Domingo, 16 Diciembre 2018

Apertura en Wall Street. Preocupaciones en aumento y el día de Acción de Gracias

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos en donde tenemos exactamente las mismas piezas de preocupación que hace meses, sólo que poco a poco cada vez preocupan más, y a todo esto, una semana más corta de lo normal porque tenemos por delante el día de Acción de Gracias y además el famoso viernes negro.

Como piezas de preocupación, las tecnológicas. Seguimos teniendo muchos problemas con ellas y además en el nocturno el Nasdaq es el que más lo está pasando mal, porque Apple vuelve otra vez a tener movimiento negativo al aparecer una vez más noticias acerca de que está recortando líneas de producción de algunos de sus productos, así que vuelve otra vez el miedo a que su estrategia de aumentar precios no sea precisamente la que más demanda esté suscitando. Si miramos al gráfico a días, podemos ver que incluso con la recuperación desde los mínimos de este mes, seguimos teniendo como resistencia la media de 200 sesiones y cuanto más tiempo estemos aquí abajo, ante se producirá el cruce bajista de medias.

AAPL

Hablando de la situación técnica las tecnológicas, está saliendo por todos los lados la situación en Netflix, pues el cruce de la media de 50 sesiones sobre la de 200 está produciendo.

NFLX

Por otro lado, el precio del crudo. Hoy hemos conocido el recuento de instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes en donde en el crudo tenemos un incremento de dos instalaciones nuevas, una subida muy poca cosa con respecto a las últimas recientes, pero que significa que seguimos muy altos. Esto hay que vigilarlo especialmente de ahora en adelante porque si nos mantenemos cerca de los mínimos de este mes en el precio, veremos si pueden aguantar los pequeños productores americanos, una señal que podría ser utilizada por la OPEP para ahogar la producción en Estados Unidos, como ya hiciera en su momento.

El punto más importante es la oleada de comentarios que han surgido una vez habló el Gobernador de la Reserva Federal diciendo que él está contento por la situación de la economía norteamericana pero que veía más preocupante los signos de debilidad exterior. Con esta imagen, es normal pensar que la economía americana en algún momento notará problemas y si esos problemas aparecen por la debilidad exterior, estaríamos hablando de que la Reserva Federal debería replantearse su estrategia con los tipos de interés porque sentir en sus propias carnes una desaceleración económica, y seguir pensando en subir los tipos de interés, puede crear una bomba de relojería que acabe dañando la situación. Por lo tanto, el viernes pasado tuvimos varios comentarios acerca de que había que ir pensando dentro de la Reserva Federal no subir los tipos de interés demasiado. Esto, en un principio, era tomado de forma positiva por el mercado porque estaríamos hablando de que una parada en las subidas de los tipos de interés sería interesante para no encarecer la financiación y estirar este buen momento hasta que llegue la ralentización económica, pero por otro lado, los bancos no estarían muy apoyados y además estaríamos hablando de un freno a la economía por contagio internacional, algo que no es positivo como consecuencia de la tensión comercial instalada en el mundo por parte del presidente americano.

Y para ver los problemas de fondo, nada mejor que ver la evolución del indicador de situación entre consumo discrecional y consumo de artículos básicos. 

Recuerden que este indicador de fondo y sentimiento del mercado es de lo más sencillo. Simplemente pongan el ETF que sigue al sector de artículos básicos y el de consumo discrecional por igual y pongan el spread. Añadan el SP 500 para ver el comportamiento general.

La idea es que cuando se ven problemas en la economía o una amenaza para ella, los ciudadanos cortarán el gasto en caprichos pero se mantendrá el gasto relativo en artículos básicos. Por lo tanto, el spread se reducirá a favor del los artículos básicos.

Vean a semanas todo el planteamiento. En cuanto el spread saltó al alza la última directriz bajista, tenemos el desplome del SP 500, desplome del discrecional y una subida de los artículos básicos. 

Una vez más no ha fallado.

cons.gif

Precisamente, la política sigue siendo otro factor preocupante, comenzando por esa incertidumbre que hay ahora mismo dentro de Reino Unido para saber si estamos ante la fase final de un acuerdo de salida con la Unión Europea o el fracaso de las negociaciones y nos quedamos con un divorcio muy duro. Además, siguen apareciendo de vez en cuando comentarios por parte del presidente americano acerca de que las negociaciones con China siguen buen camino aunque son matizadas inmediatamente por miembros de su gobierno, lo que incrementa todavía más la incertidumbre global.

En la parte técnica, seguimos muy pendientes de esos hombros cabeza hombro invertidos que estamos desarrollando últimamente ya que le falta cerrar la parte final, pero necesitamos catalizadores y de momento está costando muchísimo que aparezcan, y muchos ya están fijándose en la posibilidad de que los temores acerca de una mala jornada consumista este fin de semana, no sean una realidad.

iws.gif