Martes, 16 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. El aumento de tipos en el primario daña y las tecnológicas no ayudan

Se espera una apertura bajista en Wall Street siguiendo el movimiento de los activos de riesgo en todas partes por la subida de tipos en la renta fija y también por un mal comportamiento de las tecnológicas que parece ya una constante.

La sesión en Estados Unidos va a ser interesante. Primero de todo, hay que ser conscientes de que mañana tenemos el dato de creación de empleo del mes de junio y todo lo que pase antes de ese momento hay que cogerlo con pinzas porque puede ser movimientos de corto plazo y cuando llegue el momento, cerrar posiciones metiéndose el beneficio en el bolso, por si acaso.

Primero, tenemos un movimiento al alza de las rentabilidades de todo el mercado de renta fija porque las actas del BCE han confirmado que tienen ganas de cambiar el tono pero tienen muchísimo miedo a que el mercado exagere el movimiento y ponga en entredicho las condiciones de financiación de países en problemas. El mercado le ha dado exactamente igual la impresión del BCE y se queda con ese tono de que quieren cambiar las cosas, así que esas actas han confirmado el movimiento al alza de las rentabilidades que hemos visto en el mercado primario en las subastas tanto de España como de Francia y de Reino Unido. El contagio de ese movimiento también se está teniendo en Estados Unidos, así que cuando sube la rentabilidad de la renta fija, en estas circunstancias se ve dañado el riesgo porque también le perjudica.

Además, hemos tenido un paro semanal que sigue por debajo de los 300.000 pero que ya está a medio camino, rozando los 250.000. Tenemos un ligero incremento de los despidos corporativos con respecto a la semana pasada y además la creación de empleo no agrícola calculados por el ADP queda peor de lo esperado y bajando fuertemente desde la del mes pasado. Hay que tener en cuenta que ya en las cifras del mes pasado hubo una disparidad bastante importante entre las cifras calculadas por ADP y las de creación de empleo reales, así que si ahora tenemos un fuerte descenso, muchos tienen miedo a que mañana tengamos un dato bastante peor de lo esperado.

Los datos macro no se acaban aquí, ya que 15 minutos después de la apertura tendremos el indicador de directores de compra del sector servicios también el compuesto. Recuerden esa divergencia importante que hay en el sector de manufacturas entre el PMI y el ISM, así que el compuesto puede generar alguna polémica.

Precisamente, 30 minutos después de la apertura tendremos el dato de no manufacturas del ISM.

Hay que recordar que el sector de energía es uno de los más volátiles que tenemos en estos momentos y que el precio del crudo ayer tuvo un descenso cercano al -4%. Hoy esta rebotando cerca del 1,5% y que las reservas de crudo calculadas por el Instituto API dan un fuerte descenso cercano a los -5.000.000 de barriles. A las cinco de la tarde, hora española, tendremos los datos oficiales de Estados Unidos, así que hay que estar atentos por lo que pueda pasar.

En la sesión europea hemos tenido problemas ya que las resistencias de medio plazo no han conseguido ser superadas y eso ha ayudado a que las ventas se hayan hecho con el control de la situación, lo que ha ayudado a que los futuros norteamericanos en el nocturno también están descendiendo.

Las tecnológicas vuelven a ser otra vez uno de los puntos de atención porque ayer cerramos la sesión por debajo de la media de 50 sesiones, así que hay mucho miedo a que se confirme como resistencia y empecemos a tener una influencia negativa sobre el resto, tal como se puede observar el gráfico adjunto.

indicesws.gif

Con respecto a la volatilidad del SP 500, otra vez que cerramos por encima de la media de 50 sesiones, así que se mantiene la peligrosidad de la situación.

vixsp.gif

En valores concretos tenemos:

Ya hemos visto cómo está la situación técnica del Nasdaq compuesto, así que todo lo relacionado con la tecnología de las grandes debe ser vigilados de cerca.

También, dentro del sector de la tecnología, tenemos con problemas a Tesla porque su modelo S no ha conseguido la máxima calificación de seguridad, lo que se teme todo el mundo que reste ventas y además será un punto negativo de cara a la conducción autónoma. La fuerte bajada de hoy puede hacerle perder una directriz alcista de largo plazo y todo el mundo se está echando las manos a la cabeza.

Luis Javier Diez.