Sábado, 17 Noviembre 2018

Apertura Wall Street. Las elecciones toman el mando

Se espera una apertura ligeramente bajista en Estados Unidos mientras todos los ojos están puestos en las elecciones que se toman como una especie de plebiscito sobre el Presidente actual.

Hay muchísima incertidumbre en todos los operadores porque la verdad es que nadie tiene una idea clara de lo que puede pasar en función de los resultados, ya que el Partido Demócrata tampoco está teniendo una presencia exageradamente potente, por lo menos en un candidato en concreto que pueda plantar cara a los republicanos en las siguientes elecciones generales, por lo que no hay demasiada confianza en que se escoja a los demócratas sino que se castigue a los republicanos.

Por otro lado, sigue aumentando la preocupación sobre el destino de las tecnológicas. Todo el mundo tiene claro que es el sector que ha dominado el crecimiento durante los últimos años, así que la incertidumbre de la guerra comercial y las malas previsiones en el último trimestre de este año, están pasando factura haciendo que muchos reduzcan la exposición, lo que se traduce en que es el más castigado en las últimas semanas.

Recuerden que ha hecho mucho daño ese comentario que se hizo acerca de que Apple iba a recortar los pedidos a los proveedores porque los nuevos modelos del iPhone podrían haber tenido una fría acogida por parte de los consumidores, efecto en los proveedores que todavía dura a día de hoy.

La temporada de resultados sigue su curso:

- Eli Lilly presenta resultados de 1,12$, subiendo desde los 0,53$ del año pasado. Ajustados son 1,39$, más de lo esperado.

Las ventas suben de 5.660 millones de dólares a 6.060, ligeramente por encima de lo esperado.

Con lo anterior, sube las perspectivas para este año de beneficios por acción ajustados subiendo la parte baja de la horquilla 0,15$ y la alta +0,1$, hasta 5,55$-5,6$.

En el apartado macroeconómico, poca cosa, porque todos los ojos están puestos en la próxima reunión de la Reserva Federal, sobre todo para ver si los buenos datos de empleo acaba generando una mayor percepción de que los tipos de interés tienen que seguir subiendo de forma gradual, o tendremos alguna aceleración por encima de lo esperado, sobre todo porque los tipos de interés en el mercado secundario de la deuda a 10 años sigue estando en zona peligrosa.

En el apartado técnico, seguimos luchando en general contra la resistencia de la zona de los mínimos relativos del mes de octubre, ya que no tenemos unanimidad en la superación de esa zona y más con los nocturnos ahora mismo en negativo.

iws.gif