Miércoles, 17 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Apple y Reserva Federal

Se espera una apertura conflictiva en Wall Street porque es Apple una de las pocas cosas que intenta sostenernos, mientras esperamos a la Reserva Federal. Mucho cuidado con el soporte de la media de 200 sesiones en los gráficos de días.

Comenzamos un nuevo día en Estados Unidos en donde Europa se está enganchando a lo que pasó en el día de ayer, porque fue festivo por el día del trabajo, así que Europa está bastante más contenta que los futuros americanos en el nocturno.

La cuestión es que hoy tenemos los efectos de uno de los platos fuertes de la temporada de resultados, los de Apple. Los ha dado mejores de lo esperado, pero sigue despertando ciertos recelos la evolución de las ventas y los ingresos por parte de los iPhone, aunque los servicios poco a poco está compensando las cosas, pero lo más destacado de todo es el fuerte repunte de las recompras de acciones propias junto con un incremento del dividendo, así que los juegos bursátiles de la compañía, que no estaban con Steve Jobs, son los que están ocupando la pista central de su propio circo, en vez de las innovaciones con nuevos productos. Veamos las cifras:

Presentó ayer por la noche unos resultados con unos beneficios de 2,73 $, subiendo desde los 2,1 $ del año pasado y además mejores de lo esperado que eran 2,62 $.

Las ventas alcanzan los 61.100 millones de dólares, un incremento del 16%, y además por encima de lo esperado.

Con respecto a la venta de terminales, se vendieron 52,2 millones, por debajo de los 53 esperados. Parece que todo el mundo es muy tiquismiquis, pero recordemos que hasta el momento, los ingresos principales vienen por parte de la venta de iPhone. Además, hay que recordar que hemos tenido problemas recientemente porque los analistas empezaban a rebajar las perspectivas de venta del modelo más caro, también del modelo más barato, además de las noticias de reducciones de producción de algunos de sus proveedores, lo que estaría mostrando que se va poco a poco alcanzando cierto límite de crecimiento en cuanto a la venta de nuevos terminales, y por otro lado, también innovación a la hora de generar más ventas.

La cuestión es que recordemos que Steve Jobs ya empezó a decir que Apple estaba dejando de ser una empresa tecnológica para convertirse en una empresa de servicios, lo que nos da una pista de que poco a poco la venta de tecnología cede el paso a la venta de los servicios y ahí es donde tenemos que mirar los ingresos que vienen por la venta de iPhone y los que vienen por todo lo que mueve el ecosistema móvil. Con los iPhone, ingresó 39.100 millones de dólares, pero es que los servicios han generado 9100 millones de dólares, un incremento del 30% y por encima de lo esperado. Vale que, a vista de las cifras, los servicios todavía no pueden sustituir a la venta de hardware, pero el incremento de las mismas permite ir poco a poco supliendo el descenso de las primeras.

Algo que está chocando mucho es la afirmación de Apple de que el modelo más caro fue el más demandado, cuando analistas y proveedores apuntaban a lo contrario.

Y ahora es cuando encontramos otra diferencia clara con respecto al período de Steve Jobs. El emblemático presidente de la compañía no miraba para nada la cotización en bolsa, no tenía en cuenta a los accionistas, y tampoco se dedicaba a pensar en lo que la compañía podía hacer con su dinero, fuera de los productos por la innovación. Con el nuebo presidente, las cosas son muy distintas porque poco a poco se ve menos innovación y cada vez más juegos bursátiles.

Para rematar lo anterior, tenemos que han utilizado la herramienta de la recompra de acciones para intentar compensar los movimientos negativos de la acción y encima con los resultados han anunciado que van a recomprar 100.000 millones de dólares más, lo que implica comprar más de dos veces lo que hicieron el año pasado. Por si fuera poco, tenemos incremento del dividendo en un cerca de un 16%. En definitiva, cosas que agradan a los accionistas, pero los nuevos productos, como por ejemplo el altavoz Home Pod, no están causando furor.

En definitiva, más que las perspectivas económicas de la compañía, lo que hoy está moviendo al mercado es ese impulso gigantesco de la recompra de acciones y el aumento de dividendo, así que lo más probable es que tengamos una lluvia de recomendaciones cambiando los precios objetivos o incluso la propia recomendación sobre la empresa.

Los resultados empresariales no acaban aquí, también hoy han presentado:

- Humana presenta resultados con unos beneficios por acción del primer trimestre de 3,36 $ bajando fuertemente desde los 7,41 dólares del año pasado. Las cifras ajustadas pasan de 2,75 $ a 3,36 $, mejores que los 3,19 $ esperados.

Con esto, sube su previsión de beneficios ajustados para todo el año a una horquilla de 13,7 $ hasta 14,1 $, subiendo 0,2 $ la parte inferior y subiendo 0,1 $ la parte superior.

 

- Chesapeake Energy presenta resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 0,29 $, subiendo fuertemente desde los 0,08 $ del año pasado. Ajustados son 0,34 $, mejores que los 0,27 $ esperados.

Las ventas hacen justo lo contrario, pasando de 2750 millones de dólares a 2490, aunque muchísimo mejor de lo esperado que era una bajada importante hasta 1400.

La producción diaria media ha aumentado de 528.000 barriles a 554.000.

De momento las cifras se dan por buenas por parte del mercado y está subiendo más del 3% en preapertura.

El otro punto fuerte del día es la decisión sobre tipos de interés que conoceremos después del cierre de la sesión regular en Europa. De dicha reunión no se espera nada destacable, mantener los tipos de interés y ya veremos si en el comunicado hay algún tipo de referencia a cuatro subidas de tipos de interés, el impacto de la guerra comercial, o alguna otra consideración que vaya en contra o a favor de las políticas de Donald Trump.

Precisamente, ahora que tenemos las notas a 10 años rondando el 3%, la deuda pública cada vez se va a hacer más protagonista según vaya pasando el tiempo. Recordemos que estamos en ciclo de subidas de tipos de interés, al mismo tiempo se sigue reduciendo la hoja de balance de la Reserva Federal y además hay un déficit que tiene que ser cubierto con aumento de las emisiones. Los tres factores provocan subida de tipos de interés, y ya veremos si aparece por sorpresa el punto de fractura, ese momento en donde la sociedad no puede absorber más encarecimiento de la financiación o incluso el mercado inmobiliario tiene problemas. Hemos tenido datos de algunas ventas que van mejorando, los precios también siguen subiendo, pero hoy los tipos hipotecarios se han puesto al 4,8% y han vuelto a descender otra vez los índices hipotecarios tanto de refinanciaciones como de hipotecas para compras. Por lo tanto, es algo que debemos seguir con mucho cuidado, no tanto para los próximos meses en el corto plazo, sino como un hilo argumental de problemas que hay que vigilar para el futuro a medio plazo.

En el ámbito macroeconómico, hoy hemos conocido que el ADP cifra la creación de empleo en 204.000, bajando desde los 241.000 anteriores y ligeramente mejor de lo esperado que era rozar los 200.000. Precisamente, hay una diferencia bastante importante entre la lectura del mes anterior y la creación de empleo de ese mismo mes, por lo que el dato del viernes deberá ser mirado de forma doble, no sólo correspondiente al mes de abril, sino con posibles revisiones datos anteriores.

15 minutos después de la apertura tendremos el ISM de Nueva York, pero lo importante de verdad tendrá lugar una hora después de la apertura en forma de reservas semanales de crudo, ya que el Instituto API ha estimado que tenemos incremento de la reservas de crudo, descenso de destilados y también aumento de la gasolina.

En el apartado técnico, el día de ayer no fue precisamente positivo en Estados Unidos porque otra vez volvimos a acercarnos de forma peligrosa a la media de 200 sesiones, pero no sólo en el SP 500, también en el Dow Jones de industriales y, más peligrosamente, en el NYSE. Por lo tanto, hoy Apple es el que está tirando del mercado y haciendo que el Nasdaq sea el mejor de todos, pero no debemos perder de vista el comportamiento del resto porque les falta bastante energía.

iws.gif

Luis Javier Diez.