LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. Semana como un campo de minas y ahora la tecnología empeora (actualizado)

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos en el comienzo de una semana repleta de eventos. Los más importantes, y los que afectan más a Wall Street, se reparten entre la reunión de la Reserva Federal, el dato de creación de empleo del mes de enero a finales de esta semana, y además el comienzo de esa nueva ronda de conversaciones entre China y Estados Unidos en suelo norteamericano. Para meter más presión, hoy NVIDIA ha dado un mal Profit Warning  sobre los resultados del último trimestre apuntando a China.

Lo que más nos está haciendo daño es precisamente esa advertencia de malos resultados del último trimestre del año de NVIDIA que está haciendo que se desplome -11% en preapertura y no sólo eso, es que dice que en China la demanda del sector de los videojuegos se está deteriorando, por lo que esta teniendo efecto contagio a todo el ecosistema que va desde microprocesadores, ordenadores, etcétera, así que semiconductores como Intel o AMD también están siendo arrastrados a la baja.

Por lo tanto, el Nasdaq es el más dañado en estos momentos.

Lo anterior es otra advertencia clara de una empresa americana que ya está sufriendo los golpes de la tozudez de Donald Trump con la guerra comercial. El propio Presidente dice que está siendo una estrategia ganadora, pero a todas luces las empresas empiezan ya a sentir los problemas de la desaceleración económica generada por su nefasta estrategia comercial.

Para subrayar todo esto, hoy hemos conocido los datos de beneficios empresariales en China que han quedado por debajo de lo esperado, así que poco a poco estamos presenciando una especie de efecto bola de nieve que nadie sabe cuándo puede terminar, pero que suponemos que en el entorno del presidente americano empieza ya a emerger las presiones para que las cosas cambien, lo que puede traducirse en un acuerdo antes de lo esperado con China, por mucho que el Secretario de Comercio diga que están a kilómetros de distancia de poder alcanzarlo.

Todo esto también puede tener repercusiones en la reunión de la Reserva Federal de esta semana, ya que recuerden que no están en una situación prefijada para cada reunión, sino que van a tener en cuenta todos los datos. Las peticiones de desempleo semanales siguen bajísimas, la creación de empleo también sigue muy fuerte, y hoy hemos conocido el índice de actividad nacional de la Reserva Federal de Chicago que sigue en terreno positivo, lo que significa que la economía lo está haciendo mejor que su media histórica, así que sigue habiendo presión para que la Reserva Federal mantenga la idea de subir los tipos de interés, pero no sabemos hasta qué punto están monitorizando las advertencias de las empresas, ya que están llegando en un momento antes de que aparezca el efecto en los datos económicos.

El apartado técnico es extremadamente delicado porque todavía no podemos decir que nos hemos librado de esa resistencia formada por la media de 50 sesiones, buscando un cambio de tendencia, porque necesitamos un catalizador que precisamente favorezca la tendencia, y de momento no lo tenemos, aunque todo el mercado está esperando que aparezca algo que anime a pensar en una recuperación de la economía, así que todos los ojos van directos hacia un reconocimiento de que no pueden subir los tipos de interés este año por parte de la Reserva Federal, o el alcance de un acuerdo comercial.

iws.gif

 

Y casi se nos olvida, los malos resultados de Caterpillar, que también miran a China:

Caterpillar ha presentado resultados de su último trimestre de 2018 con unos beneficios por acción de 1,78 dólares, recuperando parte de las pérdidas de 2,18 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 2,5 dólares, bastante por debajo de los 2,99 $ esperados.

Las ventas totales aumentan de 12.900 millones de dólares hasta 14.340, cuarenta millones por encima de lo esperado. En la sección de industria de construcción hay aumento de las ventas pero por debajo de lo esperado. La industria de recursos básicos también aumenta las ventas y esta vez por encima de lo esperado. En cuanto a transportes y energía las ventas también aumentan y por encima de lo esperado.

Con respecto a las perspectivas para 2019, la horquilla de beneficios tiene un mínimo de 11,75 $ y un máximo de 12,75 $, muy pero que muy poco por encima de lo esperado.

El mercado no se toma bien las cifras y tiene un descenso preapertura de -3%.