Martes, 23 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. El crudo ilusiona en el corto plazo pero preocupa en el largo

Se espera una apertura alcista en Estados Unidos, de una manera similar a lo que hemos tenido la primera parte en Europa, muy ilusionados con el nuevo incremento del precio del crudo, que ahora el de referencia en Estados Unidos está superando los 70,7 $, y apoya fuertemente sector de la energía y a los bancos, pero las muestras de incremento de inflación pueden dañar al resto, por lo que debemos tener mucho cuidado con los acontecimientos.

Ya saben la situación de fondo, Donald Trump ha sacado a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán y nadie sabe hasta qué punto van a ser de profundas las consecuencias, con la amenaza de enriquecer uranio por parte de Irán, Israel que puede intentar evitarlo por la vía militar, y Arabia Saudita que tampoco se va a quedar atrás. Más al fondo, Rusia que apoya Irán, por lo que el efecto dominó puede ser realmente devastador.

Hoy hemos conocido los precios de producción industrial del mes de abril en donde siguen creciendo, pero menos de lo esperado, aunque todavía no se ha contabilizado el fuerte incremento del crudo reciente, así que estamos a escasas semanas de poder ver muestras alcistas, lo que incrementa la probabilidad de tener cuatro subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

Con lo anterior, todo el mundo sigue mirando otra vez la evolución de la deuda pública y con las notas a 10 años que están otra vez ligeramente por encima del 3%. Recuerden que JP Morgan ya hablaba de los tipos en el 4% y ha dado un 100% probabilidades de que haya una recesión, la cuestión es saber cuándo. Ya saben lo que pasa con los tipos de interés, sube la financiación, suben los costes, y eso significa que hay gente que puede estar llegando a una zona en donde no pueda pagar los préstamos o las hipotecas, exactamente lo que tuvimos antes de la burbuja inmobiliaria. La cuestión es estar vigilando todo para saber en qué momento puede llegar, pero no parece que vaya a ser en el corto plazo.

Los datos macroeconómicos seguirán después de la apertura, porque 30 minutos después de ella tendremos los inventarios mayoristas, algo que no suele mover mucho al mercado, pero el punto importante de verdad lo tendremos una hora después de la apertura con los datos oficiales de la reservas semanales de crudo, en donde el Instituto API ha pronosticado un descenso tanto de la reservas de crudo, gasolina como destilados. Evidentemente, la retirada del acuerdo nuclear con Irán abre la puerta a incrementar las sanciones contra este país, lo que significaría que nos quedaríamos sin esa producción de crudo a la venta, generando más descensos y más acentuados de la reservas.

En el aspecto técnico, seguimos mirando por abajo el soporte de la media de 200 sesiones y por arriba la resistencia de la media de 50 sesiones, pero sobretodo las directrices bajistas que vienen desde los máximos del año porque pueden despertar un movimiento técnico alcista, pero nadie sabe qué altura puede tener porque los riesgos bajistas son enormes, así que hay que estar muy atentos a si un resurgir del riesgo es una oportunidad que se está aprovechando para deshacer posiciones y no para aumentarlas.

iws.gif

En cuanto valores concretos tenemos:

Wal Mart tiene problemas en preapertura tras decir que se hace con la compañía más grande de la india en comercio electrónico, de esta manera intentando cortar el paso a Amazon, pero como significa deshacerse de dinero, el mercado tiene que descontarlo.

Walt Disney está teniendo problemas para convencer a los accionistas de que los resultados que ha presentado son buenos, sobre todo porque todo el mundo sigue creyendo que la forma tradicional de la difusión de contenidos está amenazada por los servicios estilo Netflix.

Groupon  presenta resultados del primer trimestre con unas pérdidas de -0,01 $, bajando desde las pérdidas de -0,04 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,03 $, mejor de lo esperado.

Las ventas descienden desde 673,6 millones de dólares hasta 626,5, bastante mejor de lo esperado que era rondar los 600 nada más.

Buenas noticias desde las previsiones, porque su EBITDA ajustado para 2018 pasa de una horquilla con epicentro en 265 $, a otra con 285 $.

El valor se dispara más del 15% en preapertura tras los resultados porque además pone encima de la mesa un programa de recompra de acciones de 300 millones de dólares.

Luis Javier Diez.