Miércoles, 15 Agosto 2018

Apertura Wall Street. Mirando ya a los resultados empresariales

Se espera una apertura en Estados Unidos ligeramente alcista pero sin una convicción realmente fuerte y es porque, una vez pasado el evento de los datos de creación de empleo del mes de junio, el siguiente evento lo tendremos el viernes que viene con la presentación de los primeros resultados empresariales del segundo trimestre.

Recuerden que el crecimiento anualizado del primer trimestre ha sido decepcionante, el 2%, y fue una especie de dato de transición hacia el del segundo trimestre que es donde se espera el crecimiento de verdad porque va a tener incluido el descenso de los impuestos. Precisamente, esas expectativas con el crecimiento del producto interior bruto del segundo trimestre se espera que se vean también en los resultados del mismo trimestre dentro de las empresas, mas beneficio, más ventas, etc. evidentemente, cuanto mayor es la expectativa, mayor es el espacio a la decepción, así que todo el mundo tiene paciencia y muestra cautela.

En el plano económico, no tenemos referencias importantes en Estados Unidos y en China una inflación controlada, junto con los precios de producción industrial, no están animando a las materias primas. Precisamente, el supersector de recursos básicos es uno de los peores en el día de hoy porque hay fuertes bajadas en los precios de los metales gracias a que el dólar está rebotando tras cerrar lejos de los mínimos de ayer en el Dólar Index. Parte de esta culpa la tenemos en un descenso del euro contra el dólar tras indicadores de sentimiento económico en Alemania que han quedado mucho peores de lo esperado y dando todavía más descenso en lo que llevamos de 2018, siguiendo la dirección de los índices de directores de compra compuestos.

De momento de la guerra comercial no se sabe nada más. Se dio el pistoletazo de salida el viernes pasado, dentro de lo conocido, no hay sorpresas y además tampoco hay titulares, por lo que va depositándose poco a poco en el fondo y otros factores entran a la primera plana, los resultados empresariales tal como hemos comentado.

En valores concretos tenemos:

Pepsico presenta resultados de su segundo trimestre con unos beneficios de 1,28 dólares. Ajustados son beneficios de 1,61 dólares y son mejores de lo esperado que eran 1,51 dólares, subiendo cerca del 8% con respecto al año pasado.

Las ventas alcanzan los 16.090 millones de dólares, una mejora que ronda el 2%.

Pfizer puede tener movimiento, y el sector de cuidados de la salud en general, tras las críticas de Donald Trump acerca de la subida de los precios de los fármacos, cosa que de forma indirecta ataca también al sector de biotecnológicas. La propia compañía ha dicho que los precios no han cambiado para la mayoría de los mismos y en algunos casos han descendido.

Microsoft también puede tener movimiento porque parece que quiere plantar más cara a Apple y sus iPads y para eso ha reducido el precio de su producto Surface.

Tesla puede ser un punto de apoyo muy importante para el Nasdaq, y para los FAANG+ en particular, porque está subiendo más del 2% preapertura tras la noticia de que quiere abrir una fábrica en China que podría aumentar la producción de sus productos hasta 500.000 unidades al año.

En la parte técnica, si nos fijamos en el gráfico adjunto, está claro que hemos superado ese momento de tensión que era perder en la mayoría de índices la media de 200 sesiones, y ahora toda la atención está puesta en los máximos del mes de junio, zona que ya estamos atacando en el SP 500 y vamos de camino en el Nasdaq.

iws.gif

Luis Javier Diez