Lunes, 20 Agosto 2018

Apertura en Wall Street. Aumenta el miedo a la guerra comercial tras ver los problemas de los coches en Europa

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos con los ojos puestos en el comportamiento del Dow Jones de industriales, ya que es el que más está aglutinando los efectos secundarios de la guerra comercial. Simplemente, hay que echar un vistazo a lo que está pasando en Europa, en donde el supersector de automoción y recambios es el peor del día con un descenso de -2,6%, así que valores como Boeing, Caterpillar o General Electric tiene miedo.

Lo bueno que tiene el mercado norteamericano es que su economía es tremendamente dinámica, y si las manufacturas cada día han tenido más problemas dentro de su peso en la economía del país, las tecnológicas están poco a poco ocupando ese terreno. Simplemente, recuerden que Apple entró en el Dow Jones de Industriales y va a salir dentro de poco General Electric, un valor que hasta hace no mucho se consideraba un termómetro de la economía al estar tremendamente diversificada y tener muchísima presencia en el consumidor, pues iba desde motores de aviones, locomotoras y acabando por frigoríficos. Que salga una empresa de ese calibre y haya dejado su paso a otra como Apple, habla de ese relevo de importancia económica entre las manufacturas y productos de toda la vida y la sustitución por servicios tecnológicos.

Hablando de guerra comercial, todo el mundo ya ha entendido y asumido que la gran baza que tiene Donald Trump es la fortaleza de su economía, que le permite creer que puede aguantar cualquier envite del resto de socios comerciales si se les ocurre responder con la misma moneda. Hoy el Secretario de Estado para el comercio ha dicho que la voluntad final de Donald Trump es la de hacer que el mundo no tenga aranceles, haciendo ver a todos los socios que el camino de los aranceles es mucho más doloroso que prescindir de ellos.

Mientras intentan convencernos de lo contrario, los efectos son los que son, en Europa las manufacturas para exportación tienen problemas, y lo mismo pasa en Estados Unidos, solo que ellos tienen un sector tecnológico que es bastante más potente y de momento es donde se está refugiando parte del dinero, haciendo que los índices tecnológicos lo estén haciendo bastante mejor que el Dow Jones.

La búsqueda de seguridad no acaba de entrar del todos los activos más tradicionales, porque seguimos teniendo problemas tanto en el oro como en la plata y la deuda pública de Estados Unidos no está teniendo especialmente disparos alcistas de precio que busquen bajada de rentabilidades. Esto en Europa se está concentrando en la deuda alemana, ya que hemos vuelto a tener otra vez pesadilla italiana aunque el Ministro de Economía ha intentado apagar el fuego de hoy diciendo que siguen considerando que el euro es indispensable, aunque en algunas comisiones económicas hayan nombrado como presidentes a personas que no creen en el proyecto europeo, cosa que ha alarmado a todo el mundo, ha presionado a los bancos a la baja, y también subido las rentabilidades en toda la periferia de la zona euro pensando en que sigue presente el riesgo sistémico de todo el proyecto europeo.

En la parte económica, hemos vuelto a tener unos datos de peticiones de desempleo semanales que siguen bajísimos, por lo que la Reserva Federal sigue completamente apoyada en su discurso, algo que debería ser positivo para los mercados de riesgo pensando que la economía es fuerte y que puede aguantar el golpe, sin embargo, pensar en apoyar subidas de tipos de interés y lo que puede generar la guerra comercial, pues está generando dudas a más de uno. Hablando también de problemas en las manufacturas, hoy el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha tenido un desplome bastante importante, sobre todo muy marcado en la cartera de pedidos, por lo que va paralelo a esos problemas de los grandes manufactureros dentro del Dow Jones de industriales.

El sector de energía va a estar otro día bajo vigilancia porque nos estamos acercando ya a la reunión de la OPEP con sus socios y parece que hay cierto consenso en aprobar un incremento de la producción en 1 millón de barriles por día, haciendo que en estos momentos el crudo esté descendiendo más de -1,3% colocándose por debajo de los 65 $.

En valores concretos tenemos:

Si antes hemos comentado que las manufacturas están en problemas y que las tecnológicas están más o menos apoyados con un mejor comportamiento que el Dow Jones de industriales, más motivos hay porque Hewlett Packard ha autorizado un nuevo programa de recompra de acciones propias por valor de 4000 millones de dólares, lo que está siendo bien recibido por el mercado.

Manteniéndonos en la órbita de las tecnológicas, hoy Goldman Sachs le da un poquito de apoyo al Dow Jones de Industriales al recomendar la compra de Verizon al pensar que en el largo plazo está bien posicionada para toda la era de las redes 5G.

Vamos a tener movimiento en Intel porque deja su cargo el actual presidente y meten a uno nuevo hasta que encuentren a un nuevo presidente de forma definitiva.

Nike puede presentar problemas para el Dow Jones tras una rebaja de recomendación de comprar a neutral por UBS.

AT&T ha presentado nuevos productos que incluyen un servicio de vídeo, así que puede tener movimiento.

En el apartado técnico, la situación no cambia, se puede ver perfectamente que el Nasdaq compuesto es el mejor de todos y seguimos vigilando atentamente el comportamiento del NYSE porque está sobre la peligrosa zona en donde está la media de 50 sesiones y la de 200.

iws.gif

 

Luis Javier Diez