Lunes, 20 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Más preocupación por el crudo que por Europa

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos tras el fuerte descenso que está experimentando el precio del crudo al dar muestras la OPEP de que despierta contra el incremento de producción de Estados Unidos.

Comenzábamos positivos la sesión en el nocturno en Estados Unidos porque Corea del Norte había dado por sorpresa una muestra de frialdad tras el portazo que dio Donald Trump al cancelar la reunión con el líder de Corea del Norte. No perdieron los nervios, no incrementaron las amenazas contra todo el mundo, simplemente dijeron que le sorprendía esta cancelación pero que estaban dispuestos a sentarse a hablar cuando fuese posible.

Sin embargo, poco a poco en Europa las cosas iban a peor en la periferia al unirse la tensión política en España a la de Italia, con una moción de censura que pone una inestabilidad extra y que al unirse el peso de España al de Italia dentro de la zona euro, no habla bien de los próximos tiempos, o por lo menos las perspectivas de estabilidad.

Sin embargo, el verdadero problema lo tenemos en las materias primas porque en estos momentos el precio del crudo de referencia en Estados Unidos está cayendo nada menos que el -2,64% y se coloca el precio por debajo de los 69 $, un descenso realmente importante que ha hecho que no pudiésemos alcanzar esa cota de los 80 $ a los que se refería Arabia Saudita hace no demasiado.

El problema que tenemos encima de la mesa es doble, por un lado las tensiones comerciales siguen, recuerden aquel comentario de Donald Trump diciendo que no le gustaba el acuerdo con China, y además los datos macroeconómicos en la zona euro no son positivos tanto en el primer trimestre de 2018 como lo que tenemos del segundo trimestre, y el incremento de las tensiones políticas dentro de la periferia de la zona euro, no son positivas para pensar que la economía no va a resentirse de manera global en algún momento.

Lo anterior pone un signo interrogante en la demanda de crudo, por lo que si hay dudas de que la demanda se mantenga, el precio debe disminuir. Pero es que además se añade el comentario y la noticia acerca de que la OPEP, junto con Rusia, estarían hablando de realizar el primer incremento de la producción desde 2016. Recuerden que mientras la OPEP y algunos países productores fuera de la organización estaban acordando una reducción de la misma para poder impulsar y estabilizar el mercado de crudo, Estados Unidos estaba aumentando la producción sin parar, así que llegó un momento en donde sabíamos que tenía que saltar todos por los aires porque la cuota de mercado que quedaba para la OPEP cada vez es menor. De momento es un aviso a navegantes y eso ha hecho que se recojan beneficios de manera clara en el mercado, así que el sector de energía y de las petroleras, junto con materiales, debe ser uno de los más vigilados y es precisamente uno de los puntos negativos que está arrastrando a Estados Unidos a la baja en su apertura.

Otro motivo negativo lo tenemos en los datos macroeconómicos porque los pedidos de bienes duraderos del mes de abril caen más de lo esperado, aunque la buena noticia está dentro de estos mismos datos si quitamos los transportes porque sube más de lo esperado. De cualquier forma, las dudas sobre el crecimiento mundial y las incertidumbres que existen, lo último que necesitan son titulares de datos macroeconómicos negativos y peores de lo esperado.

La incertidumbre también aparece en forma de comentarios de la Reserva Federal, ya que en breve aparecerán comentarios tanto del máximo responsable del Banco de Inglaterra como de la Reserva Federal.

Para terminar, 30 minutos después de la apertura en Estados Unidos tendremos la lectura final de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan, donde necesitamos ver que sigue alta o que incluso sube un poco más.

En el apartado técnico, seguimos vigilando el efecto negativo de las envolventes bajistas que hemos dejado hace bien poco y en donde no pudimos sostenernos por encima del máximo anterior en donde numerosos índices aparecieron otras muestras de interés vendedor. Por lo tanto, los mínimos de ayer, o de hace un par de sesiones, son vitales para que no aumente el miedo a que se haya cortado la ruptura alcista de la directriz que viene desde los máximos de este año justo con ese comentario de Donald Trump diciendo que no le gustaba el acuerdo con China.

iws.gif

Luis Javier Diez