Martes, 16 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Entre resultados empresariales y un BCE que debilita al USD un poco más

Se espera una apertura al alza en Estados Unidos tras unas palabras del BCE que han dado más fortaleza al euro, lo que favorece las exportaciones de Estados Unidos y además también un buen apoyo para las materias primas, en concreto para el crudo.

Abrimos la sesión en Estados Unidos con dos factores principales y uno secundario: los comentarios del Banco Central Europeo al dejar los tipos de interés sin cambios, los resultados empresariales y algunos datos macroeconómicos en Estados Unidos.

Primero de todo, el BCE no toca tipos y en el texto que ha leído el presidente antes de la rueda de prensa nos ha dado una de cal y otra de arena, porque por un lado dice que están preparados para actuar y aumentar tanto en cantidad como en tiempo el programa cuantitativo si las cosas van mal, pero siguen pensando que la recuperación económica va por buen camino, y además en cierto modo aceptan que la inflación que viene del crudo no parece que vaya aparece por ningún sitio. Además, vuelve a dejar claro que cuando volvamos de las vacaciones ya tendremos en serio que hablar del famoso tapering.

El resultado de lo anterior, es que el euro ha ganado más fuerza sin mirar a la inflación pero los bonos han tenido una reacción mixta y parece que están fijándose más en lo que ha dicho de la inflación que en el final de todo el programa cuantitativo porque estamos teniendo subidas de precios en estos momentos en la deuda alemana, aunque la volatilidad es importante y eso significa que hay que dejar que se asiente un poco el susto inicial.

En resultados empresariales, tenemos lo siguiente:

- Qualcomm presentó unos beneficios de su tercer trimestre fiscal de 0,58 $, bastante peor de lo esperado que eran 0,83 $.

Las ventas fueron de 5370 millones de dólares, por encima de lo esperado en 90 millones.

Con respecto a las previsiones, algo que se esperaba con mucha ansiedad por estar metidos en líos legales importantes con Apple y las patentes, ha presentado unas cifras que dejan precisamente fuera ese punto de conflicto hasta que se resuelva, por lo que nos hemos quedado sin las estimaciones de la compañía del resultado de esa pelea, lo que nos deja ciegos. De lo que queda, creen que los beneficios ajustados estarán en una horquilla de 0,75 $ a 0,85 $ y las vendas rondarán entre los 5400 millones de dólares y los 6200. La previsión de las ventas sí que casa con lo esperado por el mercado, pero los beneficios están bastante por debajo.

- American Express ayer tras el cierre presentó resultados con unos beneficios por acción de 1,47 dólares, bajando desde los 2,1 $ del año pasado, pero mejores de lo esperado que eran 1,44$.

Con respecto a las ventas, sube el 1% hasta los 8300 millones de dólares, mejor de lo esperado.

- Bank of New York Mellon presentó resultados con unos beneficios por acción de 0,88 $, por encima de los 0,84 $ esperados.

Las ventas ajustadas ascendieron hasta los 3905 millones de dólares, un incremento del 5%, el interés neto fue del 7,7%.

Pasando los datos macroeconómicos de Estados Unidos, tenemos un paro semanal que baja más de lo esperado y sigue dando tranquilidad a la Reserva Federal porque no hay síntomas de que el mercado laboral esté dando problemas. Además, el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha quedado bastante peor de lo esperado y además hemos tenido descensos en indicadores de corto plazo como el de nuevos pedidos o el de empleo, pero otros de largo plazo como por ejemplo la inversión de capital se ha disparado de forma considerable, lo que ha acolchado un poco el impacto negativo de todo el dato.

En valores concretos, hay bastante movimiento porque según van apareciendo datos las recomendaciones cambian y son los principales generadores de movimiento hasta ahora:

- Nike tiene apoyo porque Morgan Stanley le ha subido tanto el precio objetivo como una recomendación

- Barnes&Noble sube en preapertura tras el nombramiento del nuevo presidente.

En el aspecto técnico, se puede ver perfectamente que son las tecnológicas en las que siguen tirando del carro y ya veremos la reacción a Qualcomm que no lo está haciendo bien porque sus resultados dependen demasiado de los litigios con Apple.

indicesws.gif

Luis Javier Diez.