Jueves, 18 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Esperando acontecimientos

Se espera una apertura negativa en Estados Unidos, sobre todo por un nuevo tirón bajista del Nasdaq.

Y el Nasdaq está muy pendiente de las conversaciones y negociaciones entre Estados Unidos y China con respecto al déficit comercial. Han aparecido informaciones acerca de que China habría ofrecido reducir el superávit comercial con Estados Unidos en 200.000 millones de dólares, una información que ha sido negada por el propio país. La cuestión es que las tecnológicas tienen miedo porque muchos componentes de los productos norteamericanos se hacen en el país asiático, por lo que eso significaría que hay cosas que cambiarían de localización, lo que podría suponer un encarecimiento de los productos a medio y largo plazo. En cualquier caso, sea verdad o mentira este tipo de negociaciones, el sector tecnológico está pendiente de este tipo de acuerdos porque les afecta directamente a los costes.

Por otro lado, el mercado de deuda sigue preocupando porque nos mantenemos rondando el 3%, un poquito por encima, un poquito por debajo, así que todo lo que sea ver un movimiento u otro, tiene al final repercusión en el mercado de riesgo.

Las vibraciones que viene en Europa no son positivas porque ya tenemos acuerdo de gobierno en Italia y no ha gustado nada porque es una confrontación directa con el resto de socios europeos y además volvemos a tener otra vez presión bajista sobre los activos italianos, con incremento de las rentabilidades en el mercado secundario.

Hoy no tenemos datos macroeconómicos de importancia en Wall Street, así que estamos un poco como flotando en el aire a base de titulares y de declaraciones de miembros de la Reserva Federal, por si dicen algo acerca de la economía, o un comentario acerca de la subida de los tipos de interés, o de que pudiera acercarse una temporada en donde habría que pisar un poco el freno para evitar entrar en recesión dentro de un tiempo.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Applied Materials presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios por acción de 1,1 dólares, subiendo desde los 0,76 $ del año pasado. Ajustados son 1,22 dólares, por encima de los 1,14 dólares esperados.

Las ventas pasan de 3550 millones de dólares a 4570, bastante por encima de lo esperado.

El problema es que está teniendo un desplome cercano al menos 5% en el fuera de horas debido a las previsiones para el tercer trimestre fiscal porque la horquilla de los beneficios por acción ajustados se mueven entre 1,13 dólares y 1,21 $, cuando la cifra esperada era de 1,16 dólares. Además, para las ventas la horquilla se mueve entre 4330 millones de dólares y 4530, por debajo de lo esperado.

- Deere ha presentado resultados con unos beneficios de 3,67 $, subiendo desde los 2,5 $ del año pasado. Ajustados son 3,14 $, por debajo de los 3,31 $ esperados.

Las ventas mejoran de 7260 millones de dólares a 9747, por debajo de lo esperado.

Avisan del aumento de costes tanto de transporte como de precios de las materias primas, cosa que están intentando compensar con más reducción de costes en otras áreas.

De momento está siendo castigada con ciertas bajadas en preapertura.

- Campbell Soup presentó no resultados con unas pérdidas por acción de -1,31 dólares, eliminando los beneficios de 0,58 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,7 $, por encima de los 0,6 $ esperados.

Las ventas mejoran desde 1805 de 3 millones de dólares hasta 2125, ligeramente por debajo de lo esperado.

En el aspecto técnico, seguimos pendientes de la zona de mínimos de hace tres sesiones donde vimos una muestra de interés comprador que nos dejó en una situación más o menos neutral al compensar la muestra de interés vendedor la sesión anterior. El Dow Jones de transportes no ha tenido éxito a la hora de superar los máximos anteriores y nos ha dejado otra muestra de interés vendedor, así que todo está en el aire.

iws.gif

Luis Javier Diez.