Miércoles, 17 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. Ganas de rebotar pero la política sigue presente

El viernes tuvimos un mal día en Estados Unidos gracias al dato de creación de empleo que salió más flojo de lo esperado aunque se vio hasta cierto punto compensado por un incremento salarial que no ponía nervioso a nadie, y se hablaba de que no era suficiente para que la Reserva Federal se plantease una aceleración del número de subidas de tipos de interés en 2018.

Hoy hay ganas de rebotar, pero los titulares están plagados de referencias políticas y también comentarios que afectan a las tecnológicas.

Por un lado, sigue el cruce de comentarios entre Estados Unidos y China. La cuestión que parece estar siendo utilizada para que la gente tenga menos miedo a la guerra comercial es precisamente que Estados Unidos esté diciendo que se utilizan los aranceles para provocar una negociación, por lo que hasta cierto punto parece que se enseñan los dientes pero no se muerde. De hecho, China está renunciando a las conversaciones y negociaciones porque dice que en el clima actual no se puede hacer absolutamente nada. De hecho, China dice que las medidas de Estados Unidos van a tener muy poco impacto en la economía, por lo que poco a poco parece estar calando la idea de que es más un espectáculo de fuegos de artificio que realmente un peligro inminente, de los de hoy para mañana. No obstante, la precaución sigue presente porque no sabemos hasta qué punto Donald Trump es capaz de apretar las tuercas.

Por otro lado, se abre el frente con Rusia. Tras el ataque con armas químicas en Siria, han aparecido nuevas sanciones a este país por parte de Estados Unidos y la bolsa rusa se está desplomando. Desde el Kremlin dicen que se reservan los derechos de represalia y que pondrán en marcha programas para poder apoyar a las empresas dañadas por estas sanciones. También, los aliados están estudiando qué pasó en Siria y se deja la puerta abierta a acciones. Esta situación, sanciones y acciones, recuerda mucho a lo que pasó cuando Rusia se anexionó el este de Ucrania, así que todo el mundo está en guardia, aunque el miedo todavía no es palpable de forma potente.

Este análisis que se está haciendo en forma de ”más amenazas que daños”, es uno de los puntos que se está utilizando hoy para intentar buscar el rebote, y de hecho los valores tecnológicos están mejorando y también Boeing, lo que es un buen apoyo para el Dow Jones, por lo menos a priori.

Hay que decir que Facebook sigue estando en boca de todo el mundo porque hay muchísima expectación a lo que pueda sufrir su dueño cuando testifique en el Congreso. Además, el cofundador de Apple dice que se retira de Facebook porque considera que uno mismo es el producto y los usuarios no están obteniendo absolutamente nada de beneficio. Por lo tanto, los titulares en contra del modelo de negocio de Facebook siguen acumulándose. Algunos analistas piensan que en el corto plazo no va a tener repercusiones en su modelo de negocio ni tampoco los ingresos publicitarios, pero nunca se sabe. La cuestión es que hay todo un ecosistema basado en las redes sociales con las que casi una generación ha crecido, por lo que generar una mala opinión de este servicio privado y gratuito, no va a ser fácil.

En el apartado técnico, fíjense que volvemos a rebotar en la media de 200 sesiones del SP 500, media que también está muy cerca de otros índices.

iws.gif

En valores concretos tenemos:

Hay mucho movimiento en el sector farmacéutico porque, afortunadamente para todos los pacientes, pruebas en nuevos fármacos contra diferentes enfermedades, incluyendo cáncer, están consiguiendo objetivos importantes o incluso su objetivo principal, así que el sector de cuidados de la salud puede tener movimiento.

General Motors tiene una mejora de recomendación por parte de Morgan Stanley a sobreponderar.

Luis Javier Diez.