Viernes, 17 Agosto 2018

Apertura Wall Street. Seguimos con resultados pero algunos problemas aparecen

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos porque otra vez hay duda sobre Apple en el sector tecnológico y también aparecen los primeros daños por el elevado precio del crudo.

De momento seguimos en un período en donde no hay aumento de las tensiones bélicas ni tampoco comerciales, por lo que la evolución del mercado y la temporada de resultados son los protagonistas.

Hoy hemos tenido los siguientes:

- Alcoa presentó resultados ayer tras el cierre con unos beneficios por acción de 0,8 $,. Ajustados son beneficios de 0,77 $, por encima de los 0,6 $ esperados.

Para las ventas, suben de 2700 millones de dólares hasta los 3100, justo lo esperado.

No tiene buenas noticias con respecto a la situación de los aranceles, porque en vista de las presiones internacionales, está retrasando algunos proyectos en países importantes precisamente por esta amenaza, y es de las que duele, porque según sus cálculos, existe déficit de algunos minerales y metales, por lo que satisfacer esa demanda no va a ser posible precisamente por la amenaza de los aranceles que puede hacer poco rentable la situación.

Con respecto a las previsiones, el EBITDA ajustado para todo el año rondará los 3600 millones de dólares, una mejora sustancial porque la previsión anterior estaba en 2700.

Las buenas noticias están siendo recompensadas y está subiendo de buena manera en el fuera de horas.

Las buenas noticias están siendo recompensadas y está subiendo de buena manera en el fuera de horas.

- American Express presentó ayer tras el cierre unos resultados de beneficios por acción de 1,86 dólares, mejores de lo esperado que eran 1,71 $, una mejora superior al 30%.

Las ventas alcanzan los 9720 millones de dólares, bastante mejor que los 9130 esperados.

Todo esto ha hecho que suba la perspectiva de crecimiento de las ventas en 2018 al menos el 8%, cuando el rango anterior estaba entre el 7% y el 8%. También hay buenas noticias con respecto a los beneficios por acción porque dicen que van a estar más cerca de la parte alta del rango esperado que de la parte baja, dicho rango estando entre los 7,3 $ y los 6,9 $.

Uno de los problemas de ver más actividad económica es que la probabilidad de ver préstamos en problemas también aumenta, así que las provisiones para pérdidas pasan del 2,2% hasta el 2,4% y es que el año anterior estaba rozando el 2%, por lo que se va notando lo típico de una mejoría económica, incluidos los riesgos.

- Bank of New York Mellon presenta unos resultados con unos beneficios de 1,1 dólares, mejores de lo esperado.

Para las ventas, alcanza los 4200  millones de dólares, una mejora del 9% que ha tenido la participación de movimientos en las divisas. La cifra está por encima de lo esperado. Los ingresos por cuotas mejora del 10% y además los ingresos por intereses netos también mejoran el 16%, ya que al haber tipos de interés más altos, también aumentan los depósitos. Esto también se nota en el dinero bajo gestión que alcanza los casi 2 billones de dólares, una mejora del 8%.

- Procter & Gamble presentó no resultados de su tercer trimestre con unos beneficios de 0,95 $, subiendo 0,02 $ con respecto al año pasado. Ajustados son un dólar, por encima de lo esperado.

Las ventas pasan de 15.610 millones de dólares hasta los 16.280, también por encima de lo esperado.

Basándose en lo anterior, el crecimiento de 2018 de los beneficios por acción en los segmentos más principales pasa de una horquilla entre el 5% y el 8% hasta el 6% y el 8%, es decir, sube la parte baja.

- Philip Morris presenta unos resultados de 1$, bajando desde casi los 1,02 dólares del año pasado. Ajustados son también 1$, por encima de lo esperado.

Como otras compañías, la perspectiva de beneficios por acción para todo el año también se sube, pero esta vez gracias a la reforma fiscal.

Las ventas alcanzan los 6896 millones de dólares, peor de lo esperado que era estar algo por encima de los 7000, pero mejora con respecto al año pasado

Teniendo en cuenta lo anterior, que puede ayudar al sector de materiales por los resultados de Alcoa y la mejora que está teniendo en preapertura, hay que pensar en otro material, el crudo, pues está empezando a ofrecer un arma de doble filo.

En estos momentos el crudo de referencia en Estados Unidos sube el 1% y está ya bastante por encima de los 69 $. Esto es positivo tanto para el sector de materiales, el de recursos básicos en Europa, y también para el de petroleras, que es el de energía en Estados Unidos. Sin embargo, cuanto más alto es del precio del crudo, más aumentan las presiones sobre la inflación, por lo que el mercado secundario de deuda está reaccionando. Llevamos unos cuantos días hablando del problema de que la curva de tipos se está aplanando, algo que suele ser previo a una señal muy dañina que es la inversión de la curva. Sin embargo, muchos están intentando calmar la situación porque no se espera una inversión de la curva en el momento del ciclo en el que estamos en estos momentos, porque suele pasar bastante tiempo entre la aparición del aplanamiento y la inversión del mismo, así que todo el mundo está poniendo toda la calma que puede. Sin embargo, no podemos obviar que los tipos siguen subiendo y que las notas a 10 años en Estados Unidos van camino del 2,9%, lo que va a poner otra vez en marcha el aumento de tipos en el sector hipotecario, por lo que cada vez hay más aceptación de que cuatro subidas de tipos de interés en 2018 son posibles. Esto, que en un momento parece ser favorable para el sector bancario, no lo es para el resto, así que debemos estar muy atentos a lo que puede producir un encarecimiento de la financiación, y sobre todo, lo que pueden hacer los ahorradores con el dinero que tienen invertido en el riesgo si la renta fija, mucho más segura, empieza a ofrecer una rentabilidad más atractiva.

Hay que recordar que el recuento de instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes sigue subiendo y que la OPEP parece que tiene la intención de alargar todo lo que pueda el acuerdo de reducción de la producción para que sea la demanda la que acabe esquilmando la reservas y así presionar para que el precio del crudo ascienda hasta los 100 $. Evidentemente, de ser esto así, la inflación despertaría y los bancos centrales deberían actuar en consecuencia.

En otro orden de cosas, ya metidos dentro de las tecnológicas, hoy tenemos como protagonistas a los semiconductores, a Apple y a Amazon.

Amazon es protagonista porque ha dicho claramente que tiene cerca de 100 millones de suscriptores en su servicio premium, y encima recuerden la intención de exportar productos que se compran en Estados Unidos a través de un nuevo servicio de venta internacional, un guiño a Donald Trump para que deje de buscar las cosquillas con los impuestos. La cuestión es que hay tal cantidad de usuarios que queda más a las claras que este servicio y esta empresa es un enemigo del sector minorista tal como lo conocemos, creando cada vez más desempleo en esa zona.

Por lo que respecta a los semiconductores y Apple, hoy Mizuho ha dicho que la baja demanda del modelo más caro de iPhone está ya descontado en el precio, pero lo que parece que los inversores no han descontado es que también existe baja demanda del modelo más barato, el iPhone 8. Precisamente por eso, todo el mundo se ha asustado y está presionando a la baja el valor en preapertura y de la misma manera también el sector de semiconductores y los proveedores de la compañía están teniendo problemas.  Es más, Taiwan Semiconductor, que también es proveedor de Apple, ha reducido sus perspectivas para todo el año porque dice que existe menor demanda de teléfonos inteligentes, así que todo el sector está presionado.

En cuanto a datos macroeconómicos, tenemos un paro semanal que sigue bajísimo, por lo que no tenemos problemas por ahí, pero hablando de alto precio del crudo, el índice manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha dado la cifra general ligeramente alcista pero debemos tener mucho cuidado porque el índice de precios pagados ha subido bastante, por lo que hay una muestra ya de que hay presión sobre la inflación, al mismo tiempo que reduciendo mucho los nuevos pedidos, así que en el fondo, en el medio plazo, el dato no es tan positivo como parece en la cifra general.

En valores concretos tenemos:

El accidente en el motor de la Southwest Airlines ha hecho que la FAA en Estados Unidos haya ordenado la revisión de más de 200 motores, así que el sector de aerolíneas y fabricantes puede tener mal comportamiento.

Si miramos el apartado técnico, tenemos que el día de ayer no fue del todo positivo porque las ganancias fueron conseguidas en la apertura salvo en el Dow Jones de transportes. Dado que estamos por encima de la media de 50 sesiones, es vital que nos mantengamos por encima, pero nadie descarta algún tipo de aproximación a dicha media para poder marcarla como soporte, el mejor de los casos.

iws.gif

Luis Javier Diez.