Martes, 22 Enero 2019

Apertura Wall Street. Dependemos de la valoración del dato de empleo

Se espera una apertura confusa en Estados Unidos a la espera de que el mercado acabe de reaccionar y digerir el dato de creación de empleo del mes de septiembre.

A grosso modo, hemos tenido una cifra de creación de empleo débil, se avisa de que están los efectos del último huracán, por eso puede haber salido más débil de lo esperado, pero hay fuertes revisiones al alza de meses anteriores, por lo que se compensa un poco. La tasa de desempleo ha descendido y además sigue habiendo un incremento muy potente de la interanual del incremento salarial medio por hora, por lo que en cierto sentido, la base de mejora de la creación de empleo sigue presente. El problema es que la cifra general ha salido más débil de lo esperado y eso está haciendo dudar muchísimo al mercado.

Cuando estamos en una situación así, en donde el mercado de riesgo no es capaz de valorar por sí mismo el dato, todo el mundo se pone a mirar al resto, es decir, si el dólar empieza a tener problemas, el mercado de riesgo podría encontrar algún tipo de apoyo, lo mismo que con el mercado de deuda, si empezase a bajar los tipos de interés, el mercado de riesgo por día tranquilizarse un poco porque podría entender que consideran que no acelera demasiado la inflación, más allá de lo descontado.

Como podemos imaginarnos, es un equilibrio realmente complicado y depende de quién incline la balanza hacia dónde, así que cada segundo debemos estar atentos de la reacción del resto de activos y mercados para saber hacia dónde se acaba inclinando la balanza, por lo que las incertidumbres muy alta.

Vean los datos completos aquí:

El mercado estaba verdaderamente asustado por lo que pudiera salir en el dato de creación del mes de septiembre porque hemos tenido unos datos macroeconómicos hasta la fecha realmente potentes y además el ADP arroja una cifra muy por encima de los 200.000.

La cifra final de creación de empleo en el mes de septiembre deja 134.000, por debajo de los 185.000 esperados. El dato del mes de agosto se revisa al alza desde 201.000 hasta 270.000 y el de julio también se revisa al alza de 147.000 hasta 165.000.

La tasa de desempleo pasa del 3,9% al 3,7%, una bajada superior a lo esperado que era un peldaño más abajo hasta el 3,8%.

El sector privado ha creado 121.000 trabajos, por debajo de los 180.000 esperados y el mes de agosto también se revisa al alza desde 204.000 hasta 254.000.

Los empleos estatales añaden 13.000 y el de agosto se revisa fuertemente al alza porque de una destrucción de 3000 puestos de trabajo aparece una creación de 16.000.

En las fábricas tenemos un incremento de 18.000 puestos de trabajo, mejor de lo esperado que era 12.000 y también se revisa al alza la cifra del mes de agosto que pasa de una destrucción de 3000 a una creación de 5000.

El sector de creación de bienes genera 46.000 puestos de trabajo, la construcción añade 23.000 y el sector servicios aumenta 75.000. Mucho cuidado con el sector minorista porque destruye 20.000 puestos de trabajo. Esto puede apuntar a que Donald se puede meter con Amazon.

Con respecto a las cifras anteriores, departamento de trabajo dice que la aparición del último huracán puede haber afectado a unas industrias.

Vamos lo detenemos el verdadero problema, es mejora salarial que puede apretar mucho la inflación y que asustó mucho en el mes de agosto. En el mes tenemos un incremento de la media salarial del 0,3%, lo esperado, y además la cifra del mes de agosto se rebajan una 10ª pasando del 0,4% al 0,3%. La interanual, que es la que asustó, tiene un crecimiento del 2,8%, lo esperado, y además la de agosto se mantiene en el 2,9%.

El dato general ha salido muy pobre pero debemos tener en cuenta lo que han comentado del huracán, así que habrá que tener cuidado en los meses posteriores por si existe una revisión al alza. Las revisiones del mes de agosto y de julio pueden compensar en parte y veremos cómo se toma ese incremento salarial del 2,8%, que es menor al del mes anterior, pero sigue siendo un incremento muy alto y aquí está el verdadero problema, porque si el veredicto del mercado es que es un incremento fuerte, el dato puede afectar negativamente al mercado porque apoya la inflación.

Por lo tanto, si se considera que el 2,8% de incremento salarial es potente, como ciertamente lo es, el dato es negativo para el mercado, negativo para los bonos y positivo para el dólar.

También hemos conocido la balanza comercial del mes de agosto en donde el déficit ha aumentado y además también ha aumentado con respecto a China, por lo que es un buen indicador de la economía interior, pero es mala noticia porque Donald Trump se puede enfadar todavía más y aumentar la agresividad con China, sabiendo que esa agresividad ha dado un resultado positivo en el Nafta.

En cuanto valores concretos tenemos:

Tesla vuelve a ser protagonista de malas noticias porque el propietario ha hecho un comentario en Twitter que ha sonado a mofa de la SEC, así que es una nueva muestra de su inmadurez y falta de capacidad de liderazgo, por lo que los inversores volverán a ponerse nerviosos otra vez.

Apple sigue luchando contra esa información publicada por parte de Bloomberg acerca de que China podría haber colado dispositivos de espionaje dentro de la cadena de suministros y también dentro de sus servidores.

Las tecnológicas también tiene malas noticias porque HP tiene una bajada de recomendación a neutral desde sobreponderar por parte de JP Morgan.

En el aspecto técnico, mucha atención porque el Nasdaq compuesto cerró ayer por debajo de la media de 50 sesiones y el Dow Jones de transportes está en esa misma zona. Además, también la ha tocado el NYSE y mucho cuidado a ese posible doble techo que está generando el Dow Jones de industriales.

iws.gif