Martes, 16 Octubre 2018

Apertura Wall Street. La deuda tiene la clave

Se espera una apertura ligeramente alcista en Estados Unidos tras la mala sesión del viernes mientras la rentabilidad a 10 años se va acercando al 3%. Todo el mundo es muy cauto con el comportamiento del mercado por la posibilidad de una rotura alcista de esa rentabilidad.

Comenzamos la semana pendientes de la evolución de la deuda pública y todo lo que tenga que ver con la inflación, porque el repunte reciente de los precios del crudo hace temer que haya más razones para que la Reserva Federal acelere el número de subidas de tipos de interés en 2018 alcanzando las cuatro, cuando lo planeado en un principio eran sólo tres.

Hay que estar atentos al comportamiento de la deuda pública en horario regular porque las rentabilidades en estos momentos, a 10 años, están rozando el 3%. Recuerden que es un nivel psicológico muy importante y que si atacásemos la cota del 4,5%, son muchos los bancos de inversión que consideran que tendríamos un retroceso más que serio en los mercados de riesgo.

Recuerden que con los muy bajos tipos de interés, todos los ahorradores se vieron sin posibilidad de poder sacar rentabilidad a su dinero utilizando instrumentos seguros, así que la mayoría de ellos fueron obligados a asumir riesgo. Con el susto que tuvimos a comienzos de año con ese incremento de la interanual de los salarios, todas las bolsas corrigieron de forma muy importante y se llevaron en muy pocas sesiones los beneficios de bastantes semanas, así que la llegada de la volatilidad ha asustado a los ahorradores. Si ahora mismo volvemos a tener rentabilidades atractivas en el mercado secundario de deuda, es posible que muchos no quieran seguir asumiendo riesgos y pasar a la seguridad. El problema está en que no sabemos si van a pasar ahora o simplemente esperan a que las pérdidas se reduzcan para poder deshacer las posiciones con el menor disgusto posible. Eso hace que cada repunte que tengamos en los activos de riesgo, deba ser tomado con mucha tranquilidad.

Con lo anterior, el dólar sigue siendo la moneda más favorecida de todas las importantes y eso hace que haya exportación de debilidad tanto para el Yen como para el euro, una situación que no es favorable para las materias primas y la mayoría están en negativo, así que el sector de energía y el de materiales hay que vigilarlos. Sin embargo, a pesar del viento en contra que les llega por la fortaleza del dólar, algunas petroleras en Estados Unidos están teniendo subidas de recomendación precisamente por esa escalada del precio y la intención de la OPEP de hacer lo que sea necesario para que vaya hacia los 100 $.

Hablando de crudo, hoy tenemos unas declaraciones interesantes del ministro del crudo de Irán que dice que si el precio sube y se estabiliza no hay necesidad de seguir recortando la producción, así que ellos están examinando la situación muy de cerca para poder garantizar la cuota de mercado que tiene su país. Esto es una clara referencia al aumento de producción en Estados Unidos y, de paso, mandar una especie de amenaza hacia Estados Unidos por la intención de abandonar el pacto nuclear que impulsó Obama. Todos los europeos están intentando que Estados Unidos no se retire porque eso empeoraría la situación, así que Irán se ve en su derecho de actuar en el frente del crudo como un paso defensivo ante la mayor cuota de mercado que está adquiriendo Estados Unidos.

En el plano económico, hemos conocido que el índice de actividad económica creado por la Reserva Federal de Chicago nos ha dado un disgusto, se mantiene en positivo, pero tiene un descenso bastante importante con respecto al mes anterior, por lo que hay una desaceleración de la economía importante.

Esto no es todo, ya que 15 minutos después de la apertura tendremos el índice de directores de compra de la lectura preliminar del mes de abril, y la situación de Estados Unidos es diferente a la que hemos tenido en Europa en el primer trimestre del año. Baste decir que el Bundesbank dice que el producto interior bruto de Alemania del primer trimestre va a ser bastante más bajo que el de trimestres anteriores, siguiendo lo que ha marcado este indicador en el primer trimestre.

30 minutos después de la apertura tendremos la venta de viviendas de segunda mano, y con la subida de tipos de interés, todo el mundo está pendiente de ver cuál es la reacción del mercado inmobiliario.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Kimberly-Clark presenta resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 0,26 $, bajando fortísimamente desde los 1,57 dólares del año pasado. Ajustados son 1,71 $,, por encima de los 1,7$ esperados.

Las ventas mejoran el 5% hasta los 4700 millones de dólares.

Como uno de los problemas han sido unas cargas por reestructuración de 577 millones, espera que a finales de 2020 sean como mucho entre 1700 millones de dólares y un máximo de 1900 millones de dólares.

Con las cifras anteriores, la perspectiva de ventas para todo el año aumentan de una horquilla entre un incremento del 1% y el 2% hasta otra del 2% y el 3%.

De momento está subiendo preapertura.

- Hasbro presenta resultados trimestrales con unos beneficios de 0,1 $, muy lejos de los 0,33 $ esperados.

Las ventas son de 716,3 millones de dólares, peores de lo esperado, y dicen claramente que la culpa de estos malos resultados la tiene el cierre de Toys R Us.

El valor se está desplomando en preapertura el 8% y arrastra a la baja a su compañera Mattel.

En valores concretos tenemos:

Verizon en una mejora de recomendación por Barclays

Merck tiene otra recomendación a comprar desde neutral por Goldman Sachs y se mete dentro de su lista de compra convencida.

Pfizer tiene problemas porque la FDA no da el visto bueno a un fármaco y le ha pedido más detalles técnicos.

Alcoa tiene problemas y se está desplomando cerca del -10% en preapertura por un fuerte descenso de los precios de aluminio porque Estados Unidos le ha dado más plazo a Rusal para cerrar.

En el apartado técnico, la media de 50 sesiones es ahora la protagonista, ya que el SP 500 y el Nasdaq o más junto con el Dow Jones de industriales, han perdido ese nivel, así que muchos esperan ver si tenemos un rebote o se confirma que pasa a ser resistencia.

iws.gif

Luis Javier Diez.