Martes, 11 Diciembre 2018

Apertura de Estados Unidos. El centro del día: la FED y Facebook

Se espera una apertura en Estados Unidos dudosa a la espera de lo que pueda hacer la Reserva Federal el día de mañana y ver si Facebook continúa con problemas o intenta un rebote tras tocar un soporte significativo.

Hoy comienza la primera parte de la reunión de la Reserva Federal en donde mañana se espera que presenten una nueva subida de tipos de interés, aunque el centro de la atención está puesta en el comunicado, para saber si seguimos con la idea de tener tres subidas de tipos de interés este año o nos estamos encaminando hacia cuatro, tal como piensa la OCDE. Además, dentro de pocos días se implantarán los aranceles a algunas materias primas por parte de Donald Trump, así que veremos si hay algún tipo de comentario acerca de los efectos colaterales que pueda tener tanto en el empleo como las perspectivas de crecimiento y efecto en la economía mundial.

Quitando la espera propia a ese evento que aparece siempre que tenemos una reunión de la Reserva Federal, la otra está puesta en el verdadero alboroto que está suponiendo ese incidente que ha tenido Facebook en donde ha habido una pérdida de datos de cerca de 50 millones de personas, todo relacionado, mezclado, envuelto en las elecciones presidenciales que ganó Donald Trump y el escándalo de sus relaciones con Rusia.

Todo este escándalo está teniendo ramificaciones que están directamente afectando a las valoraciones y la sensación que tienen los inversores acerca de las nuevas tecnologías, en concreto las que están metidas dentro del grupo llamado FAANG+.

Los políticos cada vez están más preocupados, y la voz más alta y clara ha sido la del creador de Internet, en donde se apuntó directamente a Facebook como una herramienta para poder utilizar Internet como un arma. La prácticamente imposibilidad de parar las noticias falsas, la reducción de productividad que acarrean las distracciones de toda la información e interacción que llevamos en nuestros teléfonos móviles, arrojan dudas acerca de si realmente el resultado de la implantación de todas estas nuevas tecnologías es positivo de verdad para la humanidad y si el rendimiento económico va a ser el esperado en el largo plazo.

Para colmo de todo el asunto, ayer tuvimos el primer fallecimiento provocado por un coche sin conductor, lo que ha hecho que Uber suspenda todas las pruebas de estos modelos en todas las ciudades en las que se está llevando a cabo. La mezcla de todo está suponiendo un verdadero lastre para las perspectivas económicas de todos los valores que hemos comentado. Sin embargo, pensando estrictamente en el dinero, los analistas piensan que esto da pie a nuevas regulaciones de todo tipo, pero todavía hay mucho camino que recorrer hasta que realmente esa regulación tenga un impacto en los ingresos, algo que ya se dijo a finales del año pasado como peligro en 2018 para las empresas del sector, aconsejándose ir dejándolas de lado.

Ayer tuvimos subasta de deuda de Estados Unidos a seis meses en donde volvimos a tener una nueva subida de tipos de interés acercándonos ya al 2%, lo que avisa de que se siguen viendo subidas de tipos de interés en los próximos meses.

En el plano técnico, seguimos teniendo como resistencia la media de 50 sesiones en el gráfico a días, pero en el corto plazo seguimos estando dentro de una estructura bajista de las medias en el corto plazo. La cuestión es que en el Globex el Nasdaq ha sido el primero en superar la media de 50, seguido por el resto, y a la espera de acontecimientos. Se está buscando cierta estabilización a la espera de acontecimientos, pero todos muy pendientes de lo haga Facebook, porque está atacando el soporte de la media de 200 sesiones, y un rebote podría ayudarnos a aguantar, pero ha comenzado el día con un ligero descenso del -1%, por lo que su comportamiento va a dictar mucho cómo va a ser la espera a la reunión de mañana.

iws.gif

 

Sin salir del área de las tecnológicas, la temporada de resultados sigue su curso y ayer tras el cierre conocimos los de Oracle, que está teniendo un desplome superior al -7% una vez conocidos que los ingresos provenientes de la nube en el software no han sido los esperados.

Oracle ayer tras el cierre presentó unas pérdidas netas de su tercer trimestre fiscal de -0,98 $, dándose la vuelta desde los beneficios de 0,53 dólares del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,83 $, por encima de los 0,66 $ esperados. La culpa está en la reforma fiscal que les ha hecho un daño de -7.000 millones de dólares.

Las ventas pasan de 9210 millones de dólares hasta los 9770. Las ventas ajustadas quedan en un rango más o menos aceptable aunque netamente por debajo de lo esperado debido a debilidad en su división de software como servicio, que aunque mejoró el 12%, no es lo esperado. Para intentar calmar las cosas, dicen que esperan de forma muy rápida poder duplicar el tamaño de esta división, acercándose a los 5000 millones de dólares anuales.

La venta de licencias alcanza los 1390 millones de dólares, por debajo de los 1420 esperados. Las actualizaciones y soporte técnico tienen un fuerte incremento de más del 5% hasta superar los 5000 millones, cuando lo esperado era estar por debajo de dicha cifra.

Con respecto a lo que más le importa el mercado, como se desarrolla la situación en la nube, todo el paquete, plataforma y servicios, mejora el 16% hasta los 1570 millones de dólares, lo esperado.

Precisamente, para su cuarto trimestre fiscal, esperar una fuerte mejoría entre el 19% y el 23% nada menos, por debajo de lo esperado por el mercado que supera el 26% nada menos.

Luis Javier Diez.