LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura de Wall Street. Siguen sin existir puntos negativos para el mercado

Se espera una apertura al alza en Wall Street siguiendo la dirección esperada de camino a vencimiento trimestral de derivados del día de mañana. Decimos que no existen puntos negativos no porque no existan, que los hay y muy importantes, sino que el mercado los está obviando porque lo único que está teniendo cuenta es la apuesta acerca de que al final Estados Unidos y China acabarán en un acuerdo comercial al ver que el lunes que viene los aranceles que pondrá a Estados Unidos a China son solo del 10% en lugar del 25%. China, recordemos, el 24 ha dicho que también impondrá aranceles a productos americanos por valor de 60.000 millones de dólares pero el hecho de que las autoridades chinas digan que no van a utilizar la cotización de su moneda para materializar las represalias por los aranceles, abre la puerta a que en realidad en el fondo sigue habiendo ganas de llegar a un acuerdo.

Por otro lado, recuerden que China ha dicho que tienen problemas para mantener el nivel de crecimiento y muchos creen que van a verse obligados a crear una nueva ronda de inversión en infraestructuras para poder sostener dicho crecimiento, cosa que está siendo uno de los factores que más está apoyando a la mejora de los precios de las materias primas, algo que se traduce en impulso alcista para el supersector de recursos básicos en Europa y para el de materiales en Estados Unidos.

Hablando de materias primas, hay que tener vigilado en los próximos tiempos al precio del crudo porque está rozando la cota de los 71 $ y es algo que viene muy mal a la economía mundial porque está disparando la inflación, tal como hemos visto las cifras de la misma en Reino Unido hace escasas horas. Con esto, hay una mejora sustancial de los tipos de interés en el mercado secundario de deuda y es uno de los factores que está haciendo que los bancos sean de los que mejor se están comportando a ambos lados del océano, descontando mejoras en su entorno por ver a las notas a 10 años en Estados Unidos colocarse ligeramente por encima del 3%, buscando atacar los máximos de este año. Sin embargo, el precio del crudo puede tener mucha volatilidad porque Donald Trump ha estallado contra la OPEP y les ha dicho que bajen el precio del crudo y es que además se ha referido a ellos como un monopolio. Recuerden que el 4 de noviembre aparecerán sanciones a Irán que provocarán que nadie pueda comprar cerca de 2,8 millones de barriles de producción del país y ellos han dicho que es imposible que dicha producción sea cubierta por otros productores, así que será muy difícil poder evitar que el precio del crudo siga subiendo, salvo que el resto de productores acate las órdenes de Donald Trump.

Lo anterior debería ser negativo para el precio del crudo, es decir, que el presidente de los Estados Unidos quiera que baje el precio del crudo, pero de momento lo único que pone de relieve es la dificultad para cubrir esa producción, por lo que se toma de manera positiva.

Y hablando del rey de Roma, hoy la OCDE ha advertido acerca de que ya se está notando el perjuicio de las tensiones de la guerra comercial, por lo que ha reducido las previsiones de crecimiento. Ellos dicen que hay que dejar a un lado la deriva proteccionista y que hay que hablar en el plano internacional respetando las reglas.

Como vemos, malas noticias hay, pero el mercado está loco buscando sólo las positivas… De cara al vencimiento de mañana.

La temporada de resultados sigue su curso y tenemos un negativo para el sector de tecnológicas:

Red Hat ayer tras el cierre presentó unos resultados con unos beneficios de su segundo trimestre fiscal de 0,46 $, bajando desde los 0,53 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,85 $, por encima de los 0,82 $ esperados.

Con respecto a las ventas, pasan de 723,4 millones de dólares hasta 822,7, cerca de 6 millones por debajo de lo esperado.

Para las previsiones del tercer trimestre fiscal los beneficios ajustados rondan los 0,87 $, por debajo de lo esperado. Las ventas también están por debajo de lo esperado, así que en preapertura está descendiendo cerca del -6%.

En cuanto a datos macroeconómicos, hemos tenido unas peticiones de desempleo semanales por debajo de lo esperado, rozando las 200.000, y además el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha quedado mejor de lo esperado con incrementos en partidas tan importantes como las de empleo o los nuevos pedidos.

30 minutos después de la apertura tenemos el dato de la venta de viviendas pendientes de escriturar. Recuerden que la construcción de viviendas subió más de lo esperado pero la preocupación está centrada en su indicador de medio plazo que no es otro que el de peticiones de permisos de construcción que está amenazando con perder la tendencia alcista.

En el plano tecnológico, estamos ya rozando la mayoría de índices la zona de máximos anteriores incluso con el Dow Jones de industriales habiéndolos superado hace ya unas cuantas sesiones. El SP 500 podría de crear un nuevo récord y esto hace que debamos poner mucho más cuidado en lo que pase después del vencimiento trimestral de derivados, especialmente el lunes cuando el mercado ya se quite de encima la presión de tener que controlarlo todo para mañana… y es el lunes es cuando se dispara los aranceles tanto en Estados Unidos como en China.

iws.gif