LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. Italia daña y Trump mantiene la tensión comercial

Se espera una apertura con un toque bajista en Estados Unidos siguiendo los problemas que tenemos en Europa en estos momentos por esa tensión aumentada de Italia con el resto de los socios europeos por seguir manteniendo un déficit en el presupuesto de 2019 por encima de lo que dictan las normas europeas. Además, comentarios acerca de que todo se arregla si Italia tuviese moneda propia, han puesto bajo más tensión al euro y han tenido que salir a la palestra diciendo que el Euro es irreversible para poder darle más apoyo.

Por otro lado, la alegría del mercado por ese nuevo acuerdo Nafta que debería rebajar la tensión comercial, está siendo utilizado para todo lo contrario, ya que todo el entorno de Donald Trump utiliza el éxito para decir que tienen razón a la hora de apretar las tuercas al resto del planeta, especialmente con China, así que todo el mundo se está haciendo a la idea de que la situación va potenciarse. Además, han dicho que incluso con este nuevo acuerdo con Canadá y México, los aranceles van a seguir estando en vigor.

Lo anterior ha puesto nervioso a más de uno porque si se va incrementar la tensión comercial a pesar de los acuerdos alcanzados, hay que tener cuidado con lo que ha comentado la presidenta del Fondo Monetario Internacional, pues dice que ya se está notando la desaceleración por estos aranceles. Por lo tanto, si ya se está notando, y hay ganas de aumentar la tensión porque se cree que la estrategia funciona, deberíamos estar preparados para todo.

El frente de las materias primas, el sector de materiales y el energético, pueden tener mucho movimiento, ya que la revalorización del dólar no es precisamente plato de buen gusto, pero hay que tener mucho cuidado porque el crudo en estos momentos está rondando los 75,44 $ debido a que cada vez hay más sensación de que no se va a poder cubrir la producción de Irán el mes que viene, y recuerden que tanto Rusia como la OPEP todavía no han dicho nada de aumentar la producción, por lo que sigue siendo válida la hipótesis de que utilizarán el precio del crudo para hacer daño a Estados Unidos por medio de un incremento de la inflación que apremia la Reserva Federal a subir los tipos de interés más de lo que les gustaría.

En los escasos resultados empresariales que quedan de la temporada, hoy conocemos:

Pepsi presenta resultados de +1,75$, subiendo desde los 1,49$ del año pasado. Ajustados son +1,59$, mejor que los 1,57$ esperados.

Las ventas pasan de 16.240 millones de dólares hasta los 16.490 millones, mejor de lo esperado.

El problema lo tenemos en las previsiones porque se reducen en 2018 a unos beneficios por acción en una horquilla entre 5,65$ y 5,7$ por problemas en las divisas. Sin embargo sube su perspectiva de crecimiento para las ventas orgánicas al menos al +3%.

En noticias destacadas de otros valores:

Amazon puede tener una ligera presión bajista tras anunciar que aumenta el salario mínimo hasta los 15 $ la hora para todos los empleados en Estados Unidos, lo que significa un mayor coste laboral, reduciendo los beneficios, aunque es un guiño muy importante al presidente norteamericano.

Además, Tesla vuelve a tener otro foco sobre ella porque en el tercer trimestre ha conseguido entregar 83.500 vehículos, de los cuales 55.840 son de su famoso Modelo 3. Con respecto a la producción, alcanza los 53.239 del modelo tres en el tercer trimestre, ajustándose a las previsiones de la propia compañía o incluso un poco por encima. El problema es que en China va a tener muchos problemas de crecimiento porque cabe la posibilidad de que los aranceles a esta compañía en concreto suban hasta el 40%.

En cuanto a datos macroeconómicos, tenemos poca cosa, como mucho el ISM de Nueva York poco después de la apertura.

En el plano técnico, hoy mucha atención a lo que pueda pasar porque la mejora del día de ayer no puso contra las cuerdas ningún máximo anterior, por lo que las estrellas de la noche que dejamos en índices como el NYSE o el Dow Jones de industriales, siguen mandando.

iws.gif