Jueves, 13 Diciembre 2018

Apertura Wall Street. Pendientes de un posible rebote por una inflación algo más benévola

Se espera una apertura confusa pero con ganas de rebotar tras las fortísimas bajadas que tuvimos en el día de ayer, principalmente por ese respiro que ha supuesto una inflación con un crecimiento por debajo de lo esperado.

A estas alturas todo el mundo debería tener claro que el descenso que hemos tenido tan fuerte en los mercados norteamericanos viene por ese miedo a las subidas de los tipos de interés y además esa agresividad del presidente norteamericano con la política monetaria de la Reserva Federal, algo que no se había visto nunca, sobre todo por la crudeza y rudeza de las palabras utilizadas para referirse a ella.

La agresividad de Donald Trump deja al descubierto el punto flaco de la economía de Estados Unidos, el miedo a que la financiación se encarezca y frene la economía, aunque al Presidente le encantaría que estuviésemos toda la vida con tipos bajos de forma que hubiese una expansión infinita de la misma, cosa que nos llevaría sin remisión a una hiperinflación y una crisis futura bastante más potente de lo que se podría pensar en un primer momento.

Está suponiendo un arma de doble filo ver que el precio del crudo se sitúa otra vez por debajo de los 73 $, sobre todo porque hay diversos factores que apuntan a esa misma relajación, como por ejemplo la revisión a la baja de la perspectiva de crecimiento de la demanda en 2019, que coincide con esa revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional. Además, el Instituto API piensa que vamos a tener un incremento de las reservas semanales de crudo en cerca de 10 millones de barriles, así que la presión bajista es clara.

Lo anterior está haciendo que el supersector de petroleras sea el peor del día en Europa, así que mucho cuidado con el sector energético en el SP 500.

Lo anterior puede ser compensado por el sector de materiales, ya que con esa relajación de crecimiento de la inflación, el dólar está perdiendo potencia, ganan otras monedas, y el resto de materias primas está viendo apoyo.

El plano macroeconómico, las peticiones de desempleo semanales sube más de lo esperado pero siguen en niveles bajísimos, así que no está influyendo en el mercado. Aquí tienen todos los datos referidos a la inflación:

El IPC de septiembre en Estados Unidos crece sólo el 0,1%, en concreto ha mejorado sólo el 0,0588%, muy por debajo del 0,2% esperado.

La subyacente sube el 0,1%, pero esta vez tenemos redondeo a la baja porque la cifra real es un incremento de 0,1162%. También por debajo del 0,2% esperado.

La energía descienden los 0,5%, la gasolina -0,2%, el precio de los coches nuevos descienden en los 0,1%.

El IPC interanual sube el 2,3%, un descenso considerable desde el 2,7% de incremento anterior y además queda por debajo del 2,4% esperado.

La subyacente en la interanual queda estable en el 2,2%, por debajo del 2,3% superado.

El dato supone un respiro para los miedos del mercado acerca de que la inflación este presionando al alza las subidas de los tipos de interés, por lo que ver esta pausa y paso atrás es positivo para el mercado, es negativo para el dólar y positivo para los bonos.

La temporada de resultados está punto de comenzar en los valores potentes pero hoy hemos conocido los siguientes:

- Delta Air Lines ha presentado unos resultados de su tercer trimestre con unos beneficios de 1,91 dólares, subiendo desde los 1,61 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 1,8 dólares, por encima de los 1,74 $ esperados.

Las ventas alcanzan los 11.950 millones de dólares, justo por debajo de los11.960 esperados, pero creciendo cerca del 8% con respecto a los del año pasado.

El factor de carga repite cifras rozando el 87% y las ventas de pasajeros suben el 8%, por encima de lo esperado.

Con respecto a las expectativas para el último trimestre del año, los beneficios por acción están en una horquilla que va desde los 1,1 dólares hasta los 1,3 dólares, más o menos en rango de lo esperado.

- Walgreens ha presentado resultados con unos beneficios de 1,55 dólares, subiendo desde los 0,76 $ del año pasado. Ajustados son 1,48 $, por encima de los 1,44 dólares esperados.

Las ventas pasan de 30.150 millones de dólares hasta 33.440, pero se queda a cerca de 400 millones de lo esperado, por un crecimiento menor de lo esperado los productos farmacéuticos dentro de Estados Unidos.

Para 2019, su año fiscal, se espera que los beneficios por acción se muevan en una horquilla que tiene como mínimo los 6,4 $ y como máximo los 6,7 $, un poquito más alto de lo esperado.

El mercado esta región ando con fuertes descensos a esta hora en preapertura.

Valores concretos tenemos:

Apple realiza una operación corporativa al comprar un proveedor de chips, pero parece que todo el movimiento va encarado a poder crear sus propios diseños.

Tesla tiene movimiento porque aparecen informaciones acerca de que ya está listo el sustituto del presidente actual de la compañía, pero propio presidente ha desmentido la información.

En el plano técnico, simplemente vean el fortísimo descenso que tuvimos ayer en donde tanto el Nasdaq como el NYSE se colocaron por debajo de la media de 200 sesiones. Ahora estamos esperando ver si hay algún rebote y si empiezan a actuar dichas medias como resistencia en esos índices, siendo la de los otros la media de 50.

iws.gif