Sábado, 18 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Ahora le toca el turno de reacción a Estados Unidos

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos en ese turno de reacción al anuncio del incremento de los aranceles en 200.000 millones de dólares a productos chinos que se unen a los ya impuestos por más de 30.000 millones que conocimos el viernes y que fueron contestados con exactamente el mismo movimiento por parte de China. Asia ha tenido problemas, Europa ha tenido problemas, ahora le toca el turno a los americanos.

La cuestión es que este susto ya lo hemos tenido en otras ocasiones, así que la reacción más o menos nos la sabemos de memoria. Van a tener problemas todos los valores industriales, manufacturas, tecnológicas y semiconductores. Por lo tanto, valores como Baidu, Alibaba, Intel, AMD, Micron Techonlogy, Tesla, Boeing, Caterpillar, van a presentar problemas.

De momento China está manteniendo la calma y no ha dado respuesta a esta nueva escalada, pero no tardarán mucho en hacerlo. De momento han pedido a los medios de comunicación de China que no se ensañen en las críticas contra Donald Trump sino que generalicen a todo el Gobierno de los Estados Unidos. La cuestión es que cuando ya aceleran los aranceles en Estados Unidos, los chinos se les hace complicado moverse en la misma líena porque no hay tanto que venga de Estados Unidos, así que recuerden aquella amenaza que era la de poner como objetivo a todos los valores del Dow Jones de industriales.

Además, tenemos otro problema, y es que los precios de producción industrial del mes de julio en Estados Unidos siguen aumentando, más presión para la inflación, y más razones para que la Reserva Federal mantenga sus expectativas de subidas de tipos de interés. Y aquí está el problema, porque si la guerra comercial al final acaba trasladándose a la economía en forma de un menor crecimiento, subir los tipos de interés nos hará mucho más daño. De hecho, personalidades de la economía que tuvieron un papel protagonista en la crisis anterior, avisan que sí suben más de una o dos veces en los próximos 12 meses, nos meteremos en recesión en Estados Unidos, por lo que iríamos todos detrás.

El sector de energía debe estar bajo vigilancia porque en el informe mensual de la OPEP dice que para el año 2019 ellos van a ver que la demanda de su crudo va a disminuir por el aumento de producción de otros países. La reservas semanales de crudo de hoy se espera ver otro descenso de las mismas de casi -4,5 millones. Recuerden que hemos tenido un incremento en las instalaciones activas de crudo y eso aumenta la producción, por lo que podemos tener movimiento una hora después de la apertura.

En valores concretos tenemos:

Pfizer dice que va a dar marcha atrás en el incremento de los precios de algunos fármacos tras una conversación entre el presidente de la compañía y el presidente de Estados Unidos. Además al comienzo de su año fiscal 2019 repartirá su actividad entre tres empresas diferentes.

Tesla tiene buenas noticias porque tras ese impulso para crear una fábrica en China que le impulse la producción hasta medio millón de unidades al año, dice que ya no pedirá reservas para sus nuevos modelos, lo que podría implicar ese aumento de producción. Además, este movimiento seguramente lo harán el resto de compañías, fabricar dentro de China para poder saltarse los aranceles.

Apple tiene malas noticias porque Japón le está echando un vistazo porque dicen que allí parece que han hecho una jugada que no es del todo legal con sus leyes, que es la de obligar a rebajar los precios de los terminales pero las cuotas mensuales las han subido.

En el plano técnico, tanto el Nasdaq compuesto como el SP 500 han atacado la zona de máximos del mes anterior, por lo que si hoy terminamos descendiendo, se va a marcar como resistencia, así que deberemos estar atentos a posibles formaciones de doble techo.

iws.gif

Luis Javier Diez