecto a las ventas, pasa de sólo 678 millones de dólares hasta alcanzar los 1200 cicuta y 8 millones, por encima de lo esperado.

Las cifras son buenas y eso está haciendo que se dispare más del 5% preapertura pero lo que más gusta es que están dedicándose a reducir deuda, lo que mejora los márgenes al reducir el coste financiero.

En valores concretos tenemos:

Ford puede tener movimiento ya que el presidente en Norteamérica ha dejado la compañía por el resultado de una investigación que ha acabado con el descubrimiento de un mal comportamiento por su parte.

General Electric puede tener movimiento otra vez y ser un peso bajista bastante importante, porque el Wall Street Journal ha destapado que el antiguo presidente de la compañía no tuvo malas noticias en cuenta, es decir, que hizo un mal diagnóstico de la situación y eso llevó a poner encima de la mesa unas previsiones demasiado optimistas. Por otro lado, la agencia Reuters también ha desvelado que el acercamiento de la compañía a la creación de energía eléctrica por medio de combustibles fósiles no está dando resultado.

Además, todo el mercado sigue muy preocupado por la situación del gigante Walmart, y no sólo por los problemas que pudiera presentar dentro de su negocio, sino porque se sigue mirando de reojo a la ventaja que pueda adquirir Amazon con respecto a cualquier sector si los gigantes de dichos sectores empiezan a tener problemas.

Luis Javier Diez.