Jueves, 18 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. La guerra comercial vuelve a ganar fuerza por el movimiento de China

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos tras China decir que, como respuesta al anuncio de recoger el 25% de aranceles en 16.000 millones de productos chinos dentro de unos pocos días, ellos van a hacer exactamente lo mismo, donde se incluyen coches y productos agropecuarios.

Por lo tanto, tenemos un nuevo paso adelante y China sigue a pies juntillas todo lo que hace Estados Unidos, tal como comentó que haría.

Con respecto a lo anterior, desde la Reserva Federal, Barkin dice que deben seguir subiendo los tipos de interés porque los de referencia todavía no están en niveles normales, pero al mismo tiempo dice que cada vez hay más preocupación sobre los efectos de los aranceles, tipos de interés cada vez más altos y riesgos geopolíticos.

Lo anterior está haciendo que el dólar tenga un poquito más de mejora en el día de hoy, el Dólar index siga estando cerca de los niveles máximos anuales y está sentando mal a las materias primas.

Hablando de materias primas, hoy Irán ha advertido a la OPEP acerca de que el resto de miembros no intente modificar los objetivos de producción para seguirle el juego a Estados Unidos de cara a las más que seguras sanciones el 4 de noviembre para que no pueda vender su crudo. De hecho, dice que si no le hacen caso pedirá una reunión extraordinaria de la organización. En estos momentos el precio del crudo está descendiendo -1,5%, lejos de los 70 $ que ha estado rondando los últimos días, y eso que el Instituto API ha predicho un nuevo descenso contundente de la reservas semanales de crudo, pero la advertencia sobre los efectos de la guerra comercial del paso adelante de China, están lastrando mucho las perspectivas de demanda por afectar al crecimiento mundial, y eso se nota en el precio.

Hasta aquí, el sector de materiales y el de energía para estar bajo lupa, pero siente va a ser el sector tecnológico.

Recuerden que el propietario de tesla ha dicho que tienen intenciones, o más bien que está estudiando, sacar la compañía de la bolsa, dando la sensación de que le sienta bastante mal que sea juzgado por parte de los accionistas y eso dañe la imagen de la empresa y el valor de la misma. En estos momentos, tras el fuerte ascenso del día de ayer, hay una ligera recogida de beneficios, pero recuerden que el posible precio de recompra de las acciones está en 420 $. El veredicto de los accionistas a este movimiento va a ser determinante y de momento no están gustando en el Nasdaq.

En el plano técnico, ayer tuvimos otra buena sesión y creamos un nuevo máximo del mes, y nos acercamos muchísimo al máximo anual en el SP 500. El Nasdaq compuesto no atacó la zona de máximos y estamos muy lejos de esa zona tanto en el Dow Jones de industriales como en el NYSE. Ahora todos los ojos están puestos en la sobrecompra.

iws.gif