Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. Buscando alicientes fuera de la guerra comercial

Se espera una apertura alcista en Estados Unidos que siga más o menos la tendencia que hemos visto en Asia y en Europa. Recordemos que estamos bajo la sombra del buen dato de creación de empleo que conocimos el viernes y también de una buena mejora de los mercados de riesgo en China siguiendo las nuevas declaraciones de su gobierno apostando por la apertura de mercados, no iniciar una guerra comercial y además la petición de que se reduzcan los costes financieros de las pequeñas y medianas empresas.

Además, la semana pasada, en concreto el viernes, los valores tecnológicos chinos cotizando en Estados Unidos tuvieron una reacción alcista una vez ya se dio el pistoletazo de salida a la guerra comercial. Hoy KeyBank ha mejorado su opinión sobre Baidu y Alibaba, lo que anima a que se dé continuidad a lo que vimos el viernes pasado en los índices tecnológicos.

También es positivo ver las críticas vertidas hacia la negociación por parte del gobierno británico del ministro encargado de las negociaciones con la Unión Europea que ha dimitido, así que todo el mundo lo está viendo como un acercamiento a un divorcio suave, lo que sería poco dañino para las economías. Esto se está viendo perfectamente en un aumento de tipos de interés en el mercado secundario de deuda.

Hay que vigilar al sector de energía porque hoy hemos conocido el recuento de instalaciones nuevas de crudo y hemos tenido un nuevo incremento aprovechando esa nueva subida del precio del crudo, por lo que ahora mismo el precio está evolucionando de forma negativa.

Como comentamos en nuestro artículo de situación intradía, el mercado sigue jugando esa carta consistente en la aparición de los aranceles y la primera muestra de daño en la economía, que puede tardar algún tiempo. De hecho, esta carta se está jugando desde hace mucho tiempo y los primeros que la jugaron fueron los británicos cuando el Banco de Inglaterra recomendó invertir en empresas de negocio local incluidas en el FTSE 250 en vez de las más internacionales en el FTSE 100. La versión americana es la de no invertir tanto en el SP 500 y fijarse más en las empresas pequeñas y locales que están incluidas en el Russell 2000.

En el apartado técnico, fíjense el buen comportamiento que tuvimos el viernes en el Nasdaq compuesto y en el SP 500, haciendo que el NYSE cerrase por encima de la peligrosa media de 200. Con el Dow Jones de industriales y el de transportes. De momento parece que podríamos continuar al alza en el día de hoy, pero no hay que dejar de vigilar el comportamiento de los industriales, que son los que más retrasados van.

iws.gif

 

Luis Javier Diez.