Domingo, 16 Diciembre 2018

Apertura en Wall Street. Aumenta la preocupación por el mercado de deuda

Se espera una apertura bajista en Wall Street un día después de la euforia por ese acuerdo de pausa en el incremento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Sin embargo, según iba pasando el tiempo, aparecen más dudas acerca de que ese acuerdo tenga una vida longeva, lo que significa que muchos han preferido deshacer posiciones y recoger algo de beneficios. Por desgracia, según estábamos muy contentos por el acuerdo, otro problema estaba apareciendo y que es el punto de atención en el día de hoy: los comienzos de la inversión de la curva de tipos en Estados Unidos.

Todo el mundo está hablando de esto, y es que en el día de hoy ya tenemos varios tramos de la curva de tipos en negativo, lo que significa que la parte de más corto plazo está por encima de la de largo plazo. En concreto, las que están invertidas son la de dos y la de cinco años y la de dos y la de tres años. La cuestión es que si esto es el comienzo de un movimiento más largo, implica que el mercado de deuda está empezando a cambiar, por lo que se genera una situación en donde no compensa tener mucho tiempo invertido el dinero, se premia más la alta rentabilidad y encima tener el dinero recuperado en el menor tiempo posible, lo que en cierto sentido aumenta la seguridad.

Teniendo cuenta lo anterior, es claro pensar que si la de corto plazo compensa, es muy difícil que se adquiera financiación a precio razonable para hacer proyectos de largo plazo, ya que el mayor interés estará en la parte corta, que es la que nos deja más maniobrabilidad. Esto significa que empiezan a verse problemas por delante y eso es muy grave porque precisamente se supone que estamos en un boom, a pleno efecto de las rebajas fiscales y con una economía en clara expansión. Sin embargo, el mercado está empezando a ver que los problemas se amontonan y el guiño de la Reserva Federal acerca de que en 2019 habría que revisar la política monetaria porque nos estamos acercando a los tipos neutrales, pues es un aviso de que estamos perdiendo cierto impulso, cosa que ya se avisó hace unos cuantos meses cuando se pronosticaba que en 2019 se iba esfumar el impulso de la rebaja de impuestos.

Por si fuera poco, volvemos otra vez a mirar a los valores tecnológicos porque hoy el HSBC ha bajado la recomendación a Apple desde comprar hasta neutral, por lo que este movimiento nos impide recuperar zonas de precios relevantes y nos mantiene por debajo de lo que sería deseable para poder evitar un cruce bajista desde la media de 50 sesiones con la de 200.

En el plano macroeconómico, hoy tenemos muy poca cosa ya que sólo destaca el ISM de Nueva York unos minutos después de la apertura, y es un indicador de segunda o tercera fila.

En valores concretos tenemos:

Toll Brothers ha presentado resultados mejores de lo esperado tanto en beneficios como en ventas, sin embargo ha sentado francamente mal la cifra de los pedidos, ya que ha tenido un descenso por primera vez en cuatro años. Recuerden que es una constructora y que el mercado inmobiliario está empezando a tener serios problemas, por lo que ver que las constructoras están empezando a tener menos pedidos implica que cada vez hay menos ganas de enfrentarse a una financiación cara, lo que refuerza la hipótesis de que el sector está empezando a flaquear.

Boeing tiene problemas porque hay informaciones acerca de que podría sufrir cancelaciones como consecuencia del accidente que tuvo el modelo 737 en octubre.

En el apartado técnico, verán que ahora mismo lo que tenemos en juego es no solo mantenernos por encima de la media de 200 sesiones en muchos índices, sino hacer caso o intentar evitar la extensión de los cruces bajistas de la media de 50 con respecto a la de 200, por lo que el resultado del día de hoy es crucial para saber si el mercado ve razones para buscar valoraciones más altas o esa tendencia de las medias se reafirma.

iws.gif