Jueves, 13 Diciembre 2018

Apertura de Wall Street. Pendientes de resultados y del comportamiento del crudo

Se espera una apertura confusa en Estados Unidos pero con cierto tinte bajista por la presión negativa sobre el precio del crudo generada por Donald Trump, que compensa ciertos resultados empresariales positivos.

Hacía tiempo que no teníamos intervención por parte de las redes sociales en el comportamental del mercado, pero no ha durado mucho. Esta vez, no es nada relacionado con la tensión comercial ni con la tensión bélica con Siria, sino que apunta directamente al precio del crudo.

Recuerden que hemos conocido que la OPEP tenía la intención de alargar todavía más el acuerdo de reducción de la producción para que la demanda acabase esquilmando las reservas, de forma que hubiese suficiente presión para que se alcanzasen los 100 $ por barril. Esto era un indicativo muy potente de que se iría con el tiempo incrementando la presión sobre la inflación, pero también para las familias norteamericanas es una mala noticia, porque significa que cada vez van a tener menos capital disponible para gastar porque van a tener que dedicar más dinero a llenar el depósito de los coches. Ante esa amenaza, que implica menor potencial de crecimiento para la economía porque el consumidor lo notaría en el bolsillo, Donald Trump publicado un tweet en donde dice que eso no lo va a consentir. Recordemos que la extensión del acuerdo de recorte de la producción por parte de OPEP vino para poder equilibrar el precio del crudo, estabilizar al mercado y aumentarlo un poco más para estabilizar los ingresos de todos los países productores, pero cuanto más alto está el precio del crudo, mas instalaciones de extracción no convencional son rentables en Estados Unidos, lo que implica que cada vez haya más producción por parte de este país y alimentando más  la opinión de que en pocos meses será el mayor productor del mundo. Por lo tanto, parece que el órdago de la OPEP es visto por Donald Trump y vamos a tener un aumento de producción en Estados Unidos para compensar.

Como podemos imaginarnos, el precio del crudo se aleja de la zona de los 69 $ y el sector de energía, que ha sido uno de los favorecidos recientemente, pues puede presentar problemas en el día de hoy.

Por otro lado, los resultados empresariales siguen copando la primera plana. Hoy buenas noticias para el General Electric, uno de los valores más castigados de los últimos tiempos y en el fuera de horas está subiendo más del 6% tras las cifras presentadas.

Además, las tecnológicas pueden tener el apoyo de lo que está pasando con las telecomunicaciones y Ericsson en Europa, que está subiendo más del 10%.

Vamos con las cifras importantes del día en los resultados:

- General Electric presenta unas pérdidas netas de -0,14 $, aumentando desde las -0,01 $ del año pasado. Ajustados son 0,16 $ de beneficio, subiendo desde los 0,14 $ del año pasado, y mejores de lo esperado que eran 0,11 $.

Las ventas descienden desde 26.880 millones de dólares hasta los 28.660.

Parte positiva es que sigue pensando en las mismas perspectivas para este año que en los trimestres anteriores.

- Honeywell presenta resultados del primer trimestre con unos beneficios de 1,89 dólares, subiendo desde los 1,71 dólares del año pasado. Ajustados son 1,95 dólares, mejores de lo esperado.

Algo que va a gustar es que la perspectiva de beneficios por acción para todo el año sube tanto en la parte alta como en la parte baja hasta alcanzar los 7,85 $ y 8,05 $, 0,12 $ en la parte baja y 0,5 $ en la parte alta.

- SunTrust presenta unos resultados con unos beneficios de 1,29 dólares, subiendo desde los 0,91 $ del año pasado y mejores que los 1,11 dólares esperados.

Las ventas alcanzan los 2,240 millones de dólares, un incremento del 1%, además, los costes descendieron -3%, y consideran que el entorno operativo ha beneficiado a las cifras. El margen de intereses netos se incrementa desde el 3,09% hasta el 3,24%.

Agotamiento positivo para el banco es que la provisión para pérdidas en créditos ha descendido.

- Stanley Black & Decker ha presentado unas cifras con unos beneficios de 1,11 dólares, bajando fortísimamente desde los 2,6 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 1,39 dólares, subiendo desde los 1,3 dólares del año pasado y también por encima de los 1,35 $ esperados.

Las ventas pasan de 2860 millones de dólares hasta los 3210, prácticamente lo esperado.

El problema lo tenemos en las perspectivas de beneficio por acción para 2018 porque la horquilla anterior estaba entre 7,8 $ y los 8$, y ahora mismo desciende hasta 7,4 $ a 7,6 $. La culpa la tienen algunas cargas y los costes de adquisiciones.

En un tercer plano, todo el mundo sigue pendiente de la evolución de las rentabilidades porque las notas a 10 años se están acercando al 3% y eso implica que cada vez puede ser más atractiva la inversión sin riesgo, así que son los ahorradores los que tienen la última palabra. Evidentemente, ese aviso de Donald Trump sobre el precio del crudo puede restar presión sobre la inflación, así que podemos tener algún efecto sobre la rentabilidad que intente contenerlo un poco, pero todo el mercado está muy acelerado aceptando que se incrementan las probabilidades de tener cuatro subidas de tipos este año.

Dado que las redes sociales vuelven otra vez a la palestra, hay que decir que Twitter tiene una recomendación de compra porque MKM piensa que tienen mucho potencial y recomienda su compra, lo que está haciendo que en preapertura suba cerca del 3%.

En el apartado técnico, tenemos en el nocturno un cruce bajista de medias a 30 minutos, y debemos estar atentos porque ayer la sesión fue negativa y estamos pendientes de que esa misma media, pero en gráficos de días, actúe como soporte. Por lo tanto, mucho cuidado si perdemos los mínimos de ayer porque podría haber extensión de las pérdidas.

iws.gif

Luis Javier Diez.