Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. La reserva Federal dispara la agresividad de Donald Trump

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos tras aparecer el comportamiento lógico en el presidente norteamericano una vez supimos lo que tenía que decir la Reserva Federal acerca de la economía de Estados Unidos. La estrategia principal de Donald Trump se basa en utilizar la guerra comercial para conseguir acuerdos ventajosos para su país aprovechando la fortaleza de la economía y la debilidad de la del resto en comparación, de forma que cuanto mayor sea la diferencia, mas puede apretar las tuercas. Cuanto más fuerte esté la economía norteamericana, mejor puede aguantar los golpes de represalia.

Pues bien, la alegría que le dio a los mercados de riesgo el Banco Central Europeo cuando se quedó sin hacer absolutamente nada y como mucho avisar del recorte del programa cuantitativo en septiembre y su eliminación en el mes de diciembre, el vencimiento quedó listo para sentencia. La fuerza con la que mejoró el mercado en el día de ayer, parece que ha sido suficiente para no tener exceso de fortaleza en el día de hoy, pero es que lo que realmente nos ha hecho daño es el anuncio de que Estados Unidos anda buscando aumentar los aranceles a los productos chinos de 50.000 millones a 100.000 millones, y además poder empeorar en caso de que China tome medidas de represalia.

Total, hemos visto lo que dijo la Reserva Federal, también hemos visto lo que ha dicho el BCE, así que Estados Unidos tiene todas las papeletas para seguir buscando una guerra comercial que le haga todavía incluso más fuerte, así que de ahora en adelante el peligro que representa la estrategia comercial norteamericana pasa a ser el primer factor de problemas y será el lunes, cuando ya no tengamos ningún vencimiento por delante, cuando veamos las verdaderas intenciones del mercado.

Hablando de fortaleza de economía, hoy hemos conocido el índice de manufacturas de Nueva York que queda mucho mejor de lo esperado y va buscando otra vez la zona de máximos de la crisis. También hemos conocido la producción industrial que en el mes da un pequeño paso atrás de -0,1% pero la interanual sigue creciendo por encima del 3%, luego no ayuda a que Trump se relaje.

En el apartado técnico, ayer fue un día problemático para todo el mundo salvo para las tecnológicas, aunque nos preocupa mucho el comportamiento del NYSE porque es el único que no ha podido superar la zona de máximos del mes pasado donde se creó una envolvente bajista realmente importante. Por lo tanto, el comportamiento de ese índice más general es el que puede avisar de problemas si al final cede.

iws.gif

Luis Javier Diez