Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Estados Unidos. Otra vez los resultados en las tecnológicas nos pueden cortar el buen ambiente

Se espera una apertura en Estados Unidos con un ligero toque alcista pero parece que le falta algo de convicción una vez puestas encima de la mesa ya a las cifras del producto interior bruto del segundo trimestre y además los resultados empresariales. En estos últimos, tenemos como muy positivo Amazon, pero por otro lado valores como Intel, Twitter y Exxon ponen el punto negativo y buscan compensar todo a la baja.

Primero de todo, veamos los datos del producto interior bruto del segundo trimestre:

La primera lectura del producto interior bruto del segundo trimestre de Estados Unidos deja un crecimiento anualizado del 4,1%, exactamente lo esperado. Se revisa el dato del primer trimestre del 2% al 2,2%.

 El gasto del consumidor pasa del 0,5% del primer trimestre a un incremento del 4%. La cuestión es que se ha reducido la cifra del trimestre anterior desde el 0,9%.

La inversión empresarial se reduce desde un incremento del 11,5% a otro del 7,3%. En equipos pasa de subir el 8,5% a mejorar el 3,9%. La propiedad intelectual y el software también acelera menos pasando de una subida del 14,1% a otro del 8,2%.

La inversión inmobiliaria sigue en negativo quedando en -1,1% desde el descenso de -3,4% del trimestre anterior. La inversión empresarial en infraestructuras mantiene buen ritmo pues apenas se mueve, del 13,9% del trimestre anterior se sostienen el 13,3%.

Las exportaciones en el segundo trimestre aumentan pasando del 3,6% hasta el 9,3%. Las importaciones reducen su avance, del 3% en el primer trimestre a sólo el 0,5% en el segundo. Esto debería gustarle a Donald Trump.

La interanual del producto interior bruto de segundo trimestre es del 2,8% cuando la interanual en el primer trimestre es del 2,6%.

El PCE del segundo trimestre es del 1,8%, por debajo del 2% esperado y además desacelera desde el 2,5% del primer trimestre. La subyacente desciende desde el 2,2% hasta el 2%, dos décimas por debajo de lo esperado.

La interanual del PCE acelera desde el 1,9% hasta el 2,2%. La subyacente también acelera desde el 1,7% hasta el 1,9%. Esto es positivo para la inflación.

El cambio en los inventarios es negativo en -27.900 millones de dólares, cuando en el primer trimestre tuvimos un incremento positivo de 30.300. Esto hace que se reste un punto porcentual al cambio del producto interior bruto.

Bueno, ya tenemos aquel efecto de la rebaja de los impuestos y se ha notado mucho el consumidor, pero se esperaba ver algo más de alegría en la parte empresarial en cuanto a inversiones. Recuerden que hay muchísimo miedo a que todo lo ganado con la rebaja de impuestos se vaya en dividendos y recomprar acciones propias pero no en inversiones que generen crecimiento y puestos de trabajo en el medio plazo.

La parte inmobiliaria sigue dando quebraderos de cabeza.

El dato en su mayoría es lo que se esperaba, ver que el consumidor se anima, que sigue creciendo la inversión empresarial, aunque sea un poco menos, y además el déficit comercial se ha reducido. El dato es positivo para el mercado en el medio plazo mientras siguen en vigor las rebajas de impuestos. Es negativo para los bonos y el dólar tiene que digerirlo por esa reducción del déficit comercial.

Y ahora, el otro punto fuerte del día, los resultados empresariales:

- Intel tiene problemas en el fuera de horas al haber presentado ayer por la tarde unos resultados con unos beneficios de 1,05 dólares, subiendo desde los 0,58 $ del año pasado. Ajustados son 1,04 dólares, por encima de los 0,96 $ esperados.

Las ventas pasan de 14.760 millones de dólares hasta 16.960, también por encima de lo esperado y por encima de la propia estimación de la compañía. Dentro de las ventas, las ventas en los ordenadores tradicionales se incrementan el 6%, por encima de lo esperado, pero problema lo tenemos en la partida de los servidores y los centros de datos porque tiene un 27% de ganancia con respecto al año pasado pero se queda a 110 millones de dóalres por debajo de lo esperado.

En el fuera de horas está rondando un descenso de -3%.

- Starbucks presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios trimestrales de 0,61 $, subiendo desde los 0,47 dólares del año pasado. Ajustados fueron beneficios de 0,62 $, por encima de los 0,61 $ esperados.

Las ventas alcanzan los 6310 millones de dólares, un incremento del 11% y por encima de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año subieron el 1%, lo esperado.

- Amazon presentó ayer unos resultados con unos beneficios de 5,07 $, subiendo espectacularmente desde los 0,4 $ del año pasado, muchísimo más de lo esperado que era 2,5 $.

Las ventas suben de 37.960 millones de dólares hasta 52.900 millones, ligeramente por debajo de lo esperado que era estar rondando los 53.400 millones.

La parte de comercio electrónico ha explotado en Estados Unidos y ha ganado más de cuatro veces las cifras del año pasado y muy por encima de lo esperado. Sin embargo, en el resto del planeta tiene unas pérdidas operativas que ronda los 500 millones, reduciéndose las pérdidas con respecto a las del año pasado, pero mejores de lo esperado.

Con respecto a la computación en la nube las ventas pasan de 4100 millones de dólares a 6100 y un beneficio operativo de 1640 millones de dólares, bastante más de lo esperado.

Evidentemente, la potencia que está desarrollando en el comercio electrónico cada día es un peligro mayor para sus equivalentes, así que no tardaremos demasiado en empezar a ver investigaciones por monopolio.

- Merck presenta resultados con unos beneficios por acción de 0,63 $, bajando desde los 0,71 $ del año pasado. Ajustados son 1,06 dólares, por encima de lo esperado.

Las ventas mejoran desde 9930 millones de dólares hasta 10.465, mejor de lo esperado.

Con respecto a las previsiones de 2018, las ventas tienen una horquilla más estrecha y solamente se diferencian en 800 millones, con el mínimo en 42.000 millones. Para los beneficios por acción, lo sube hasta una horquilla con un mínimo en 2,51 $ y un máximo en 2,59 $.

- Twitter presenta resultados con unos beneficios por acción de 0,13 $, mejorando desde las pérdidas de -0,16 $ el año pasado. Ajustados son beneficios de 0,17 $, ligeramente mejores de lo esperado.

El golpe es tremendo porque está descendiendo -15% tras conocerse las cifras en el fuera de horas y además las previsiones para el tercer trimestre colocan el EBITDA en una horquilla que va de 215 millones de dólares hasta 235, muchísimo peor de lo esperado que era superar los 266.

También hay preocupación por la media de usuarios activos, porque el segundo trimestre era de 335 millones, hay un incremento con respecto a los 326 millones del año pasado, pero desciende 1 millón con respecto al anterior trimestre y podría descender otra vez en el tercero. Recuerden que está cerrando cuentas falsas.

- Colgate Palmolive presenta beneficios por acción de 0,73 $, subiendo desde los 0,5 $ del año pasado. Ajustados son 0,77 $, lo esperado.

Las ventas mejoran de 3826 millones de dólares hasta 3886, por debajo de lo esperado.

- Exxon ha presentado resultados con unos beneficios de 0,92 $, subiendo desde los 0,78 $ del año pasado, peor de lo esperado que eran 1,27 dólares.

Las ventas pasan de 58.077 millones de dólares a 73.501, por debajo de lo esperado que era estar cerca de los 74.200.

Esto nos mantendrá muy ocupados vigilando los movimientos nada más comenzar, pero 30 minutos después de la apertura tendremos la lectura final de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan, donde necesitamos que se mantenga alta para que siga viéndose el efecto positivo de la rebaja de impuestos.

En el apartado técnico, podemos observar que los índices más industriales mejoraron en el día de ayer, pero el Nasdaq quedó tocado por Facebook. Hoy tenemos a Amazon como positivo pero Twitter e Intel como negativo, así que debemos andarnos con cuidado.

iws.gif