LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. Otra vez las piezas del tablero a favor de la Reserva Federal

Se espera una apertura que se debate entre un toque bajista y cierta neutralidad, ya que necesitamos digestión de lo que acabamos de saber en el día de hoy, la actuación y valoración del Banco Central Europeo, datos económicos en Europa, y los resultados empresariales.

Por un lado, hoy el Banco Central Europeo ha dejado los tipos de interés sin cambios y ha reconocido que las cosas están empeorando y si los factores encima de la mesa se quedan durante más tiempo, el efecto negativo será más profundo y más largo de lo esperado. Evidentemente, todo el mundo está mirando a la guerra comercial y al cierre de la administración en Estados Unidos.

Recordemos que el Banco de Japón en el día de ayer dejó los estímulos en su lugar y advirtió del incremento de los riesgos para la economía, así que el BCE pone su granito de arena en el mismo plato de la balanza.

Redundando en el plato de la balanza anterior, hoy hemos conocido que el índice de directores de compra compuesto de la zona euro en el mes de enero crea otro nuevo mínimo, dando extensión al descenso que tuvo lugar durante todo 2018.

El problema es que hoy hemos conocido el dato de peticiones de desempleo semanales en Estados Unidos y se ha colocado por debajo de las 200.000 por primera vez desde 1969 nada menos. Esto es una clara muestra de la fortaleza del mercado laboral en Estados Unidos pero tiene una sombra, que con el cierre de la administración puede hacer datos que no se están contabilizando como corresponde, así que si alguna vez vuelve abrir la administración otra vez, podríamos ver correcciones de algunos datos que estamos conociendo a día de hoy.

Quitando el punto anterior del cierre de la administración, lo que está claro es que el mercado laboral sigue fuerte, y es un apoyo muy claro a la Reserva Federal para que siga pensando en subidas de tipos de interés.

Mezclando todo lo anterior, lo que tenemos es un aumento de la demanda de activos que representan seguridad, sobre todo la renta fija pública bajando los tipos de interés descontando precisamente desaceleración, y además un efecto negativo en los activos de riesgo pensando en más desaceleración económica. Por otro lado, tenemos debilidad en el euro que está dando más fortaleza al dólar, por lo que las materias primas se ven dañadas.

Los ojos macroeconómicos pasan a Estados Unidos, porque 15 minutos después de la apertura tendremos la lectura preliminar del mes de enero de los índices de directores de compra, así que veremos si hay sustos.

Dado que el lunes fue fiesta, hora y media después de la apertura conoceremos la presentación de las cifras oficiales de reservas semanales de crudo, que el Instituto API espera una decente subida en las tres partidas, crudo, destilados y gasolina, dentro de una pauta estacional que está muy marcada en los últimos tiempos.

La temporada de resultados sigue su curso pero esta vez no tenemos a los grandes con cifras unánimes para el mercado. Como mucho los semiconductores están favorecidos por los resultados de Texas Instruments y los de STMicroelectronics en Europa:

- Ford presentó ayer tras el cierre resultados unas pérdidas de -0,03 $ por acción del último trimestre cuando el año pasado tuvo beneficios de 0,66 $. Ajustados fueron beneficios de 0,3 $, recuperando las pérdidas de -0,09 $ del año pasado. Las cifras son peores de lo esperado que eran beneficios de 0,32 $.

Las ventas alcanzan los 41.800 millones de dólares, una mejora cercana al 1% y muy por encima de lo esperado.

- Texas Instruments presentó ayer resultados con unos beneficios por acción de 1,27 dólares, subiendo bastante desde los 0,34 dólares del año pasado, mejores de lo esperado que eran 1,24 dólares.

Las ventas empeoran ligeramente pasando de 3730 millones de dólares hasta 3720.

Con respecto a las perspectivas, para el primer trimestre de este año la horquilla está entre 1,03 dólares y 1,21 dólares, un poquito por debajo del rango esperado.

- Bristol-Myers Squibb presenta resultados con unos beneficios de 0,73 $, recuperando más o menos la mitad de lo perdido el año pasado con pérdidas de -1,42 dólares. El dato es inferior a lo esperado que eran beneficios de 0,85 $.

Las ventas alcanzan los 6000 millones de dólares, un crecimiento del 10%, justo lo esperado.

Para este año esperan que las ventas crezcan más o menos alrededor del 5% y la horquilla de beneficios tenga como máximo los 3,85 $ y como mínimo los 3,75.

- Freeport McMoRan presenta resultados con unos beneficios de 0,09 $, bajando fuertemente desde los 0,71 $ del año pasado. Ajustados son 0,11 $, también bajando con respecto al año pasado, y por debajo de lo esperado.

Las ventas descienden desde los 5040 millones de dólares hasta los 3680, por debajo de lo esperado.

Al mercado no le sienta bien las cifras y desciende -4% preapertura.

La pelea en el plano técnico sigue siendo exactamente la misma, esperar que el soporte de la media de 50 sesiones junto con los mínimos de octubre aguante.

iws.gif