Lunes, 22 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. Se intenta la relajación pero se vigila a Trump de reojo

Se espera una apertura confusa en Estados Unidos porque Wall Street está intentando rebotar para intentar cerrar la semana en una situación más o menos controlada, dentro del descontrol y pánico que ha desatado en los mercados la imposición de los aranceles a China que ha despertado una reacción del gigante asiático de igual calibre e incluso de más confrontación diciendo aquello de “vamos a jugar duro a ver quién gana”.

Las quejas acerca de los aranceles se están esparciendo absolutamente por todas partes y las quejas de la Organización Mundial de Comercio también, por lo que parece que es una guerra de todos contra Estados Unidos de proporciones desconocidas, aunque en Estados Unidos algunos siguen diciendo que esto no es una guerra comercial, aunque los efectos de la misma parece que sí es así, el problema es que no es una guerra de todos contra todos, sino simplemente el resto del mundo contra Estados Unidos.

Todavía faltan muchos detalles, como por ejemplo la lista completa de los productos chinos afectados en Estados Unidos, pero también falta la lista de los productos americanos con aranceles en China, por lo que casi tenemos otros 15 días de cierta incertidumbre hasta que sepamos realmente lo que tenemos entre manos.

Mientras tanto, tenemos incidentes de calado terrorista en Francia con un secuestro con rehenes en un supermercado y además la investigación en Reino Unido de un vehículo abandonado cerca de un centro comercial.

Lo que todo el mundo está mirando es intentar evitar a toda costa que tengamos un cierre por debajo de los mínimos de este año, ya que podría ser una señal de venta muy potente porque, simplemente vean la situación del gráfico a semanas Justo ahí tenemos en el NYSE la media de 50 semanas, que tampoco está muy lejos en los otros índices. Colocarnos por debajo sería algo especialmente doloroso porque ya hay recuentos de la teoría de Dow que hablan de un cierre por debajo de esa zona como señal de venta.

iws.gif

 

De momento en Europa tenemos ventas claras en donde las protagonistas han vuelto a ser otra vez los valores afectados por una guerra comercial, como automoción y recambios y los coches, pero ver fuertes ascensos en las materias primas está intentando ayudar a reducir esas pérdidas, como por ejemplo demanda de los metales que representan la seguridad.

Hay que destacar que en estos momentos uno de los supersectores en positivo es el de Utilities, el que representa la seguridad dentro del riesgo, así que hay que vigilar este sector dentro del SP 500 y la relación con el resto, porque recuerden que llevaba una dirección distinta al de los bancos, por lo que la diferencia entre ambos puede reducirse.

En el plano macroeconómico hemos conocido los pedidos de bienes duraderos que se recuperan mucho más de lo esperado y esto siempre es positivo para la economía, pero son los datos de febrero, ahora los que importan son los de dentro de un par de meses que ya estarán afectados por los aranceles.

30 minutos después de la apertura tendremos otro dato inmobiliario en forma de venta de viviendas nuevas, factor que hay que vigilar muy de cerca por esa subida de los tipos hipotecarios. La cuestión es que si ahora entramos en un momento en donde los tipos de interés descienden porque hay miedo a que la economía se pare, y se va buscando activos de seguridad, quizá haya una pausa en la subida de los tipos hipotecarios que ayude a encontrar un poco más de demanda en los próximos meses, por lo menos antes de que las cifras macroeconómicas de crecimiento muestren daño por esta guerra comercial.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Micron Tech presentó ayer unos resultados con unos beneficios por acción de 2,67 $, subiendo fuertemente desde los 0,77 $ del año pasado. Ajustados son 2,82 $, por encima de los 2,69 $ esperados.

Las ventas ascienden también desde 4630 millones de dólares hasta los 7350,100 millones por encima de lo esperado y justo la parte alta de sus propias estimaciones.

Parece que hay buenas perspectivas con respecto a la demanda porque anuncian un plan para poder crear un nuevo espacio de montaje porque ven que las nuevas aplicaciones, entre las que están la inteligencia artificial, requerirán cada vez memorias más rápidas.

- Nike presentó ayer tras el cierre resultados con unos beneficios de 0,57 $, bajando desde los 0,68 $ del año pasado, mejores de lo esperado que eran 0,52 dólares.

Con respecto a las ventas, alcanza los 9000 millones, una subida del 7%, también por encima de lo esperado.

En valores concretos tenemos:

Cisco tiene buenas noticias porque Goldman Sachs le ha incluido en su lista de compra con convicción porque considera que es un valor defensivo de todos los mercados volátiles.

KB Homes presentó resultados mejores de lo esperado, pero las ventas lo hicieron peor de lo esperado, así que hay que vigilar la reacción del sector.

Luis Javier Diez.