Miércoles, 15 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Rebote antes de vacaciones

Se espera una apertura alcista en Estados Unidos con un motivo doble de apoyo: el factor técnico y además noticias sobre la guerra comercial.

La apertura en Estados Unidos es muy parecida a la apertura europea, ya que los factores que nos influyen son prácticamente los mismos.

Por un lado, el factor técnico en donde se puede ver en el gráfico adjunto que el SP 500 ha tocado la media de 200 sesiones, por lo que tenemos rebote técnico. Tal como comentamos esta mañana, ahora lo que hay que vigilar es que el NYSE se pueda acercar a la misma media y actuar como resistencia, lo que nos puede complicar la situación en los próximos días.

iwsdias.GIF

Por otro lado, las noticias que han aparecido acerca de que tanto Estados Unidos como China están realizando contactos y reuniones en secreto para intentar llegar a un acuerdo y evitar la guerra comercial.  Según el Financial Times, y también por fuentes oficiales, China ha ofrecido comprar más semiconductores a Estados Unidos, de esa manera reducir el desequilibrio de comercio que tienen con ellos. Además, han dicho que quieren abrirse todavía más a las empresas extranjeras y proteger la propiedad intelectual, en vez de exigir que haya transferencia de tecnología, además, dicen que van a tratar de la misma manera tanto a empresas nacionales como extranjeras.

Para que no se note mucho, China sigue, de cara a la galería, metiéndose con Estados Unidos, protestando a la Organización Mundial de Comercio y advirtiendo de que Europa debe andarse con ojo si también impone aranceles. La cuestión es que Europa está vigilando que lo que no pueda entrar en Estados Unidos, no acabe en Europa, lo que significaría una situación que requeriría de protección para los productos nacionales.

Dado que Donald Trump tiene bastante arte en la verborrea, el mercado está vigilando una posibilidad, que haya mucha impulsividad, que se pongan los aranceles encima de la mesa, pero que después haya una especie de negociación con el resto del mundo que haga que la guerra comercial no sea tan fuerte como se podría temer, precisamente algo que se ha pedido desde multitud de lados para que no se lleve a cabo una acción que deteriore la economía mundial. Por lo tanto, esa noticia de reuniones para intentar evitar la guerra comercial, se han aliado al factor técnico para darnos algo de respiro, teniendo cuenta que la semana va a ser más corta de lo normal por las vacaciones de semana Santa.

El plano macroeconómico, muy poca cosa, salvo el índice de actividad nacional de la Reserva Federal de Chicago en donde hemos tenido un aumento realmente considerable que nos ha dejado a las puertas del máximo de 2017. Llevamos unos cuantos meses en positivo, lo que significa que la economía lo está lo mejor que la media histórica durante bastante tiempo.

En valores concretos, tenemos varias mejoras de recomendación que están ayudando al rebote, especialmente aquellas en el sector tecnológico y comentarios positivos sobre Facebook, diciendo que todos los problemas que han dañado la tendencia han creado una oportunidad de compra, ya que en el medio plazo todo lo que se está hablando de ella, no les va a perjudicar, y además están solucionando todos los agujeros que tienen.

Luis Javier Diez.