Viernes, 19 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. La protección contra el robo de tecnología no es tan fiero como lo pintan

Se espera una apertura en Estados Unidos algo confusa, sin unanimidad en los índices principales, a la espera de una valoración más concreta por parte de los inversores del anuncio de la mejor aproximación para controlar mejor las inversiones en tecnología dentro de Estados Unidos.

Recuerden que todo el mundo se echó las manos a la cabeza cuando desde Estados Unidos se dijo que todos los países se estaban aprovechando de la tecnología de Estados Unidos a través de unas prácticas poco justas a la hora de invertir en las empresas y eso estaba generando una transferencia tanto de tecnología como de propiedad intelectual que dañan los intereses norteamericanos. En vez de apuntar principalmente a China, se disparó a todo el mundo y eso hizo temer que nadie pudiese invertir en tecnología norteamericana, lo que abría la puerta a más tensión sobre la guerra comercial.

Sin embargo, las cosas se están calmando bastante cuando ha aparecido el anuncio de que el departamento del tesoro de Estados Unidos dice que la mejor aproximación para proteger la tecnología norteamericana de adquisiciones que tienen una motivación estratégica (se refiere a las compras de determinadas empresas por parte de foráneos, pero siempre hablando claramente de China), es modernizar el Comité de Inversión Foránea en Estados Unidos, más conocido como CFIUS. Consideran que este comité es una herramienta ágil que puede responder a las diferentes amenazas hacia la tecnología norteamericana y que la revisión que se plantea es bien entendida por la comunidad empresarial del país pero que al mismo tiempo mantiene un clima de inversión abierta. El Presidente ha decidido la mejora del proceso de revisión de este comité para que se proteja de forma efectiva la tecnología norteamericana y se ha apuntado directamente a ser especialmente críticos con China. Además, se han referido a que trabajarán conjuntamente con los aliados y socios para evitar este robo de tecnologías de propiedad intelectual. Por lo tanto, la prohibición o revisión de las inversiones no es tan general como aparecía en un primer momento y además parece que es más suave y más dirigida, lo que ha gustado al mercado.

Por otro lado, Europa ha despertado mucho desde la zona de mínimos del día con fuertes incrementos de los valores gracias al comentario del Gobernador del Banco de Inglaterra diciendo que todo el mundo se debería preparar para una posible rebaja global de los tipos de interés. Esto es un reconocimiento de que están viendo que va a tener impacto en la economía la guerra comercial, por lo que no tiene sentido que en un ambiente de retroceso económico estén pensando en subir tipos de interés. Por lo tanto, en Europa tenemos descensos de los tipos de interés en el mercado secundario y esto ha sido gratamente agradecido por todos los inversores.

Como tercer pata de cierto optimismo está el nuevo ascenso de los precios del crudo que ya están por encima de los 71,2 dólares. Ahora mismo seguimos la estela de esa especie de fallo a la hora de subir de forma efectiva la producción por parte de la OPEP y de Rusia, pero el nuevo aliado de los precios del crudo está en la petición de Estados Unidos a todos los países para que no compren crudo de Irán a partir del 4 de noviembre. Esto significa que las exportaciones de 2,8 millones de barriles de crudo por día se quedarían fuera del mercado, así que tendríamos restricciones de suministro y eso dispara el precio. Aún así, Estados Unidos pide al resto de países que aumenten la producción para compensar, pero quien está constantemente subiendo la producción es Estados Unidos, por lo que es una acción que podría aumentar su cuota de mercado y ser un movimiento más estratégico que de castigo.

En Europa los mejores supersectores son los de petroleras y no tenemos demasiado lejos al de recursos básicos, por lo que el sector de energía y de materiales debe ser vigilado por un posible buen comportamiento.

Evidentemente, si estamos hablando de un retroceso global de los tipos de interés, en Europa el sector bancario es el peor de todos, así que deberemos buscar un movimiento similar en el SP 500.

Por parte de la economía, tenemos que los pedidos de bienes duraderos en el mes de mayo tienen una segunda cifra en negativo consecutiva, cosa que hacía bastante que no pasaba. Tampoco podemos apoyarnos en la cifra sin transportes porque también queda peor de lo esperado.

30 minutos después de la apertura tendremos la cifra de venta de viviendas pendientes de escriturar y hoy hemos conocido que el mercado hipotecario sigue descendiendo otra vez tanto en las refinanciaciones como las peticiones de hipotecas para compra de viviendas.

60 minutos después de la apertura tendremos la presentación de las reservas semanales de crudo oficiales en donde se espera un nuevo descenso, cosa que puede darle más alas a la subida del precio.

En el apartado técnico, seguimos mirando muy de cerca lo que puede pasar en la media de 200 sesiones en el Dow Jones de industriales por si se repite el rebote que tuvimos en meses anteriores. Si ahora la tensión de la guerra comercial se reduce, los valores industriales pueden tener un rebote, tal como está pasando en Europa, por lo que hay que vigilar ese movimiento. Por contra, recordemos que el NYSE está por debajo de dicha media y si hay un rebote, la zona en conjunción con la media de 200 sesiones y la de 50 sesiones actuará como resistencia y será vital qué puede pasar justo en esa área.

iws.gif

 

Luis Javier Diez.