Martes, 16 Octubre 2018

Apertura en Estados Unidos. Esperanzas antes del dato de empleo

Se espera una apertura alcista en Wall Street por más esperanzas de negociación con China en el plano comercial mientras la media de 200 sesiones se respeta a la espera del dato de mañana.

Primero de todo, recuerden que mañana tenemos el dato de creación de empleo de Estados Unidos del mes de marzo, así que horas antes es muy difícil ver un movimiento significativo como la pérdida de soportes importantes o la media de 200 sesiones en el SP 500.

Por lo tanto, ante ese miedo técnico, la Casa Blanca está jugando muy bien sus cartas porque hoy otra vez hemos vuelto a tener declaraciones de asesores económicos diciendo que se espera que se abra con el tiempo un período de negociaciones con China, ahora que Estados Unidos ha impuesto aranceles y China ha contraatacado. De momento se considera que lo puesto encima de la mesa no pasa de ser una escaramuza, pero la sangre no llega al río. Durante la mañana están apareciendo análisis para ver quién puede ser más dañado o quién puede tener más ventaja en toda esta refriega y se sigue diciendo que Boeing es una de las más dañadas y Airbus una de las más beneficiadas.

Por otro lado, mucha atención está acaparando la situación del sector juguetero. Como la mayoría de ellos están siendo facturados en China, la guerra comercial le supone un verdadero problema, que se une a la quiebra de Toys R Us, así que la situación no pinta bien porque hay menos exposición a los juguetes tradicionales y cada vez los juguetes electrónicos ganan más espacio.

Hablando de juguetes, ayer los mejores sectores fueron los de consumo y hoy hemos conocido que la balanza comercial de Estados Unidos del mes de febrero alcanza máximos casi de una década, acelerando en los últimos meses. Han crecido tanto las importaciones como las exportaciones, pero este déficit comercial es un buen indicador de la potencia de la economía interior, por lo que es un dato positivo, hasta que sea excesivo y genere problemas por sí mismo.

También hemos conocido el paro semanal de la última semana, crece más de lo esperado, pero sigue muy lejos de los 300.000, por lo que se mantienen las buenas vibraciones con respecto al dato de creación de empleo de mañana.

No podemos decir lo mismo de los datos que han salido en Europa porque los índices de directores de compra finales del mes de marzo se confirma que vuelven a bajar otra vez, por lo que las perspectivas económicas han descendido en todo lo que llevamos de 2018. Además, las ventas minoristas no salen buenas y los precios de producción industrial son incapaces de dar potencia la inflación, que recuerden que en la zona euro en la subyacente sigue sin superar el 1%.

Al hilo de la mezcla de los datos macroeconómicos, sobre todo de ese déficit comercial, muchos están temiendo que la presión de Estados Unidos sobre China aumente de nivel y ya no se centre sólo en los aranceles, sino que se meta directamente con las monedas. Recuerden que Estados Unidos sigue acusando a China de manipular la moneda, como si los programas cuantitativos no hiciesen absolutamente nada sobre el Dólar. La cuestión es que desde que se anunciaran los aranceles por parte de Estados Unidos, el yuan ha estado más débil contra el dólar, por lo que las exportaciones norteamericanas lo tienen más difícil. Muchos creen que la siguiente ronda de ataque norteamericana vendrá por este frente.

En otro orden de cosas, todo el mundo está mirando a un tipo de rebote en el sector tecnológico porque hay algunas mejoras de recomendación importantes. Donald Trump sigue metiéndose con Amazon, pero de momento no hay aceleración de las ventas por miedo a represalias. En el sector de los semiconductores, hay rebaja de recomendación sobre Intel pero de compra sobre AMD, y recuerden que Apple tiene ya planes para los próximos años de dejar de necesitar microprocesadores Intel y crear sus propios diseños.

En el apartado técnico, sobran las palabras. Fíjense la cantidad de índices que están jugando con la media de 200 sesiones y dejando claro que es soporte.

iws.gif

Luis Javier Diez.