Jueves, 16 Agosto 2018

Apertura bajista esperada en Wall Street

Se espera una apertura bajista claramente en Wall Street, con los futuros a estas horas bajando, los del Nasdaq un 0,6% y los del S&P 500 el -0,4% que para lo poco que se mueven últimamente es bastante. 

En primer lugar la situación en Corea del Norte, con EEUU y los coreanos lanzándose amenazas sigue siendo una fuente de inquietud de momento moderada. Si el asunto pasara mayores ya sería otro tema. Sigue la amenaza sobre la Isla de Guam, que es el territorio de EEUU más cercano a Corea del Norte, aunque estos últimos ya han dicho que los misiles caerían a 30-40 km de la Isla sin dar en ella. 

Los valores refugio con todo esto andan moderadamente activados. 

Ayer ya se tenía el mismo miedo, pero sin embargo las bolsas de EEUU recuperaron casi todo el terreno perdido. Y fue debido a las declaraciones de Tillerson, secretario de estado de la administración Trump. Dijo que no era para tanto, y literalmente que los americanos podían dormir tranquilos, que no habría ataques, y que Trump usaba ese lenguaje dadas las peculiaridades del dictador al frente de Corea. Pero que era lenguaje retórico. 

El petróleo está subiendo con fuerza lo que favorece a las petroleras, debido a subida de previsiones de demanda mundial en 2018 de la OPEP, al dato de ayer de inventarios y a las declaraciones de varios clientes de Arabia Saudita asiáticos, que dicen que les están rebajando los pedidos. 

Un factor bajista claramente además de lo de Corea es el hecho de que dos grandes cadenas minoristas Kohl's y Macy's hayan dado malas ventas. Así la primera baja en preapertura el 2% y la segunda el 1%. El mercado es muy sensible a este sector porque a fin de cuentas muestran indirectamente la fortaleza del consumo que lo es todo en EEUU. 

Un factor importante igualmente en apertura es el dato que hemos conocido a las 14h30 de Precios de producción industrial, que han quedado claramente más bajos de lo esperado, y además con la mayor bajada en 11 meses. Parece que están algo distorsionados por la bajada costes de productos de energía, pero no del todo. El caso es que la inflación, aunque sea de forma indirecta en el caso de este dato, sigue sin asomar los dientes. Y el dólar vuelve a quedarse con pocos argumentos para subir. Es una cifra que vuelve a bajar las posibilidades de una subida de tipos más este año. De hecho los futuros sobre fondos federales no lo descuentan ni siquiera al 50%, lo cual es bastante llamativo, y favorable para los bonos, desde luego. 

Hoy habrá que estar atentos a la intervención de William Dudley, de la FED de Nueva York, alguien influyente en la Reserva Federal que hablará a las 16h00 en una conferencia. Sus comentarios podrían mover especialmente al dólar.