Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura Wall Street. Entre aranceles y el dato de empleo

Se espera una apertura en Estados Unidos algo confusa aunque intenta mantener un tono positivo gracias a la lectura del dato de creación de empleo que ha quedado mejor de lo esperado.

La creación de empleo no agrícola sube 213.000 personas en junio por encima de lo esperado que era una cifra de 195.000. Además el dato de mayo se revisa al alza de +223.000 a +244.000. Y el de abril se mejora de +159.000 a +175.000. Por lo tanto si sumamos todas las revisiones, dato netamente mejor de lo esperado. 

La tasa de fuerza de participación laboral mejora de 62,7 a 62,9. 

El paro sube netamente de 3,8% a 4%, cuando se esperaba 3,8%

Los ingresos por hora de los trabajadores suben 0,2% cuando se esperaba +0,3%. En interanual +2,7% cuando se esperaba +2,8%. Este dato es importante, pues quita presiones inflacionistas. 

El sector privado crea 202.000 empleos, cuando se esperaba 190.000. Empleos estatales 11.000. 

Media semanal de horas trabajadas 34,5 horas que era lo esperado y lo mismo del mes anterior. 

Empleos en manufacturas +36.000 cuando se esperaba +15.000. 

Media agregada semanal de horas trabajados +0,2% lo cual es un indicador adelantado favorable. 

Dato que podríamos calificar de ideal para las bolsas, porque la creación de empleo es superior a lo esperado por bastante lo cual sigue mostrando robustez del mercado laboral, pero por otro lado los ingresos de los trabajadores menores lo cual no tensa la inflación. Ideal para las bolsas, moderadamente bueno para bonos, moderadamente flojo para dólar. 

 El problema es el de siempre, porque han entrado en vigor los aranceles por valor de 34.000 millones de dólares de Estados Unidos a China, y China ha respondido exactamente de la misma manera. Por lo tanto, estamos todos conteniendo la respiración acerca de lo que pueda pasar, porque en Europa han seguido apareciendo voces en contra de la escalada de los aranceles porque es dañino para la economía mundial y advierten de que será nefasto para el crecimiento de Estados Unidos. Recuerden que el producto interior bruto del primer trimestre quedó en una lectura del 2% anualizado, bajando bastante con respecto a los trimestres anteriores que estaban por encima del 3% y se tiene mucha esperanza en ver que el segundo trimestre de este año vuelva a darnos un empuje importante por encima del 5% anualizado gracias a la rebaja de impuestos. Por lo tanto, da la sensación de que todo estaba perfectamente planeado porque quizá la rebaja de impuestos da al crecimiento lo que la guerra comercial le puede quitar, pero hay que ir poco a poco viendo el desarrollo de los acontecimientos.

En el plano técnico, exactamente la misma atención. Fíjense que el NYSE sigue estando por debajo de la media de 200 sesiones y dicha media sigue siendo el epicentro del movimiento tanto en el Dow Jones de industriales como en el de transportes. Evidentemente, el que tiene más peligro es el NYSE porque tiene las medias muy juntas y estamos cerca de generar un cruce bajista de las mismas.

iws.gif