LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura en Wall Street. Viejos y nuevos miedos se apoderan del mercado

Serenitymarkets,com Se espera una apertura bajista en el día de hoy en Estados Unidos en donde parece que tenemos un golpe de realidad, porque viejos miedos como la guerra comercial con China, con las nuevas peores previsiones sobre Apple, se unen a esa chispa que acaba de encender General Motors y que está siendo analizada al detalle.

Primero de todo, recordemos que el día de ayer tuvimos una buena sesión porque las tecnológicas consiguieron alejarse de los mínimos del mes pues había cierto optimismo por ver que el consumidor se comportaba de forma muy potente en el viernes negro y que el lunes cibernético ha ofrecido buenos datos de ventas, pero el mercado sigue preocupado por factores más de fondo.

Por un lado, hoy hemos conocido que el índice de precios de 20 zonas metropolitanas de Estados Unidos concatenan el segundo mes con nulo crecimiento, 0%, algo que está preocupando muchísimo porque recuerden que hace bien poco la Reserva Federal dijo que no había que pasarse con las subidas de los tipos de interés. Precisamente, la subida de los tipos de interés han impulsado los tipos hipotecarios al alza y ya amenazan con dañar a la demanda, lo que puede ser uno de los motivos por los que no hay crecimiento de los precios, algo que avisa de que hay que tener cuidado porque dentro de poco podríamos empezar a ver daño económico.

Hace escasos minutos hemos conocido la opinión de Clarida, de la Fed, y nos ha dado una especie de cal y otra de arena. Por un lado sigue diciendo que tal como están las cosas una subida de tipos gradual es la mejor manera para poder aguantar el crecimiento, pero por otro lado avisa de que la Reserva Federal está constantemente actualizando sus estimaciones acerca del nivel de desempleo consistente con una inflación estable y unos tipos de interés neutrales. Es decir, que siguen haciendo cálculos para saber si el ritmo adecuado es el actual o hay que variarlo. Por tanto, hay que tener cierto cuidado porque en cualquier momento nos pueden dar un aviso y este aviso mover mercado.

Bastante relacionado con el punto anterior está lo que ha pasado con General Motors, pues ayer dijo que iban a reducir su fuerza laboral el 15% y además el 25% de los ejecutivos para poder tardar menos en tomar decisiones. Además, piensa en cierta reestructuración porque el futuro lo ve bastante claro como por ejemplo que el 75% de sus ventas globales, en volumen, vendrán de cinco arquitecturas de vehículos en los próximos 10 años, lo que busca crear resistencia y rendimiento favorable en los próximos tiempos. Esto ha sido tomado como una cosa positiva y al mismo tiempo negativa. La parte positiva es que están poniendo la venda antes de la herida y quieren evitar que les pase como la anterior crisis, que recuerden que fue una de las más dañadas. Sin embargo, el punto negativo es que precisamente una compañía no hace esto sino ve las orejas al lobo y recordemos que hay un verdadero problema con los préstamos para coches, la perspectiva de una bajada de demanda de vehículos por las nuevas reglamentaciones contra los gases contaminantes, y además la carrera por el coche eléctrico, junto con otros modos de movilidad personal que pueden reducir mucho la cuota de mercado de este tipo de método de transporte.

Todavía está por ver cuál puede ser la reacción de Donald Trump, ya que es una de las decisiones que suele doler justo cuando se está buscando lo contrario con políticas como por ejemplo los aranceles.

Y ahora entramos en otro factor, ya que si en algún momento habíamos tenido cierta relajación porque se dijo hace semanas que las negociaciones con China iban por buen camino y se iba buscando un acuerdo, ahora resulta que el presidente norteamericano dice que él sigue adelante con los aranceles, lo que ha asustado a todo el mundo. Además, también en relación con el sector de la automoción, Tesla ha dicho que en China ha vendido un 70% menos porque los aranceles ya muerden, así que entendemos este movimiento por General Motors, que otra vez, la ve venir.

Y a Apple le pasa exactamente lo mismo, no sólo está afectado por una posible menor demanda de sus nuevos productos, recuerden la reducción de las líneas de producción, la reducción de las perspectivas de ventas y beneficios de los proveedores de Apple, sino que el propio Donald Trump ha dicho que los iPhone podrían tener aranceles porque están fabricados en China, así que el descenso que está teniendo hoy la marca de la manzana es una presión bajista clara.

Pasando más al plano macroeconómico, 30 minutos después de la apertura tendremos la confianza del consumidor creado por la Conference Board, y necesitamos que esté lo más alto posible para que refuerce las cifras que podamos tener de esta temporada navideña.

En el plano técnico, seguimos mirando con lupa la actuación del Nasdaq porque lo más importante ahora mismo no es respetar la zona de soporte que está marcado de forma general en los mínimos de octubre, sino lo que va a pasar cuando empecemos ya a tener mas cruces bajistas de la media de 50 sesiones sobre la de 200, porque recuerden que el NYSE ya la tiene hace tiempo y hoy podríamos confirmar el cruce del Dow Jones de transportes y del Nasdaq, nada menos. Por lo tanto, cualquier movimiento bajista ahora hay que tener muchísimo cuidado con él.

iws.gif

Últimos videos (interior)