Lunes, 10 Diciembre 2018

Apertura en Wall Street. Donald Trump incendia el mercado lanzando acusaciones a todo el mundo

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos siguiendo los fuertes descensos que estamos teniendo en Europa tras las últimas informaciones acerca del círculo político de Donald Trump y una entrevista en la CNBC.

Si es que se veía venir. Recuerden que cuando Donald Trump impuso 30.000 millones en aranceles a China, China respondió exactamente con lo mismo. Sin embargo, cuando aumentó los aranceles a 200.000 millones, China no hizo absolutamente nada y parece que respondió descendiendo el precio del Yuan, lo que ha enfadado todavía más a Donald Trump porque empeora el déficit comercial.

Ayer ya comentábamos que estábamos viendo los primeros giros de una espiral de destrucción que se estaba aproximando por las consecuencias que traía la rebaja fiscal. Evidentemente, la Reserva Federal ha dicho que dicha rebaja de impuestos podría apoyar la expansión económica durante los próximos dos o tres años, lo que les dejaba a ellos vía libre para poder seguir subiendo los tipos de interés e incluso acelerar el número de subidas a cuatro este año. Como consecuencia, el dólar sube, pero es que tiene influencia directa sobre el déficit comercial, porque hace que la venta de productos americanos sea más difícil en el exterior porque aumenta su precio cuando es traducido a otras monedas. Además, el aumento del precio del dólar hace que los americanos tengan mayor poder de compra, lo que favorece las importaciones. Por lo tanto, la lucha contra el déficit comercial se agudiza. Para ello, solamente tiene dos maneras de hacerlo: la primera de ellas es acusar todavía más al resto del mundo de prácticas injustas en el ámbito comercial, que es exactamente lo que ha estado haciendo, y la segunda es la de atacar a la Reserva Federal para que no suba los tipos de interés porque eso dañaría lo hecho hasta el momento.

Bueno, los comentarios sobre la Reserva Federal ya se hicieron ayer, por lo que es una especie de intervención directa que no se veía en décadas, pero es que hoy en una entrevista en la CNBC las acusaciones al resto del mundo han aumentado muchísimo de volumen y de calificativos. Ahora ha acusado tanto a China, la Unión Europea y otros países de manipular sus monedas. Eso, como si los programas cuantitativos en el pasado no hubiesen hecho exactamente lo mismo con el Dólar por parte de la Reserva Federal. La cuestión es que tiene que reducir el déficit comercial como sea y ha amenazado con aranceles totales a China, lo que significa unos 500.000 millones de dólares. El aumento de toda esta tensión se ha visto clarísimamente en el mercado con nuevos descensos en todas partes y además un paso atrás bastante importante por parte del dólar, lo que está aumentando las cotizaciones del euro y del Yen.

Por si fuera poco, lo que ha dejado a todo el mundo con la boca abierta es la información del Wall Street Journal en donde un senador republicano parece ser que ha mandado una carta a la Casa Blanca sugiriendo que si Donald Trump no deja de perseguir los aranceles, algo que nos llevaría a esa guerra comercial total, él apoyaría un cambio de legislación en donde las capacidades de dirección comercial del país estuviesen fuera del alcance del Presidente. Recuerden que la semana pasada ya hubo muchísimos comentarios en este sentido y se decía que no necesariamente se estaba de acuerdo con la estrategia comercial del Presidente Trump. Por lo tanto, la amenaza es tan seria que empieza a aparecer una cierta guerra civil dentro del partido republicano, por lo que hay todavía una mayor sensación de que Donald Trump está descontrolado.

Sin saber hacia dónde nos lleva esto, el mercado, de forma evidente, tiene muchísimo miedo a las consecuencias, así que se ha olvidado por completo de la temporada de resultados y de los datos positivos que hemos tenido hoy:

- Microsoft presentó ayer tras el cierre unos beneficios de su último trimestre fiscal de 1,14 dólares por acción, subiendo desde los 1,03 dólares del año pasado. Ajustados son 1,13 dólares, por encima de los 1,08 dólares esperados.

Las ventas pasan de 25.610 millones de dólares hasta 30.090 millones, bastante por encima de lo esperado que era tenerlos a la baja hasta los 29.210.

Los servicios en la nube han sido bastante importantes porque el servicio Azure ha mejorado nada menos que el 85% con respecto al año pasado. Las ventas del Office 365 mejoran el 35%. También ha tenido un incremento del 35% en los servicios y todo lo relacionado con la Xbox y el gaming en general también mejora el 38%.

- General Electric ha presentado beneficios de 0,07 $, bajando desde los 0,1 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,19 $, ligeramente por encima de los 0,18 $ esperados.

Con respecto a las ventas, mejoran hasta los 30.100 millones de dólares, una subida que ronda el 3%.

Consideran que el mercado de la energía va seguir siendo complicado, así que buscan una mayor eficiencia dentro de toda la empresa.

- Stanley Black & Decker presenta unos beneficios por acción de 1,93 dólares, subiendo desde los 1,82 dólares del año pasado. Ajustados son 2,57 $, muy por encima de los 2,02 $ esperados.

Las ventas alcanzan los 3640 millones de dólares, un incremento superior al 10%.

El problema es que ha reducido su perspectiva de beneficios hasta una horquilla que va desde los 7 dólares hasta los 7,2 $, una bajada de 0,4 $ en general.

En el aspecto técnico, recordemos que el NYSE no ha puesto bajo ataque la zona de resistencias creada en los mayos de mayo dos además, el Dow Jones de industriales tampoco ha superado la zona de máximos, el Dow Jones de transportes no ha conseguido levantar el vuelo y ahora debemos estar muy atentos a lo que haga tanto el Nasdaq compuesto como el SP 500 en ese intento de rotura de máximos anteriores. Con respecto al Nasdaq, recuerden que se está tomando como valor refugio, así que debemos estar atentos a todo tipo de divergencias con respecto resto de índices.

iws.gif