Jueves, 16 Agosto 2018

Apertura en Wall Street. Nueva decepción con Trump y los bancos certifican la bajada de ingresos por trading

Se espera una apertura en Estados Unidos negativa por nuevas decepciones con la administración de Donald Trump, resultados bancarios que siguen sin gustar y además la inflación que sigue retrocediendo.

La sesión de hoy en los mercados no tiene buen aspecto y estamos muy pendientes del veredicto que Estados Unidos porque Europa se está comportando de muy mala manera. La verdad, es que hay muy pocas noticias positivas que pueda sostener los precios en el día de hoy.

Los factores nos llegan desde todos lados:

Primero, hay decepción porque Donald Trump sigue sin poder sacar adelante la reforma sanitaria, lo que hace que todavía esté mucho más lejos el poder sacar adelante una reforma fiscal que ya no habla de una reducción de los impuestos a las empresas al 15%, como se prometió en la campaña electoral, sino que rondará el 20% porque al final, sí que se debe tener en cuenta el generoso aumento del déficit que generaría esta bajada de impuestos.

Segundo, el sentimiento económico en Alemania ha quedado peor de lo esperado, y no es precisamente lo que necesitamos oír en estos momentos, cuanto más optimismo, mejor.

La inflación en Reino Unido ha quedado más baja de lo esperado, lo que está restando potencia a la libra y dando un verano de respiro al Banco de Inglaterra porque si se reduce la diferencia entre la inflación y el objetivo de inflación que tienen, siendo conscientes que no se puede mover demasiado porque lo peor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea está por venir y si sube los tipos de interés, sería dañar a la economía antes de lo necesario.

La combinación de todo lo anterior es que el euro se está viendo reforzado por todas partes, no tanto por motivos para que suba, sino por fortaleza importada desde otros cruces. Esto está haciendo daño a las exportadoras en la zona euro y el índice alemán es de los más dañados, como podemos imaginarnos al tener ese descenso del sentimiento económico.

Como el dólar está más débil, las materias primas están teniendo buen apoyo, con subidas en el crudo del 1,54% y también del oro, pero no son suficientes para hacer que los sectores relacionados estén en positivo, ya que el súper sector de recursos básicos en Europa es el peor del día con un descenso de -2,3% y las petroleras caen -0,42%.

Por lo anterior, el sector de energía y materiales en el  SP 500 debe estar vigilado. Pero no sólo esos sectores, sino que Ericsson ha dado pérdidas muy superiores a lo esperado, está arrastrando a la baja a Nokia y el sector tecnológico en Europa es de los peores con un descenso de -1,86%, así que hay que tener controlado este mismo sector en Estados Unidos incluyendo al Nasdaq.

Los bancos en Europa están cayendo -1,44% porque el descenso de la inflación aleja todavía más ese ansiado entorno en donde se les permita subir los márgenes, pero es que además, la relación riesgo/recompensa que favorecía a Europa en todo movimiento alcista generalizado de los tipos de interés en todo el planeta, se está deshaciendo, lo que hace que vuelva a ser Estados Unidos la que tenga cierta ventaja.

Al hilo de lo anterior de las subidas de tipos de interés, hoy hemos conocido en Estados Unidos los precios de importación y de exportación, teniendo los de importación un descenso negativo por segundo mes consecutivo de -0,2%, así que hay más malas noticias para la inflación y para los bancos.

Los datos macroeconómicos no acaban aquí, ya que 30 minutos después de la apertura tendremos la confianza de los constructores que recordemos bajó a 67 puntos. Se espera que quedemos en esa cifra, y si no hay más mejoras en los tipos de interés, debería aumentar algo la confianza porque el crédito barato va a seguir manteniéndose. En caso contrario habría que preocuparse.

Por último, la temporada de resultados tiene hoy el segundo mordisco grande de la temporada en donde seguimos con unos bancos que han tenido una fuerte rebaja de los ingresos por parte de los sectores de negociación, lo que está haciendo que en preapertura tengan problemas, sobre todo Goldman Sachs y es el peso negativo más importante que tiene el Dow Jones en la apertura.

- Netflix presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios por acción de 0,15 $, subiendo desde los 0,09 $ del año pasado. Se queda muy poco por debajo de lo esperado, que eran 0,16 $.

Las ventas suben desde los 2110 millones de dólares hasta alcanzar los 2790 millones de dólares, mejores de lo esperado.

La cifra clave es el número de suscriptores que supera los 100 millones con aumento de 1,1 millones dentro de Estados Unidos y 4,1 millones fuera del país, muy por encima, casi el doble, de lo esperado.

Con todo, antes de la apertura de la sesión regular en Estados Unidos esta subiendo casi 9%.

- Johnson and Johnson presenta unos resultados trimestrales con unos beneficios por acción de 1,4 dólares, bajando desde los 1,43 dólares del año pasado y peores de lo esperado que eran 1,79 dólares. Ajustados son 1,83 dólares, superiores a lo esperado.

 

Pasando a las ventas, quedan en el segundo trimestre en 18.840 millones de dólares, subiendo desde los 18.480 del año pasado pero por debajo de lo esperado que estaban en 18.950. Las ventas al consumo suben el 1,7% hasta los 3500 millones de dólares, 100 millones más de lo esperado. En el segmento farmacéutico descienden -0,2% quedando en 8600 millones de dólares, 100 millones menos de lo esperado. Con respecto a los dispositivos médicos tiene un fuerte incremento de casi el 5% hasta los 6700 millones de dólares, lo esperado.

 

Con respecto a las previsiones de 2017, espera que las ventas estén en la horquilla que va desde los 75.800 millones de dólares hasta los 76.100, subiendo 400 millones la franja inferior.

 

- Bank of America presenta unos resultados con unos beneficios de 0,46 $, subiendo desde los 0,41 $ del año pasado y mejores de lo esperado que eran 0,44 $.

Para las ventas, suben desde los 21.300 millones de dólares hasta los 22.800, por encima de los 21.900 esperados, los ingresos por intereses netos ascienden casi el 10% está los 11.000 millones, por debajo de lo esperado. Los ingresos en concepto de operativa quedan en 3200 millones, presentando descensos similares a las de otros valores del sector.

- UnitedHealth presentó unos resultados con unos beneficios de 2,23 $, subiendo desde los 1,67 dólares del año pasado. Ajustados son 2,37 $, más o menos lo esperado.

Las ventas quedan en 50.100 millones de dólares, casi un crecimiento del 8% con respecto al año pasado.

Todo lo anterior les ha permitido modificar sus perspectivas para todo el año. Para las ventas sitúa la cifra en los 200.000 millones de dólares, por encima de la previsión anterior que tenía la parte alta de la horquilla en 199. Para los beneficios ajustados también el incremento, pasando de una horquilla de 9,3 $ a 9,6 $, quedando finalmente situada en 9,65 $ a 9,85 $.

De momento en el fuera de horas está teniendo un incremento cercano al 2% en el precio de la acción.

- Harley-Davidson presenta unos resultados con unos beneficios por acción de 1,48 $, bajando desde los 1,55$ y mejores de lo esperado que eran 1,38 $.

Para las ventas, descienden desde los 1670 millones de dólares hasta los 1580, peor de lo esperado que eran 1600.

El mayor problema es que rebaja su perspectiva de envío de productos hasta una horquilla de -6% a -8% cuando esperaba quedar más o menos plano. Este descenso se va notar más en el tercer trimestre donde espera una bajada muy fuerte de entre el -10% al -20%.

Como podemos imaginarnos, el mercado se lo está tomando muy mal y el descenso tras la presentación de las cifras baja casi el -5%.

- Lockheed Martin presenta resultados con unos beneficios por acción del segundo trimestre de 3,23 $, por encima de los 3,1 $ esperados y bajando desde los 3,32 $ del año pasado.

 

Las ventas en el sector aeronáutico suben desde los 4380 millones de dólares hasta los 5230 millones, por encima de lo esperado que era situarse ligeramente por encima de los 5000.

 

Con respecto a las perspectivas, para 2017 los beneficios por acción pasan de una horquilla de 12,15 $ a 12,45 $ a situarse en 12,3 $ a 12,6 $. Para las ventas, la horquilla pasa de 49.800 millones de dólares a 51.000 millones desde el 49.500 a 50.700.

- Goldman Sachs presentó resultados por acción de 3,95 $, subiendo desde los 3,72 $ del año pasado y además mejores de lo esperado que eran 3,71 $.

Las ventas, donde está el problema, bajan desde 7930 millones de dólares a 7890, mejor de lo esperado que eran 7.510. En todos los valores bancarios que hemos estado conociendo hasta el momento, desde el viernes pasado, están teniendo problemas en las ventas de negociación, que es el factor que les está haciendo más daño.

Las ventas en la banca de inversión cae -3% hasta los 1730 millones de dólares. Sorprendente el descenso de las ventas de negociación en las materias primas, divisas y renta fija, pues caen nada menos que el -40%.

El valor cae -0,8% tras conocerse las cifras.

En el aspecto técnico, varias cosas a vigilar. La primera de ellas es que en Europa, en gráficos de 30 minutos, ya hemos estado colocando varios futuros sobre índices por debajo de la media de 200. Vean cómo está la situación en los futuros del nocturno, con esa media acercándose mucho y mucho cuidado debemos tener si nos colocamos por debajo.

indicesws3.gif

Importante también ver que el Nasdaq ha llegado la zona de máximos anuales y hay que estar muy atento al comportamiento que pueda tener en esta zona pues siempre se abre el riesgo a un doble techo, sabiendo los problemás recientes que hemos tenido en las tecnológicas más importantes.

indicesws.gif

Luis Javier Diez.