Sábado, 22 Septiembre 2018

Apertura en Wall Street. Las especulaciones y reacciones a los comentarios de los bancos centrales siguen siendo el generador de movimiento

Se espera una apertura ligeramente alcista siguiendo la estela del día de ayer, pero el ataque a máximos es serio y muchos andan vigilando alguna recogida de beneficios en la zona. El Nasdaq rebota pero no llega , así que es es mirado como el que tiene más potencial. Más comentarios acerca de lo que puede hacer el BCE ponen el tono negativo en una Europa que no acaba de recuperar posiciones de medio plazo y es el punto negativo.

Si ayer en Estados Unidos estuvimos muy influenciados por los comentarios de la presidenta de la Reserva Federal, hoy parece que vamos a tener una segunda parte porque seguimos sufriendo los dimes y diretes con respecto a lo que quieren hacer los bancos centrales.

Ayer la Reserva Federal dejó entrever que no habría subidas de tipos agresivas, que seguía habiendo espacio para subidas graduales y además que quieren empezar a reducir su hoja de balance pero teniendo cuenta multitud de factores. Más o menos, que no pueden subir los tipos de interés y deshacerse de la hoja de balance a la vez porque la inflación no apoya tener todo ese impulso alcista en los tipos. Por lo tanto, parece que van a tener que escoger una cosa o la otra, y en función de los datos y la situación de la economía así obrarán.

Hoy en Europa nos hemos movido fijándonos en la mejora de Estados Unidos del día de ayer pero también hemos tenido nuestros propios movimientos, ya que primero, miembros del BCE han comentado que con el nivel de inflación actual, el programa cuantitativo podría seguir un par de años más, lo que ha ayudado a subir los precios de la deuda y además restar presión al euro. Sin embargo, poco después aparecieron comentarios e informaciones en el Wall Street Journal acerca de que el BCE podría hablar de la reducción del programa cuantitativo en septiembre, lo que generó el movimiento contrario, bajadas de precios en el mercado de deuda y el euro se encontró con un poco más de potencia.

Al final, todo son apuestas, pero lo que todo el mundo tiene claro es que los niveles de inflación actual y crecimiento no apoyan que de una sola vez y de forma rápida los bancos centrales alcancen los niveles anteriores a la crisis en cuanto a tipos de interés y hoja de balance. Por lo tanto, va a ser necesario echarle mucho tiempo a todo ese movimiento y llevarlo con suma cautela porque si se les va la mano, el daño económico puede ser muy fuerte.

Para hacernos una idea de la situación en la que nos encontramos, técnicamente hablando, fíjense en el gráfico adjunto de los índices principales de Estados Unidos a días. El rebote del Nasdaq se ejecutó, y además hemos atacado los máximos del año en el Dow Jones de transportes, el de industriales y el NYSE y el SP 500 también han rebotado. Sin embargo, el Dow Jones de transportes no ha conseguido cerrar por encima de los máximos anteriores y Europa, aunque está mejorando, el futuro del índice alemán se ha quedado completamente parado en la importante resistencia de la media de 50 sesiones con nocturno, por lo que ahora mismo el futuro está en negativo y es un comportamiento importante a tener en cuenta porque sería vital poder recuperar otra vez esa media y mientras aparezcan ventas en esa zona, hemos de seguir pensando que el desarrollo de los acontecimientos es negativo. Necesitamos tener una estructura de medio plazo alcista y estar por debajo de la media de 50 no lo tanto como quisiéramos, así que Europa está poniendo el punto negativo con respecto al ataque a máximos que tiene Wall Street.

indiceseuropa.gif

indicesws.gif

En el plano macroeconómico, hemos tenido unas cifras de paro semanal que siguen sin inquietar a nadie pues nos mantenemos por debajo de los 300.000. Con respecto a los precios de producción industrial, han quedado ligeramente mejor de lo esperado, pero no es significativo y además están desacelerando en términos generales, por lo que seguimos estando muy lastrados por el precio del crudo.

Hablando de crudo, hoy el departamento de información de energía de Estados Unidos ha dejado ver que la OPEP ha subido su producción y que está reduciendo su porcentaje de cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción, algo que ha sentado muy mal al precio del crudo y ya veremos cómo le sienta al sector de energía. Esto sigue hablando de una presión bajista para los precios del crudo aunque podría verse reducida porque se admite que un bajo precio del crudo es negativo para la rentabilidad de la industria de nueva tecnología de extracción de crudo situada en Estados Unidos, por lo que todo el mundo de ahora en adelante se va a poner a mirar si el recuento de instalaciones petrolíferas en activo realizado por Baker Hughes empieza un descenso considerable, ya que eso debería ayudar a contener la presión bajista.

En valores concretos tenemos:

- Delta Airlines ha presentado unos beneficios por acción por debajo de lo esperado y las ventas si que están en lo esperado.

- Snap tiene buenas noticias ya que ha recibido una recomendación de compra por parte de Stifel es una buena noticia porque estaba empezando a caer en el olvido incluso para quien la ayudó a salir al mercado.

- Target va ser un punto de apoyo para los sectores del consumo importante porque ha aumentado su perspectiva tanto de beneficios como de ventas en centros con más de un año.

Luis Javier Diez.