Jueves, 16 Agosto 2018

Apertura en Wall Street. Datos macro negativos para subir los tipos al mismo ritmo

Se espera una apertura ligeramente alcista en el mercado norteamericano con especial hincapié en la zona tecnológica, pero con muchas dudas acerca del comportamiento del sector bancario porque no han acabado de gustar los resultados que hemos conocido en el día de hoy. Además, los datos macroeconómicos han hecho daño al dólar y no apoyan a la Reserva Federal a subir los tipos de interés, por lo que se requiere cierta digestión.

Comenzamos la última sesión de la semana en Estados Unidos y va a ser de lo más interesante por la variedad de factores que tenemos encima de la mesa.

Por un lado, tenemos en el fondo el efecto positivo del último dato de creación de empleo y las revisiones al alza de meses anteriores. Por otro lado, los comentarios de la presidenta de la Reserva Federal que hicieron al mercado asumir que los tipos se seguirán subiendo de forma gradual, pero hay muchas dudas de que la cadencia de las mismas se pueda mantener, además, parece claro que van a tener que escoger entre subir los tipos de interés o reducir la hoja de balance, ya que las dos cosas tienen el mismo efecto en el mercado secundario de deuda.

Al hilo de lo anterior, hoy hemos tenido unos cuantos datos macro bastante interesantes que también influyen en la sensación que tiene la Reserva Federal.

La lectura de IPC del mes de junio no tiene variación alguna, cuando se esperaba un incremento del 0,1% y por lo menos no mantiene el signo negativo del -0,1% del mes anterior. No es lo esperado, pero tampoco nos podemos alegrar, porque necesitamos que suba la inflación. En términos interanuales tenemos una mejora del 1,6% que da un paso atrás de manera importante desde el 1,9% anterior y encima está por debajo del 1,7%. El objetivo de la Reserva Federal se aleja. Por lo tanto, más leña al fuego a la sensación de que no se va a poder mantener la cadencia de subidas de tipos de interés y el poco espacio que pueda dejar la inflación, va a ser utilizado para reducir en lo posible la hoja de balance.

¿Quieren una confirmación de lo anterior? Tras la lectura de los datos, los futuros sobre fondos federales descuentan por debajo del 50% una subida de tipos de interés en diciembre.

También hemos conocido las ventas minoristas que otro mes se ponen en negativo, por lo que ya tendríamos más cifras negativas que las del año pasado, y encima se esperaba un incremento del 0,1%. Si quitamos los automóviles y la gasolina, también tenemos cifras negativas cuando se esperaba un incremento nada menos que del 0,4%.

Ha intentado contrarrestar la situación el dato de producción industrial que sale mejor de lo esperado y además acelera desde el 0,1% para quedar en un incremento del 0,4%, también con aumento de la producción manufacturera. Cierto es que la capacidad de utilización no sube tanto como se espera, pero es un buen dato para el producto interior bruto.

Las consecuencias, nos las podemos imaginar todo el mundo: el dólar ha empezado a tener problemas y el euro y el yen se han revalorizado de forma potente con el eurodólar subiendo 0,51% y el dólar yen cayendo nada menos que -0,82%. Con el dato de producción industrial las pérdidas se han relajado.

El mercado de deuda, reacción también lógica: subida de precios prácticamente en todas partes que se corresponde con una rebaja de tipos en el mercado secundario.

El siguiente factor a tener en cuenta es que hoy ha comenzado de verdad la temporada de resultados empresariales. Si recuerdan, hace tiempo el pistoletazo de la salida lo daba Alcoa, pero como se dividió en dos partes, ahora tenemos que esperar casi una semana a que sea el sector bancario el que abra fuego. Hoy hemos conocido los JP Morgan, Wells Fargo y CitiGroup, que no están teniendo un buen comportamiento en preapertura y presionan a la baja al sector bancario del SP500.

- JP Morgan presenta unos resultados del segundo trimestre con unos beneficios por acción de 1,82 dólares, por encima de lo esperado que eran 1,59 dólares y subiendo desde los 1,55 dólares del año pasado.

 

Las ventas suben desde los 24.400 millones de dólares hasta alcanzar los 25.500 millones, mejores de lo esperado que era estar ligeramente por debajo de los 25.000.

 

Los ingresos por intereses netos suben el 8% hasta los 12.500 millones de dólares, 300 millones por debajo de lo esperado.

 

Las ventas en la banca hipotecaria descienden el -26% está los 1400 millones de dólares. Las ventas en la banca de consumo y negocios mejoran el 3% hasta los 5200 millones de dólares. Las ventas por los servicios a mercados e inversión también se reducen el -11% hasta los 5800 millones de dólares. Los ingresos que vienen por la negociación en bolsa y en el mercado de deuda descienden -1%.

 

Las provisiones para malos créditos bajan de 1400 millones de dólares a 1200, mejor de lo esperado que era una cosa intermedia.

 

- Citigroup presentó no resultados por acción de 1,28 $, mejor de lo esperado que eran 1,22 $ y subiendo desde los 1,24 $ del año pasado.

 

Las ventas alcanzan los 17.900 millones de dólares, subiendo desde los 17.500 del año pasado,

 

Las ventas que vienen de la negociación de activos descienden -4%, con la renta fija bajando -6% pero intentando compensar la negociación en bolsa que sube el 11%.

 

La banca de inversión tiene unas ventas con un incremento del 22%.

 

- Wells Fargo presenta resultados del Q2  con unos beneficios de 1,07$ por acción, mejores que los 1,02$ esperados y subiendo desde los 1,01$ del año pasado.

 

Los ingresos por intereses netos quedan en 12.500 millones de dólares, 300 millones por debajo de lo esperado.

 

Las ventas suben hasta los 22.170 millones de dólares, pero se quedan 300 millones por debajo de lo esperado.

Siguiendo con los factores a tener en cuenta, si el dólar está siendo perjudicado, ahora mismo las materias primas están teniendo un buen momento con subidas prácticamente en todas partes, pero de fondo sigue habiendo problemas, por lo que cualquier repunte fuerte en todas ellas debe ser tomado con mucha cautela.

El sector de materiales del SP 500 es uno de los que hay que vigilar en el día de hoy porque Donald Trump ha sugerido la imposición de aranceles a la importación de acero, lo que puede tener beneficios en el corto plazo pero evidentemente será perjudicial en el largo porque encarece prácticamente todo y eso en la cadena de los productos al final se tiene que notar, imponiendo inflación en la situación y reduciendo el poder de compra de los ciudadanos, así que ya veremos cómo se toma esto el mercado.

También, el precio del crudo sigue teniendo problemas, aunque está por encima de los 46 $ y la bajada del dólar le va a favor, pero es que todos son dudas. El aumento de producción de Arabia Saudita y también de Estados Unidos no deja de mandar una señal confusa al mercado porque encima de la mesa tenemos el acuerdo de reducción de la producción pero por otro lado se está haciendo justo lo contrario, así que hay mucho miedo a que al final la situación explote y todos los de la OPEP salgan en desbandada a subir su producción para no perder cuota de mercado. Además, la evolución de la tecnología sigue haciendo ver que en un primer momento los combustibles fósiles van a quedar en un segundo plano, aunque no esté resuelta la parte de la ecuación que habla sobre la producción de energía que es necesaria para todo el parque automovilístico, donde sí podrían tener cabida los combustibles fósiles por ausencia real de equivalentes renovables.

En el aspecto técnico, el Nasdaq va camino de atacar la zona de máximos anuales exactamente igual que el resto de índices y eso que parece que puede llevar la voz cantante en el día de hoy. Ver una Reserva Federal más tranquila a la hora de subir los tipos de interés es algo que beneficie al mercado, al igual que un dólar un poco más tranquilo. Tal como hemos comentado en nuestro artículo de situación de mercados, por mucho que estén altas, demasiado altas, las valoraciones de los activos, si se empiezan otra vez para activar las recompras de acciones por un cierto beneficio fiscal por parte de la administración Trump de la repatriación de dinero, debemos estar atentos a una rotura más sólida de los máximos.

indicesws.gif

Hablando de la volatilidad del SP 500, podemos ver que volvemos otra vez a cerrar por debajo de la media de 50 sesiones y el RSI del SP 500 consiguió cambiar de dirección, lo que unido a que ha aguantado el soporte de la media de 50 sesiones con alguna que otra sombra inferior, pues hemos tenido todo positivo para atacar la zona de los 2500 puntos.

vixsp.gif

Luis Javier Diez.