Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. PIB sí, Amazon no y Trump tampoco

Se espera una apertura negativa en Estados Unidos por los malos resultados de Amazon que le da el punto bajista otra vez a las tecnológicas, y además tenemos malas noticias desde Washington, en donde otra vez es imposible sacar adelante la reforma sanitaria, lo que retrasa todavía más poder ver una reforma fiscal.

Vamos a cerrar la semana en el mercado norteamericano y no lo vamos a hacer de una buena manera.

Los factores que tenemos encima de la mesa son tres: resultados empresariales, más preocupación por la administración de Donald Trump y además datos macroeconómicos.

Vayamos con el punto ligeramente positivo: la lectura avanzada del producto interior bruto del segundo trimestre ha quedado en lo esperado, que es un crecimiento anualizado del 2,6%. Es superior al mes anterior y además el consumidor ha repuntado con fuerza pero la inversión empresarial ha dado un pequeño paso atrás aunque sigue creciendo. La cuestión es que las cifras que más impacto tienen en la inflación siguen sin apoyar demasiado a la Reserva Federal para subir los tipos de interés, por lo que todo el mundo sigue temiendo que haya factores subyacentes que no acaben de dar apoyo suficiente para que la Reserva Federal tenga claras sus intenciones.

El primer punto negativo lo tenemos en los resultados empresariales. El más claro ha sido Amazon que ha dado unas cifras realmente muy malas pero no porque el negocio vaya mal, sino porque su dueño sigue obsesionado con los múltiples proyectos de ciencia ficción que está desarrollando y eso consume muchos recursos. Simple y llanamente los inversores deben confiar en que esos proyectos salgan adelante porque la cúpula directiva de ninguna manera va a pensar en los inversores, sólo en sus propios proyectos, tal como hacía Steve Jobs en Apple.

Veamos las cifras de otros valores que han presentado resultados hoy:

- Electronic Arts presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios netos de 2,06 $, subiendo desde los 1,4 del año pasado, mejores de lo esperado.

Las ventas netas subieron de 1270 millones de dólares hasta los 1450, mejores de lo esperado.

El problema es que para su segundo trimestre fiscal sus expectativas son de unas pérdidas netas de -0,18 $, y eso le está pasando factura en el fuera de horas.

- First Solar presentó ayer tras el cierre unos beneficios de 0,5 $, mejorando muchísimo desde las pérdidas de -0,11 $ del año pasado. Ajustados fueron beneficios de 0,64 $, mejores de lo esperado.

 

Las ventas descienden de forma considerable, pasando de 1020 millones de dólares a sólo 623, aunque son mejores de lo esperado.

 

Las previsiones para todo el año que ha presentado nos dejan una horquilla de ventas por encima de lo esperado y la horquilla de beneficios por acción casi multiplica por cinco la estimación, por lo que no es raro ver la razón por la que está disparándose más del 10%.

 

- Starbucks presentó ayer tras el cierre unos beneficios netos de 0,47 $, bajando desde los 0,51 $ del año pasado. Ajustados son 0,55 dólares, lo esperado, y subiendo desde los 0,49 $ del año pasado.

 

Las ventas alcanzan los 5700 millones de dólares, una mejora de casi el 8%, ligeramente peores de lo esperado. En centros con más de un año las ventas suben el 4%.

 

Va a cerrar cerca de 379 tiendas por bajo rendimiento, la mayoría la primavera del año que viene.

 

- Intel presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios de 0,58 $, subiendo fuertemente desde los 0,27 $ del año pasado. Ajustados son 0,72 $, mejor de lo esperado.

 

Las ventas alcanzan los 14.800 millones de dólares, una subida que ronda el 9%, mejor de lo esperado.

 

En un claro desafío a sus más recientes competidores, AMD y Nvidia, sube la perspectiva de ventas para todo el año hasta los 61.300 millones de dólares y unos beneficios por acción ajustados de tres dólares, todo por encima de lo esperado.

 

- Amazon es la estrella del día porque ayer tras el cierre presentó unos resultados con unos beneficios de 0,4 $, una escasa cifra que representa un descenso brutal del 77% con respecto al año pasado y mucho peores de lo esperado que era nada menos que 1,4 dólares.

 

Las ventas ascienden a 38.000 millones de dólares, mejor de lo esperado que eran 37.200.

 

La clave de todo el asunto no es que tenga problemas, es que está desarrollando muchos proyectos que tienen un coste muy alto, lo que daña los beneficios. En concreto, el gasto en tecnología y contenido aumentó nada menos que el 43%.

- Chevron ha presentado unos resultados con unos beneficios de 0,77 $, intentando darle la vuelta las pérdidas de -0,78 $ del año pasado. Las cifras son peores de lo esperado que eran beneficios de 0,86 $.

Con respecto a las ventas, pasan de 28.000 millones a 33.000 millones, justo lo esperado. Reconoce que las operaciones de extracción han tenido pérdidas de 1100 millones de dólares pero la de producción y refinado ha mejorado pasando de +537 millones de beneficios a 634

La última parte, también es una mala noticia, y es que otra vez no sale adelante la reforma sanitaria para poder tirar abajo la que creó Obama. Otra vez una muestra de que la administración actual tiene muy poco rendimiento político y cada golpe negativo que recibe aleja mucho más la posibilidad de ver una reforma fiscal como se prometió en las elecciones, lo que resta optimismo a los mercados de riesgo.

En el apartado técnico, seguimos muy pendientes de los problemas que aparecieron ayer. Cerramos ampliamente negativos en la mayoría de índices pero recuerden que levantamos la voz de alarma cuando el Dow Jones de transportes perdió de forma abrupta la media de 50 sesiones y marcó una divergencia bajista que al final iba a pasar mucha factura.

indicesws.gif

Dado que vamos a terminar la semana, echemos un vistazo al gráfico semanal y debemos estar muy atentos por si en el Nasdaq compuesto o el SP 500, hoy tenemos más descensos que acaben dejándonos algún intento de figura bajista justo cuando estamos en máximos.

indiceswssem.gif

Luis Javier Diez.