Jueves, 16 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Tecnológicas y datos macro contra la guerra comercial

Se espera una apertura confusa en Estados Unidos tras el buen comportamiento del día de ayer en donde parece que los inversores han puesto en el mismo plato de la balanza las buenas noticias que tiene el sector tecnológico junto con el buen dato de creación de empleo que conocimos el viernes.

La cuestión es que Microsoft y Apple parece que son los nuevos que están tirando del sector tecnológico al cada vez hacerse más importantes los servicios que se venden por internet, así que uno de ellos es el líder en móviles y el otro en ordenadores. Cada paso que dan para poder hacerse con más ingresos por servicios, el mercado sigue dándole más importancia al sector tecnológico como creación de valor.

Además, Twitter está teniendo en preapertura un incremento superior al 4% una vez se ha confirmado que va a formar parte del SP 500.

El problema es que esta combinación de datos macroeconómicos y tecnología está poniendo en un segundo plano la tensión con la guerra comercial, pero ponerla en un segundo plano significa que el primer factor se coloca por encima pero es que el segundo no desciende en importancia, por lo que el mayor problema es que con el paso de los días el primer factor se vaya desinflando e igual aparece otra vez el miedo lógico a la guerra comercial.

Por lo tanto, hay cierta contención de la respiración porque lo que vimos el viernes y el día de ayer puede tener una cierta poca duración, si aparecen nuevas amenazas o cambios de opinión por parte de Donald Trump.

En uno de esos cambios de opinión, en estos momentos se está haciendo mucho eco de la noticia aparecida en Bloomberg en donde parece ser que Estados Unidos le ha pedido Arabia Saudita que aumente la producción 1 millón de barriles por día. Hay que tener en cuenta que está descendiendo mucho el precio del crudo y había mucha preocupación acerca de que el acuerdo de reducción de la producción de la OPEP y Rusia saltase por los aires porque Estados Unidos sigue produciendo muchísimo y le está robando mucha cuota de poder. Deben ser conscientes de que un aumento del precio del crudo pone en jaque la evolución de todas las economías mundiales, de ahí que pidan un aumento de la producción para poder controlar el precio. Ya veremos si esto es escuchado por parte de la OPEP o se pide algún tipo de compensación a Estados Unidos para poder controlar la situación, que bien podría ser que en vez de aumentar la producción la OPEP, la redujese Estados Unidos. Por lo tanto, el sector de energía debe seguir siendo vigilado una sesión más.

En cuanto a datos macroeconómicos, 15 minutos después de la apertura tendremos la lectura final del índice de directores de compra de Estados Unidos en donde en Europa se ha confirmado que 2018 está siendo un mal año y sigue reduciéndose la perspectiva de crecimiento. Hay que tener en cuenta la comparación de los compuestos para saber quién de los dos tiene mayor proyección, ya que si Estados Unidos sigue mejorando en el aspecto macroeconómico, más Ases en la manga puede tener Donald Trump para poder forzar la guerra comercial esperando que la fortaleza de su economía pueda aguantar el daño que le causen los otros países dañados en forma de represalias.

30 minutos después de la apertura tendremos el ISM de no manufacturas y estaremos en la misma situación que con el PMI.

En cuanto a la situación técnica, fíjense que tenemos al Nasdaq Compuesto buscando ya la zona de máximos anuales, el SP 500 ha conseguido colocarse por encima de muestras de interés vendedor del mes pasado, pero tanto el NYSE como el Dow Jones de industriales todavía tienen esa zona algo lejos, y esa divergencia hay que tenerla en cuenta.

iws.gif

Luis Javier Diez.